Graue: caen 3 de UNAM ligados al narcomenudeo

Son elementos de seguridad a quienes se les acusa de apoyar a vendedores de droga
En un recorrido realizado el lunes pasado se observó la presencia de vendedores de droga en la zona conocida como Los Frontones (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
09/08/2017
03:20
El Universal
-A +A

[email protected]

La autonomía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) impide que las autoridades, sean federales o locales, puedan ingresar a realizar detenciones de quienes, sin pudor alguno, siguen vendiendo drogas al menudeo. Sin embargo, y a pesar de la colaboración de los encargados de la máxima casa de estudios, sí hay detenciones, informó el rector de esa institución, Enrique Graue Wiechers.

Destacó que luego de analizar “cientos de horas de grabaciones” de las cámaras de seguridad de Ciudad Universitaria, identificaron a tres vigilantes pertenecientes a Auxilio UNAM que presuntamente colaboran con la célula del Cártel de Tláhuac que se dedica al narcomenudeo de ese campus.

Estas personas se suman a las 13 que la Universidad informó que habían sido detenidas entre enero y junio pasados, que se dedicaban a la venta de cocaína y marihuana dentro de las instalaciones de Ciudad Universitaria.

El rector, quien no dio detalles sobre las detenciones, puntualizó que las grabaciones analizadas fueron entregadas a las autoridades correspondientes, (PGR y Procuraduría de la Ciudad de México) para su consignación, puesto que los implicados fueron identificados.

EL UNIVERSAL dio a conocer en junio pasado que, según reportes de la Procuraduría General de la República (PGR), en la UNAM opera una célula compuesta por 20 personas que está vinculada con el Cártel de Tláhuac para la venta de drogas dentro del campus de Ciudad Universitaria y en la cual trabajadores de Auxilio UNAM fungen como halcones de los vendedores.

Las investigaciones federales y locales que se han realizado en torno a esta actividad identifican a una persona con el mote de El Micky como el líder de este grupo. Fuentes judiciales indicaron que el enervante lo “guardan” en una vivienda de la colonia Santo Domingo, frente a Ciudad Universitaria, por lo que con facilidad entran y salen del complejo educativo.

Las autoridades han tenido conocimiento de la situación, y han identificado por lo menos 10 puntos donde se comercializan los enervantes y el modus operandi de los traficantes, pero a pesar de que se ha actuado contra algunos de ellos, no se ha logrado desmantelar la célula.

Según la investigación a la que se refiere Graue, los tres presuntos implicados de Auxilio UNAM —y por lo menos otros 20— fungen de halcones para los narcomenudistas y se encargan de avisar si algún policía o reportero ingresa al recinto.

Recibían a cambio, como sueldo, entre ocho y 10 mil pesos al mes. Además, garantizaban la seguridad de los menudistas en las inmediaciones de la zona conocida como El Frontón y Los Bigotes. En los videos se observa cómo los empleados con uniforme e incluso con las patrullas de Auxilio UNAM, no molestaban a los traficantes y, por el contrario, tenían diálogo directo con ellos y siempre estaban a unos 50 metros del punto de venta.

En recorridos hechos por EL UNIVERSAL se ha constatado que aún continúa la venta de droga en Ciudad Universitaria.

En el más reciente, realizado el lunes pasado, se observó la presencia de al menos 12 vendedores de droga, quienes en la zona conocida como Los Frontones, ofrecen marihuana y piedra de cocaína, a pesar de que a 50 metros se encontraban tres patrullas Auxilio UNAM y de que se han instalado mallas metálicas en todo este lugar.

En esta área ubicada detrás de la Facultad de Contaduría y Administración, y donde estudiantes y personas mayores juegan en uno de los frontones, a un par de árboles está amarrada una manta con la leyenda: “Este espacio será rehabilitado para el beneficio y disfrute de los universitarios”.

Ahí, dos jóvenes, no mayores a 20 años, preguntaba a los transeúntes si deseaban comprar drogas.

Sobre las investigaciones, el rector Enrique Graue dejó en claro que a pesar de que estas continúan, no todos los empleados de Auxilio UNAM están relacionados con esta red de narcomundeo. “Hay que decir que la inmensa mayoría de los trabajadores universitarios, de nuestros empleados de vigilancia, funcionan muy bien. Son 720 hectáreas en Ciudad Universitaria, de las cuales 300 hectáreas son de reserva ecológica que no están vigiladas. Es un trabajo complicado”, detalló al ser cuestionado sobre el tema.

En entrevista con Canal Once, del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Graue dijo que “el narcomenudeo en la Universidad ha existido desde hace mucho tiempo y nosotros empezamos a combatirlo. Finalmente se fue deteniendo a una serie de narcomenudistas (...).

“Esto se filtró a los medios y creció exageradamente. No hay una inseguridad a través de esto, potencialmente puede existir y por eso los combatimos. No tenemos niveles de control de ingreso y así debe ser; la vigilancia que tenemos es para disuasión, no es una policía existente. Los vigilantes están para vigilar y disuadir, no hay ni habrá cuerpos represivos en la UNAM”, puntualizó el rector.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS