Destacan política social de nueva generación

Sedesol garantiza que presentará reporte de avances los lunes
Héctor Velasco, director de Diconsa; Paula Hernández, coordinadora de Prospera; Rosario Robles, titular de la Sedesol, y Héctor Ramírez, al frente de Liconsa, durante la presentación de los logros en política social. Foto: GERMÁN ESPINOSA. EL UNIVERSAL
07/07/2015
03:05
Ruth Rodríguez
-A +A

[email protected]

Rosario Robles Berlanga, secretaria de Desarrollo Social, afirmó que en materia de política social se ha hecho un esfuerzo extraordinario para romper inercias y lograr llegar a los más pobres del país, que se encuentran en zonas marginadas y de difícil acceso.

Afirmó que la política social de la presente administración es diferente a los últimos 12 años, “porque ahora se llega a donde nadie había llegado, al núcleo duro: a los más pobres de los pobres”, subrayó.

La funcionaria informó, a los representantes de los medios de comunicación, que después de la veda electoral, el lunes de cada semana presentará un reporte puntual de los avances en política social. Acompañada de los titulares del Prospera, Diconsa y Liconsa, la funcionaria precisó que ahora hay un antes y después en estas tres instituciones, que dan cuenta de la política social de nueva generación.

“Se ha dejado atrás la política de ventanilla y se han hecho recorridos a los estados. Hemos llegado a donde nadie había llegado con los programas sociales”, reiteró.

Rosario Robles presentó ante los representantes de los medios de comunicación un mensaje de los avances en política social de los últimos dos años y medio.

La titular de Sedesol aseguró que, a diferencia de los dos sexenios anteriores, se tiene una política social de nueva generación que entiende que la participación social es fundamental para el éxito de esta política en la que se cuenta con 60 mil comités comunitarios que participan en todos estos procesos de trabajo.

“Hemos incorporado una visión productiva fundamental para entender cómo la gente puede romper el círculo de la pobreza de una manera digna”, explicó la funcionario federal.

Mencionó que se ha recuperado la visión social de las empresas Diconsa y Liconsa que eran tratadas como tales, y que ahora se entiende que están destinadas a fortalecer el abasto y la alimentación de los sectores más pobres y a los pequeños productores.

Antes, reconoció que hay hambre en México y que es una obligación ética y moral combatirla. “La pobreza debe atacarse en diferentes frentes: en ingresos, educación, salud, alimentación y seguridad social”, aseveró.

Al enumerar los avances alcanzados en política social, Rosario Robles aseguró que “los mexicanos tienen derecho al hambre”, pero corrigió de inmediato: “derecho a la alimentación”.

Comentó que con Prospera ahora se atienden 10 mil comunidades más; Diconsa se ocupa de zonas de pobreza urbana y Liconsa llega a poblados rurales e indígenas.

Paula Hernández, coordinadora nacional de Prospera Programa de Inclusión Social, dijo que de 2012 a 2014 se incrementó en 843 mil el número de familias afiliadas al programa, y se disminuyó 27% la anemia en mujeres embarazadas y en lactancia en todo el país; así como se redujo 40% la anemia en menores con edades entre seis y 59 meses en zonas rurales.

Héctor Velasco, director de Diconsa, detalló que el Programa de Abasto Rural se modificó  para ampliar el margen de ahorro mínimo de 10 a 15%; por lo que se ha incrementado la cobertura en localidades con poblaciones de entre 200 y 2 mil 500 habitantes y hasta 14 mil 999 habitantes; se abrieron mil 951 tiendas para llegar a 27 mil, se rehabilitaron 289 almacenes y se adquirieron 136 tiendas móviles.

Héctor Pablo Ramírez, director de Liconsa, aseguró que se logró que 300 comunidades indígenas recibieran leche por primera vez en su historia.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS