Se encuentra usted aquí

Estados cobijan migrantes en EU

Las principales entidades expulsoras de mexicanos cuentan con diversas oficinas para ayudarles; ante la nueva oleada antiinmigrante busca reforzarse con recursos y otras medidas
En Chicago, Los Ángeles, Nueva York y Houston se encuentran —principalmente — las representaciones de los estados mexicanos para proteger y apoyar a los connacionales en EU. (SERGIO GARCÍA. ELUNIVERSAL)
15/05/2017
02:11
Ariadna García
-A +A

Para apoyar a los mexicanos que viven en Estados Unidos sin documentos legales, así como a los que retornan a su lugar de origen, gobiernos de los estados comenzaron a movilizarse, a través de sus casas de migrantes y emprendieron distintas estrategias de política pública.

Entidades como Zacatecas, Jalisco, Michoacán, Guerrero, la Ciudad de México, Guanajuato y el Estado de México, entre otras, comenzaron a reestructurar sus representaciones en Estados Unidos.

Las entidades federativas buscan fortalecer el apoyo jurídico a los connacionales.

Recientemente la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) acordó implementar una fuerte estrategia de defensa jurídica para mexicanos que viven en Estados Unidos.

En febrero, el entonces presidente de la Conago, el gobernador Graco Ramírez (Morelos) y Miguel Márquez Márquez (Guanajuato) tuvieron contactos con la Asociación Nacional de Gobernadores de Estados Unidos.

Además, mandatarios de distintas entidades se preparan para realizar visitas a la Unión Americana, con el objetivo de reunirse con mexicanos que viven en ese país.

Las entidades federativas se apoyan en los clubes de connacionales para poder estar en contacto con su gente y a partir de ahí establecer los apoyos.

En Chicago, Los Ángeles, Nueva York y Houston se encuentran —principalmente— representaciones de los estados mexicanos.

“Se trata de defender a todos nuestros connacionales que viven allá y que de alguna manera necesitan apoyo en estos momentos difíciles”, comentó José Luis Gutiérrez, secretario del Migrante de Michoacán.

En entrevista, el michoacano —quien vivió en Chicago— señaló que el gobierno de Silvano Aureoles ha duplicado los recursos para apoyar a migrantes y hoy se contarán con 70 millones de pesos para atenderlos dentro y fuera del país.

Michoacán tiene dos casas de migrantes: Chicago y Los Ángeles, y analiza la posibilidad de abrir una más en Texas. Añadió que si el ajuste presupuestal se los permite, estarían pensando irse a Carolina del Norte, Georgia y Nevada, por el alto número de michoacanos que se han establecido en esas zonas.

“Desde hace varios meses venimos trabajando en forma coordinada con los consulados en cosas específicas, una principal es la campaña Conoce tus Derechos, enfocada a los migrantes, principalmente a los indocumentados”, señaló José Luis Gutiérrez.

Añadió que la preocupación hoy son todas las órdenes ejecutivas que ha firmado el presidente estadounidense, Donald Trump, y que afectan directamente a los migrantes.

En el caso del Estado de México, Betina Chávez, coordinadora de Asuntos Internacionales y Atención a Migrantes, mencionó que se han destinado desde el año 2016 al menos un millón de dólares para asistencia a mexiquenses en la Unión Americana.

Además, dijo, se tiene establecido un programa para recibir a los repatriados.

“Se tiene un plan de acción específico con las secretarías del Trabajo, Desarrollo Social y Educación del estado, para atender la calidad del regreso de los connacionales mexiquenses. La prioridad es que tengan un lugar en donde vivir que revaliden sus estudios o encuentren empleo de manera inmediata”, comentó.

El Estado de México tiene casas de migrantes en Houston, Texas; Chicago, Illinois y Los Ángeles, California.

La coordinadora del departamento de Comunicación Social del Instituto Estatal de Atención al Migrante en Guanajuato, Pauliette Morales, mencionó que la entidad cuenta actualmente con cinco oficinas de enlace para las personas que residen en Estados Unidos.

Las oficinas se ubican en los estados de California, Illinois, Carolina del Norte, Texas y Georgia. Las últimas tres sólo son atendidas por una persona y las dos primeras, debido a que se ubican en los estados con mayor número de guanajuatenses, cuentan con dos personas para la atención de connacionales.

Durante el año 2016, las oficinas de Guanajuato en Estados Unidos atendieron a 197 mil 953 mexicanos.

Betina Chávez comentó que durante el año pasado las casas mexiquenses de atención a connacionales no recibieron asuntos de asesoría legal delicada; en cambio, detalló que se atendieron 10 mil 500 casos de repatriación de cuerpos, personas enfermas y menores de edad; 20 mil de gestión de documentos y 500 de diversos tipos. Esto arrojó un total de 40 mil trámites financiados con el millón de dólares que destinó el gobierno estatal.

Guerrero, otro de los estados altamente expulsor de migrantes, cuenta con tres casas del migrante en Estados Unidos, dos operando en Santa Ana, California, y en Chicago, Illinois; y una próxima a inaugurarse, en Houston.

La directora de comunicación social de la Secretaría del Migrante del gobierno del estado, Flavia Irene Rodríguez, informó que actualmente tienen registrados a un millón y medio de guerrerenses radicando en la Unión Americana, la gran mayoría en Illinois.

Detalló que apenas el 1 de febrero pasado el gobernador Héctor Astudillo dictó 12 medidas para apoyar a los migrantes guerrerenses radicados en la Unión Americana. “De momento sólo serán acciones por el plan de austeridad que mantiene el gobierno”, dijo.

Estas 12 medidas consideran una gira del Ejecutivo por las ciudades de Los Ángeles y Chicago, con el propósito de atender a la población guerrerense, específicamente en temas de carácter migratorio; el renombramiento de las Casas Guerrero por Casas México, para poder acercarse a todos los connacionales.

Jalisco, a través del Instituto de Atención al Migrante, apoya a sus paisanos principalmente en Los Ángeles y Chicago.

En el caso de Hidalgo, tiene bien identificadas a las federaciones y clubes de migrantes hidalguenses en California, Florida, Illinois, Nueva York, Nevada y Texas.

 

Defensa

En este contexto, los mandatarios estatales que hacen frontera con Estados Unidos ratificaron hace unos meses los acuerdos emanados en la Declaración Nuevo Laredo, celebrada el pasado 16 de enero, para concretar los acuerdos ratificados y se establezca una mesa de trabajo de alto nivel, entre los estados de la frontera norte y el gobierno federal.

Con esta mesa se busca la no reducción de los fondos de seguridad, incrementar el Fondo de Apoyo al Migrante, la creación del fondo de fronteridad, así como la inclusión por parte de la Autoridad Federal para el Desarrollo de las Zonas Económicas Especiales, de diversas regiones fronterizas del norte del país dentro de su estrategia, con la finalidad de potenciar el crecimiento económico de las mismas.

“Se propone a la Federación que se establezcan negociaciones integrales que incluyan equipos multidisciplinarios, incorporando la visión de las entidades federativas y consideren todos los temas de la agenda, destacando derechos humanos, migración, seguridad, economía y medio ambiente, entre otros”, detallaron.

Los gobernadores de Nuevo León, Jaime Rodríguez; Baja California, Francisco Vega; Sonora, Claudia Pavlovich; Chihuahua, Javier Corral; Coahuila, Rubén Moreira, y Tamaulipas, Javier García Cabeza de Vaca, son quienes impulsan estas medidas apoyadas por la Conferencia Nacional de Gobernadores.

 

Entidades migrantes

De acuerdo con el más reciente estudio elaborado por el Consejo Nacional de Población (Conapo), la Ciudad de México ocupa hoy el primer lugar como entidad expulsora de migrantes. Solamente en 2015 fueron 70 mil 288 capitalinos los que emigraron.

Los estados de Michoacán, Guanajuato, Jalisco y Puebla, son las entidades que le siguen a la capital como mayormente expulsoras.

En el Anuario de Migración y Remesas México 2016, se especificó que entre 2010 y 2015 el número de mexicanos repatriados desde Estados Unidos fue de poco más de 2 millones de personas, sin contar los retornos voluntarios.

En el estudio se detalló que en 2015 había en Estados Unidos 36.9 millones de personas de origen mexicano, de los cuales 12.2 millones eran migrantes nacidos en México.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS