Propone senadora crear empleos para deportados

Es necesario un andamiaje ante las decisiones de Donald Trump, dice; la legisladora plantea incentivo fiscal a empresas que contraten a repatriados
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump ha decidido hacer deportaciones de mexicanos migrantes no autorizados de una manera agresiva, sin importale los daños que se causen. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
13/03/2017
02:15
Redacción
-A +A

La senadora del PRD Luz María Beristain Navarrete propuso modificar la Ley del Impuesto Sobre la Renta con el fin de establecer incentivos para la contratación de mexicanos que hayan sido deportados desde Estados Unidos y se encuentren en situación de vulnerabilidad, a través de un estímulo fiscal.

Al fundamentar su propuesta, la legisladora sostuvo que es necesario crear un andamiaje que permita brindar una respuesta ante las deportaciones masivas anunciadas por la administración de Donald Trump, por lo que México debe de tomar las acciones que generen el empleo y que además les faciliten a las empresas la contratación a través de estímulos fiscales.

La legisladora por el estado de Quintana Roo resaltó que con su iniciativa se les estaría dando a los mexicanos deportados las herramientas necesarias para obtener un empleo y mejorar la situación de vida de en el país.

“Esta propuesta fomenta la creación de empleo, atiende al respeto de los derechos humanos, poniendo un ejemplo en la comunidad internacional, donde se les da el respaldo que demandan los mexicanos deportados”, mencionó la senadora del grupo parlamentario del PRD.

Explicó que se busca establecer un estímulo fiscal para que los patrones que contraten a mexicanos deportados obtengan un crédito fiscal del 10% sobre el salario de los trabajadores deportados; también se establece que dicho porcentaje se irá reduciendo 2% cada año, reduciéndose a un 8% el segundo año, 6% el tercer año, 4% el cuarto año y 2% el quinto año.

Recordó que el presidente de Estados Unidos Donald Trump ha decidido hacer deportaciones de mexicanos migrantes no autorizados de una manera agresiva, sin importar el daño que pueda causar a la preservación de la unidad familiar, interés superior de los menores y adolescentes, edad o tiempo de estadía de mexicanos en el país vecino del norte.

La senadora perredista destacó que la población de origen mexicano en Estados Unidos es de aproximadamente 35.5 millones y genera el 8% del Producto Interno Bruto de ese país y que los migrantes de origen mexicano poseen 570 mil empresas: una de cada 25 en el país.

“Donald Trump ha endurecido cada vez más las deportaciones de mexicanos, aun cuando en las administraciones pasadas se había llevado una política migratoria con características humanitarias por parte del gobierno americano”, sostuvo.

Luz María Beristain puntualizó que el pasado 21 de febrero, la administración de Donald Trump hizo públicos los memorandos que dan carta de naturaleza a la detención y deportación de inmigrantes indocumentados, dando inicio de una intensa persecución que se extenderá desde su frontera sur y hasta el interior de Estados Unidos.

“De acuerdo a las nuevas directivas el Departamento de Seguridad Interna bajo la dirección de John Kelly, ha ordenado la contratación de hasta 15 mil agentes para los departamentos de inmigración y aduanas”, subrayó.

Dijo que los esfuerzos, diálogos y avances entre México y EU en materia de migración se han reducido, por lo que la posición de los legisladores debe ser totalmente objetiva en el análisis de la problemática, ya que al paso de los días las afectaciones se agravan.

“Entendiendo al desarrollo social como un proceso que conduce al mejoramiento de las condiciones de vida de toda la población… En este proceso, es decisivo el papel del Estado como promotor y coordinador del mismo, con la activa participación de actores sociales, públicos y privados”, afirmó Beristain Navarrete.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS