Tras 9 meses preso, hijo de Padrés vuelve con su familia

PGR no acreditó su relación con operaciones económicas del rancho El Pozo Nuevo, propiedad de su padre
Ex gobernador, aún bajo la lupa. Autoridades aclararon que el retiro de los cargos sólo es para Padrés Dagnino; investigaciones contra su padre todavía continúan. (ESPECIAL)
10/08/2017
02:02
Manuel Espino Bucio
-A +A

[email protected] eluniversal.com.mx

Guillermo Padrés Dagnino, hijo del ex gobernador de Sonora, Guillermo Padrés Elías, pisó la calle y ahora está con su familia, después de nueve meses recluido en el Centro Federal de Readaptación Psicosocial (Ceferepsi), en el municipio de Ayala, Morelos.

La PGR no pudo acreditar ante el juez de la causa que siendo socio y secretario del Consejo de Administración del rancho El Pozo Nuevo de Padrés, participó en alguna transacción económica.

Ante ello la procuraduría retiró la acusación de lavado de dinero que le imputó en noviembre de 2016, cuando fue aprehendido afuera del Reclusorio Norte.

Según el oficio de desistimiento de la acción penal enviado por el Ministerio Público Federal al Juzgado IV de Distrito de Procesos Penales Federales del Estado de México, Padrés Dagnino se encontraba estudiando en la Ciudad de México, y las “decisiones administrativas, financieras y empresariales”, de la propiedad, fueron tomadas “por los otros socios originales”.

Autoridades consultadas por EL UNIVERSAL aclararon que la acción sólo es para Guillermo Padrés Dagnino, en tanto que las investigaciones contra su padre continúan su curso.

“[La defensa] aportó pruebas que la PGR consideró pertinentes para demostrar que esta persona no participó en los hechos que se le imputaron, por lo que no encontró razones para continuar el proceso”, indicó la PGR.

Las mismas autoridades aseguraron que “si la procuraduría no hubiera utilizado esta figura de desistimiento, el proceso hubiera continuado hasta un año aproximadamente”.

El titular de la Unidad Especializada en Análisis Financiero de la PGR, Crisógono de Jesús Díaz Cervantes, acusó que Padrés Dagnino era uno de los propietarios de la cuenta concentradora donde se depositaron 178 millones de pesos provenientes de las licitaciones para la compra de uniformes escolares para escuelas públicas, entregadas a modo a un grupo de empresas vinculadas con el ex gobernador por la cantidad de 260 millones de pesos.

A finales de junio de 2016, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) embargó dicho rancho, ubicado en Bacanuchi, Sonora, por un adeudo al fisco de un millón 539 mil 683 pesos con 84 centavos.

Cabe recordar que en el Pozo Nuevo del ex gobernador de Sonora Guillermo Padrés, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) detectó que se había construido de manera ilegal una presa para abastecer de agua a 400 hectáreas de sembradíos de nogal.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS