Alienta venta de cigarros sueltos tabaquismo entre los niños

Especialistas consideran que el tabaco de sabor y la publicidad elevan el consumo en menores
En los puestos se pueden adquirir cigarros sueltos de cualquier marca por precios que van desde los cuatro a los seis pesos (YADÍN XOLALPA. EL UNIVERSAL)
31/05/2017
03:20
PERLA MIRANDA Y TASNEEN HERNÁNDEZ
-A +A

A pesar de medidas como el incremento del impuesto al tabaco en México, 86 mil menores de edad, quienes cursan quinto y sexto grados de primaria, han comenzado a fumar. Esta incidencia se ve fortalecida por la venta de cigarros sueltos, la cual está prohibida.

Según la encuesta nacional de adicciones de 2011, los fumadores diarios comenzaron a ingerir tabaco a los 12 años, actualmente, la edad bajó hasta los 10 años.

Al conmemorarse el Día Mundial sin Tabaco, Juan Zinser Sierra, presidente del Consejo Mexicano contra el Tabaquismo, dijo que las políticas para combatir el consumo del cigarro no han sido eficientes por prácticas como la venta a granel. “Los consumidores más jóvenes, quienes inician desde los 10 años, tienen más acceso al tabaco porque en cada esquina encontrarán un puesto que les venda los cigarros”.

El Coordinador de la Alianza Nacional para el Control del Tabaco (Aliento), Juan Núñez Guadarrama, aseguró que las autoridades saben que existe un inicio precoz en el consumo del tabaco, lo que no sólo es responsabilidad gubernamental, sino de los maestros, padres de familia y de los adultos que conviven con los menores de edad.

“Que un niño empiece a fumar a los 10 años no sólo es porque vendan cigarros sueltos, existe una responsabilidad compartida que no hemos llegado a entender muy bien. Otro pendiente son las imágenes que se incluyen en las cajetillas de cigarros, justamente para disuadir, no tanto a los fumadores, si no los que van iniciando y son justamente los chavos que no quieren verse relacionados con esas imágenes tristes de enfermedades, de un feto o una rata muerta como imagen de las cajetillas de tabaco. Las imágenes son pequeñitas, de 30% del empaque, cuando el compromiso es que mínimo fueran de 50%”.

Además de la venta de cigarros sueltos, según reportes del programa MPOWER, impulsado en 2008 por la Organización Mundial de la Salud y que tiene que ver con políticas públicas para retroceder la epidemia del tabaquismo, México alcanzó una calificación de 5.5 de una escala de 0 a 10, fallando, sobre todo, en políticas que promuevan espacios libres de tabaco, así como la regulación de la promoción y publicidad del mismo.

“Respecto a la Ley General para el Control del Tabaco (LGCT), hay claroscuros, hay avances notables como la participación de la sociedad civil; sin embargo, aún nos falta el empuje tanto del Ejecutivo como del Legislativo a nivel federal, en combinación con los empresarios y la sociedad civil. Son tareas que hay que impulsar para que México sea 100% libre de humo de tabaco”, comentó Eduardo del Castillo, director de Comunicación Diálogo y Conciencia.

Los especialistas lamentan que la iniciativa para proteger la salud de los mexicanos en todos los espacios públicos cerrados del país, presentada por la diputada, Rosalina Mazari, no se haya discutido y aprobado en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados para pasar al pleno.

Advierten que a pesar de que México se ha comprometido a cumplir el Plan de Acción Mundial para la Prevención y el Control de las Enfermedades No Transmisibles 2013-2020, que urge a los gobiernos a reducir la prevalencia de consumo de tabaco 30% hacia 2015, si no se aplica el programa MPOWER no será posible alcanzar la meta.

Según el estudio, de continuar con esta tendencia, y aunado a las fallas en la implementación, México mantendrá el segundo peor desempeño de las 14 economías más importantes de la región.

En el país, el cáncer de pulmón es la primera causa de muerte por en hombres y mujeres. Al menos 95% de los casos de este tipo de afección se diagnostican en etapas avanzadas, lo cual limita su tratamiento.

El pronóstico de supervivencia media es de cuatro a cinco meses sin tratamiento y de hasta tres años con los procedimientos adecuados, señaló el especialista. A nivel mundial, se estima que el consumo de tabaco cobra la vida de más de 7 millones de personas al año, una cifra que. según las previsiones, aumentará hasta más de 8 millones de fallecimientos anuales en 2030, si no se intensifican las medidas para contrarrestarlo.

Zinser Sierra expresó que el tabaquismo es perjudicial para cualquier persona. Empobrece a las familias y debilita las economías nacionales.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS