Blindan CU. Fortalecen seguridad ante narcomenudeo

A pesar de esfuerzos, venta de droga continúa en la Universidad
Las rejas instaladas este periodo vacacional en la universidad no han servido para detener a distribuidores de droga que operan en las instalaciones. (Foto: EL UNIVERSAL)
08/08/2017
03:20
EL UNIVERSAL
-A +A

Al retomar actividades en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), los más de 350 mil estudiantes del ciclo escolar 2017-2018 se encontraron con instalaciones y medidas de seguridad reforzadas en diversos puntos de Ciudad Universitaria.

A pesar de ello la venta de drogas persiste en el área del Frontón de Ciudad Universitaria.

En un recorrido que EL UNIVERSAL realizó por las instalaciones universitarias, se observó la presencia de al menos 12 vendedores de droga, quienes en la zona conocida como Los Frontones, ofrecen marihuana y piedra de cocaína, a pesar de que a 50 metros se encontraban tres patrullas del cuerpo de vigilancia y de que se han instalado mallas metálicas en este lugar.

Justo detrás de la Facultad de Contaduría y Administración, donde estudiantes y personas mayores juegan en uno de los frontones, están un par de árboles a los que está amarrada una manta: “Este espacio será rehabilitado para el beneficio y disfrute de los universitarios” se lee. Un par de jóvenes, no mayores a 20 años, preguntan si se desea comprar droga.

“Llévale, carnal. ¿Cuánto vas a querer?, pregunta con confianza”.

Cuando se le pregunta por el precio del gramo de marihuana, cuestiona sobre el tipo de yerba que se desea: “Tengo golden, de la barata o hachís”.

Se le indica que serán 150 pesos, momento en el que el vendedor saca de su mochila una bolsa grande llena de cannabis y lo pasa con una pequeña báscula eléctrica.

“¿No quieres llevarte más, carnal?”, mientras sostiene un cigarro de marihuana, el cual invita a fumar para “garantizar” que la misma yerba que él fuma es la que se entrega.

A pesar de que la patrulla 44 de Auxilio UNAM pasa a menos de 10 metros, el joven comenta que también puede ofrecer piedra de coca. Se le cuestiona de la cantidad que puede vender, a lo que responde: “Yo te vendo lo que puedas comprar de piedra”.

La transacción se realiza teniendo como fondo una manta gigante que cuelga de un edificio de la Escuela Nacional de Trabajo Social (ENTS) con la leyenda: “Un goya para quienes buscan en la UNAM su dosis de conocimiento y no de drogas”, la cual forma parte de la campaña #UnGoyaPara que busca promover valores en contra del consumo de drogas al interior de las instalaciones, el machismo, el acoso escolar y para adoptar valores en las acciones de la vida cotidiana.

Trabajo de denuncia

Autoridades de la UNAM aseguraron que la institución seguirá su trabajo de denuncia y de inteligencia para combatir esa situación, aunque se reconoció que no es algo con lo que se vaya a terminar de un día para otro. Se trata de un trabajo de largo aliento, en donde el propósito de la universidad es proteger los espacios y cuidar a la comunidad.

La zona conocida como Los Bigotes, a un costado del Metro Universidad, y donde se ha documentado la venta de estupefacientes por parte de personas que operan en motocicletas, supuestamente vinculadas con el grupo que lideraba El Ojos en Tláhuac, está cercada en su totalidad y cerrada por malla metálica. Media docena de albañiles labora en la construcción de lo que se advierte será una caseta de vigilancia y así lo dicen los trabajadores.

El pasado 23 de junio, El Gran Diario de México dio a conocer que personas dedicadas al narcomenudeo en Ciudad Universitaria obtenían ganancias por la distribución de marihuana, cocaína, cristal, LSD y hachís, así como de las llamadas tachas en estas instalaciones superaría los 100 mil pesos diarios.

También se constató que en la fachada del Instituto de Investigaciones Biomédicas, ubicado en la Facultad de Química y a escasos 20 metros de donde fue encontrada muerta Lesvy Berlín Osorio, el pasado 5 de mayo, otro cartel de la campaña contiene la leyenda: “Un goya para quienes piensan que los porros no caben en la UNAM”, junto con la imagen en la que se observan dos cigarros de marihuana.

La Universidad informó hace unas semanas que durante el periodo vacacional se realizaría el Programa Integral de Seguridad y Rehabilitación de Espacios para la Comunidad para reforzar el alumbrado, en particular en las zonas de las facultades de Filosofía y Letras, Ciencias y Ciencias Políticas, y en el estadio Tapatío Méndez, junto a Los Frontones y en Los Bigotes.

“Se trabaja a marchas forzadas para reforzar la seguridad de la comunidad universitaria” a su regreso a clases, informaron autoridades de la Rectoría.

Agregaron que se instalaría alrededor de un kilómetro y medio de malla metálica de seguridad en distintos puntos de Ciudad Universitaria, entre ellos Los Frontones y Los Bigotes, así como en las facultades de Ciencias Políticas y Sociales, Ciencias y en la de Filosofía y Letras.

Se pretende que los senderos que conectan hacia las paradas del sistema de transporte Pumabús, que circula al interior del campus, sean más seguros, por lo que no sólo se instalaron luminarias, sino también 60 botones de emergencia, principalmente en la zona de Los Frontones y en Los Bigotes, lo que implica sustituir los botones que eran obsoletos para incorporar tecnología de punta, la cual está conectada a la Dirección General de Prevención y Protección Civil.

Artículo

CU reinforced against drug dealing

Despite efforts, drug sales continue at the University
CU reinforced against drug dealingCU reinforced against drug dealing

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS