Encuesta. A 100 años, pesimismo e ignorancia sobre Constitución

Más de 90% señala que ignora el contenido de la Carta Magna; 4.9% dice conocerla mucho; revela encuesta de la UNAM pobre cultura de la legalidad y escept icismo frente a la democracia
Foto: Archivo. EL UNIVERSAL
01/02/2017
02:40
Julia Flores
-A +A

Al centenario de la Constitución Política vigente, los mexicanos llegan con desconocimiento de sus derechos y obligaciones ahí enunciados, así como convencidos de que este texto legislativo ya no corresponde con nuestra realidad actual. Además, evidencian una pobre cultura de la legalidad y algunos rasgos de escepticismo frente a la democracia, aunque ésta sigue siendo la forma de gobierno más aceptada en general, de acuerdo con los resultados de la Tercera Encuesta Nacional de Cultura Constitucional.

El ejercicio fue elaborado por especialistas del Instituto de Investigaciones Jurídicas para celebrar el centenario de la Constitución de 1917. Esta encuesta, la tercera de una serie iniciada en 2003, ofrece la posibilidad de mirar la evolución de los saberes y opiniones de los mexicanos sobre su constitución, el cumplimiento de la ley y la democracia. Sus resultados se analizan en el libro Los Mexicanos y su Constitución.

 

¿Hasta qué punto, 100 años después, los mexicanos se identifican con su Constitución y la hacen suya? Existe un bajo conocimiento sobre la Constitución. La mayoría de los entrevistados desconoce el año en que se aprobó y tampoco la relaciona con la Revolución Mexicana. Estos resultados indican que se hace poco por socializar un patrimonio jurídico y cultural —la Constitución— que debiera ser un punto de referencia, diálogo y debate.

 

Actualidad de la Constitución. Se piensa que la Constitución se cumple poco o nada, a la vez que crece la opinión de que “ya no responde a las necesidades del país”. Ello concuerda con la posición favorable a convocar a un nuevo congreso constituyente, hoy mayoritaria, que tiende a disminuir.

 

Cultura de la legalidad. En esta encuesta se revelan temas como la desconfianza generalizada hacia las instituciones; el desconocimiento de los derechos y obligaciones de los ciudadanos; la brecha entre las normas y su cumplimiento, y la propensión a desobedecer las leyes. La pobre incidencia de las instituciones de justicia para el arreglo de los conflictos y la percepción de la impunidad han llevado a crear caminos fuera de la legalidad; así, existe una opinión dividida sobre el derecho de los miembros de una comunidad a tomar justicia por mano propia. No obstante, se advierte un mayor conocimiento sobre los derechos humanos y un consenso de que están por encima de otras consideraciones.

 

Democracia. En nuestro país el respeto a la ley y su aplicación son asuntos no resueltos, lo cual representa una tarea pendiente para la consolidación democrática. Al desapego por la democracia, se agrega la percepción de que existe poca democracia en México. Desafortunadamente, la crisis de confianza en el gobierno, sus instituciones y los actores políticos, se extiende también a la democracia misma.

Los resultados dibujan un panorama complejo, que aporta elementos relevantes al conocimiento de la sociedad y para la política pública. Los gobernantes harían bien en tomar en cuenta el panorama de desconfianza y deterioro en la vida institucional que se aprecia en algunos de sus resultados. Ayudar a revertirlos es una necesidad si México ha de continuar por la senda de legalidad e institucionalidad que contribuyó a abrir la Constitución de 1917. Ese será el mejor homenaje que se le pueda rendir.

Los materiales utilizados en esta investigación están disponibles para su consulta en la biblioteca Los mexicanos vistos por sí mismos: Los grandes temas nacionales. UNAM-IIJwww.losmexicanos.unam.mx 

 

Investigadora del IIJ-UNAM

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios