Freno a traslado de internos genera autogobierno: CNDH

Ruth Villanueva Castilleja, tercera visitadora de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, aseguró que el Sistema Penitenciario en México tiene una grave deficiencia en la clasificación de perfiles internos
Foto: Vocería de Seguridad de Tamaulipas
08/06/2017
14:55
Dennis A. García
Ciudad de México
-A +A

Uno de los graves problemas del Sistema de Justicia Penitenciario es que los jueces frenan el traslado de internos de alta peligrosidad a centro de máxima seguridad, lo que genera parte del autogobierno en las prisiones.

Al presentar el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2016, Ruth Villanueva Castilleja, tercera visitadora de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), dijo que el Sistema Penitenciario en México tiene una grave deficiencia en la clasificación de perfiles internos.

Indicó que no se están tomando en cuenta la normatividad internacional, la cual dice que para operar bien un penal no debe haber más de mil internos y en México hay centros hasta para 2 mil presos.

De acuerdo al diagnóstico, el promedio nacional fue de  3.90 de calificación; sobresale  los penales de Nayarit con una calificación de 1.40; Hidalgo, 2.78; Jalisco, 3.57; Tabasco, 3.94; Chiapas, 4.12; Puebla, 5.24 y Quintana Roo, 5.69.

Por lo que hace a los centros municipales con menor promedio son la Cárcel Distrital de Zimapán en Hidalgo; el Reclusorio Preventivo Municipal de Cihuatlán en Jalisco; la Cárcel Distrital de Zacoaltipan en Hidalgo; y las cárceles municipales de Acaponeta, Rosa Morada y San Blas en Nayarit, éstas tres últimas con una calificación inferior a un punto.

Por otra parte la calificaciones para los Centros de Readaptación Social (CERESOS) fue de 6.27; para los Centros Federales de Readaptación Social (CEFERESOS), 7.21 y para las prisiones militares, 7.95.

Los centros estatales con menor promedio son el CERESO de Chilpancingo; la Penitenciaría Central de Oaxaca; el CERESO de Cancún; el CERESO de Actopan, Hidalgo; y el CERESO de Venustiano Carranza en Nayarit.

En cuanto a las prisiones militares, la situación más recurrente que se detectó es la falta de actividades laborales y de capacitación para el trabajo.

ahc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS