2

Descubren arco del siglo XVIII en Xicoténcatl

“El hallazgo, uno de los más importantes de los trabajos de rehabilitación”
La encargada de la obra, Paula González, adelantó que el arco del siglo XVIII será rehabilitado hasta regresarle su función original (YADÍN XOLALPA. EL UNIVERSAL)
13/08/2015
01:15
ALBERTO MORALES
-A +A

[email protected]

Arquitectos restauradores que laboran en la recuperación del patio de la antigua casona de Xicoténcatl —que fue la sede del Senado de la República— descubrieron un arco de soporte que data del siglo XVIII.

El elemento arquitectónico se encontraba cubierto por concreto, aplanados, arcilla, y mampostería.

Se trata de uno de los hallazgos más importantes de la obra, comentó la arquitecta responsable de los trabajos de recuperación, Paula González, de la empresa Grupo Corporativo Ebidar, que fue contratada por el Senado para la recuperación de todo el patio central, cuyo tamaño creció en 200%.

“Nosotros vimos una grieta, pensamos que se trataba de problema estructural porque vimos varias fisuras. Debido a que es un punto grave porque aquí carga el pleno [del antiguo senado]. Hicimos una serie de calas y descubrimos muchos materiales… y cuando abrimos descubrimos las dovelas de un arco, sentimos mucha emoción”.

Detalló que el arco será rehabilitado hasta regresarle su función original como soporte de carga.

“En el momento que integraron el salón de plenos evidentemente hicieron cálculos porque sustituyeron la arcada por vigas de acero, lo que lo hace seguro, y nuestro cálculo es para que pueda soportar unas 200 personas, pero hay que recordar que vivimos en una zona sísmica”, alertó.

El área que tuvo mayor intervención fue el ala izquierda (junto a la calle de Donceles), donde se encontraban las oficinas de los coordinadores parlamentarios del PRI y PAN, el banco, los baños y la sala de prensa, soportada por un piso de concreto de más de 25 centímetros montado en una estructura de metal.

La arquitecta dijo que gracias a esa estructura de metal no se dañó la estructura del edificio que data de principios del siglo XVIII.

Explicó que quien adaptó la loza de concreto tuvo el “maravilloso tino” de no dañar los muros de mampostería.

En la rehabilitación del patio central los restauradores dejaron al descubierto los muros del inmueble, que albergó al Hospital General llamado de San Andrés, y se dice que hubo un gran entierro en el patio, pero de eso no hay evidencia testimonial porque no intervinieron esa parte del inmueble.

El patio deberá estar listo para el próximo martes 18 de agosto, cuando se lleve a cabo el informe de actividades de la Mesa Directiva del Senado.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS