“Yarrington prueba que ‘Ndrangheta y cárteles son aliados”

Pudo ser enlace en Italia para el Cártel del Golfo, dice especialista en mafia
Yarrington fue capturado porque abandonó la zona de protección de la mafia, dice el especialista en crimen organizado Antonio Nicaso (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
09/06/2017
02:48
Jerónimo Andreu / Corresponsal
Madrid.
-A +A

[email protected]

La presencia de Tomás Yarrington en Italia es una prueba del vínculo entre La ‘Ndrangheta (mafia calabresa) y los cárteles mexicanos, en opinión del italiano Antonio Nicaso, uno de los grandes expertos internacionales en crimen organizado.

Nicaso responde a EL UNIVERSAL desde Canadá, donde reside e imparte clases en la universidad de Ontario. “Para entender cómo empieza esta relación hay que retraerse a la etapa del Yarrington como alcalde de Matamoros, durante la que fue sospechoso de cobrar sobornos millonarios del Cártel del Golfo”, explica.

Desde la operación antimafia Solare (2008), ejecutada en Estados Unidos e Italia, existen pruebas de que el Cártel del Golfo fue pionero en establecer una cooperación con La ‘Ndrangheta en Nueva York y Calabria, por iniciativa de Ezequiel Cárdenas Guillén, Heriberto Lazcano y Jorge Eduardo Costilla.

La ‘Ndrangheta es, afirma, “la única mafia en Europa con dinero suficiente para comprar ocho toneladas de cocaína en una sola vez”. Eso la convierte en el cliente de referencia para los grupos del narcotráfico.

La ‘Ndrangheta comenzó trabajando con colombianos, bolivianos y peruanos, pero la complicidad con los mexicanos se ha vuelto imprescindible hoy.

“Es una organización basada en los lazos de sangre. Nadie que no sea de la familia puede entrar, así que apenas hay confidentes policiales. El honor es muy importante para ellos y siempre pagan por adelantado”, cuenta Nicaso.

Eso la ha convertido en un actor casi monopolístico en el mercado europeo y le permite fijar reglas. “La ‘Ndrangheta tiene un problema con los cárteles mexicanos: la violencia. La mafia calabresa se basa en corrupción y sobornos, y sabe que mantener un perfil bajo es lo mejor para hacer negocios. Siguen los mismos principios que la empresa capitalista”, explica Nicaso: “Por eso exigen a los cárteles que la violencia no llegue a Europa: es su condición para trabajar y la razón por la que no confían plenamente en los mexicanos”.

La mafia calabresa mantiene como proveedores a varios cárteles, entre ellos Los Zetas, y no quiere que las luchas entre rivales salgan de México. Según Nicasio, las conversaciones que la policía española grabó a Juan Manuel Muñoz Luévano, alias El Mono, el presunto contacto en España de Los Zetas, muestran lo que La ‘Ndrangheta quiere evitar.

El Mono daba órdenes para arreglar con violencia disputas en sus negocios en México. Eso aterra a La 'Ndrangheta, porque sabe que el enfoque de las autoridades europeas con el crimen organizado es hipócrita. A Europa no le importa que haya drogas; le va bien el dinero. Lo que no quiere es sangre en las calles”.

El Mono no es un caso aislado. Las investigaciones apuntan a que todos los grandes cárteles tienen representantes en Reino Unido, Holanda, Francia, Alemania... Pero España es el lugar de referencia. “Es el territorio común en el que pasa todo. Allí están los colombianos, la mafia italiana... Los negocios de la cocaína pasan por España, y además desde allí La ‘Ndrangueta maneja su gran red de lavado de dinero”, asegura Nicaso.

El caso de Yarrington es claro. El también periodista afirma que si se escondía en Calabria, es imposible que La ‘Ndrangheta lo desconociese y que fue sólo en el momento en que el ex gobernador abandonó esta región del sur para viajar a Florencia cuando la policía pudo detenerlo. “Seguro que La ‘Ndrangheta lo estaba protegiendo por los vínculos que tuvo con el Cártel del Golfo; lo que se está investigando es si además mantenía algún papel como enlace o sólo estaba ocultándose”, cuenta.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS