Protegen zonas estratégicas tras rumores de movilización

Ejército y policía aseguraron Pemex luego de anunciarse la desaparición del IEEPO. Maestros disidentes podrían bloquear vías principales después de esta deci s ió n
El gobernador Gabino Cué Monteagudo instaló la nueva junta directiva del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca, que estará integrado por personal de confianza (ERICK TORRES. EL UNIVERSAL)
23/07/2015
03:20
Dennis A. García Enviado
-A +A

[email protected]

Oaxaca, Oax.— Ante los rumores de posibles movilizaciones de maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), en respuesta a la desaparición del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), la Policía Federal y el Ejército resguardan zonas estratégicas para garantizar la seguridad en la entidad.

Con un estado de fuerza de aproximadamente seis mil elementos, tanto la Policía Federal como la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se encargaron de la seguridad en edificios públicos, y realizaron rondines en las vías principales de la capital.

Alrededor de 300 agentes federales y soldados, vestidos con equipo antimotines, se hicieron cargo de la seguridad en la planta de Petróleos Mexicanos (Pemex), ubicada en Tlacolula, para evitar que la disidencia magisterial intente tomarlas como ocurrió en las pasadas elecciones del 7 de junio.

La abastecedora de combustible a las despachadoras de gasolina en la zona centro de la entidad, es una de las zonas estratégicas más cuidadas por los cuerpos de seguridad debido a que, de ser tomada por los maestros, causaría problemas en la actividad económica de la capital oaxaqueña.

Aunque aún no han definido la estrategia a seguir en protesta por el anuncio que hizo el gobernador Gabino Cué de modernizar la administración educativa, trascendió que los maestros disidentes podrían bloquear las vías de comunicación primarias, tomar edificios de gobierno u otras actividades como marchas y mítines.

El despliegue de las fuerzas federales y armadas se notó ayer durante un recorrido realizado por EL UNIVERSAL en la ciudad de Oaxaca.

En tanto que por aire, también se patrulla con cuatro helicópteros de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS).

Otro de los puntos que de inmediato fue asegurado fue precisamente los edificios del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO).

Ayer se presentó al lugar el personal administrativo, pero ya no pudo entrar por la reestructuración que lleva a cabo el gobierno de Oaxaca, que anunció que alrededor de 300 trabajadores serán regresados a sus actividades en las aulas, y serán reemplazados como personal de confianza del gobierno de Gabino Cué Monteagudo,

Sin que se presentaran algún tipo de roces entre el personal del Instituto Estatal de Educación Pública en Oaxaca y la Policía Federal, los trabajadores se retiraron luego de más de dos horas de permanecer en las inmediaciones del edificio principal del instituto.

En tanto que la Asamblea estatal de la Sección 22 del magisterio comenzó alrededor de las diez de la mañana y concluyó en las primeras horas de la madrugada de hoy, por lo que se espera que a lo largo del día se den a conocer lo que acordaron los maestros como respuesta a la desaparición del IEEPO.

Fuentes magisteriales indicaron que otra de las posibles movilizaciones de los maestros, sí es que se aprueba en la asamblea, serán bloqueos carreteros en las ocho regiones de la entidad, así como tomar el auditorio de la Guelaguetza, según lo que se concluyó en la sesión plenaria de la Sección 22 y que se discute en la asamblea estatal.

Anoche la CNTE anunció que realizará una Asamblea Nacional el 24 de julio, y exigieron una mesa de diálogo inmediata con el gobernador Gabino Cué, “para que le dé cuenta al pueblo de Oaxaca, para aplicar de facto el decreto” en alusión a su decisión de desaparecer el Instituto y renovar a más de 300 empleados.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS