Osorio atribuye mayor violencia a reacomodo de grupos criminales

Manifestó que es fundamental emprender una acción de Estado para regresar a la tendencia a la baja en los delitos de homicidios dolosos de 2012.
>foto: Especial
22/06/2017
17:25
Redacción
Ciudad de México
-A +A

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, atribuyó el repunte de los índices delictivos en el país al reacomodo de las agrupaciones criminales en algunas regiones, a partir de las detenciones de objetivos prioritarios en la lucha contra la delincuencia, y a la falta de una legislación que permita formar instituciones de seguridad locales eficientes.
 
Osorio Chong se refirió al reporte sobre homicidios dolosos del mes de mayo, que publica cada mes el Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.
 
Manifestó que es fundamental emprender una acción de Estado para regresar a la tendencia a la baja en los delitos de homicidios dolosos de 2012.
 
Afirmó que el gobierno de la República da seguimiento permanente a este fenómeno.
 
“Ante el repunte registrado, estamos redoblando esfuerzos con el resto de los órdenes de gobierno para dar respuesta efectiva a este fenómeno a partir siempre, como lo hemos hecho, de la corresponsabilidad”, aseveró.
 
“En otras palabras, es fundamental una acción de Estado para regresar a la tendencia a la baja que habíamos logrado a partir de 2012”.
 
Resaltó que de 2013 a 2015, según cifras oficiales del INEGI, se había disminuido el índice delictivo respecto a los homicidios.
 
“Advertimos, por supuesto, que en el 2016 esto estaba dejando de suceder”, asentó.
 
“Tengo que destacar que de los 122 objetivos prioritarios en el país, buscados por 5, 10, 15 o 20 años, este gobierno ha detenido a 107, en tan solo cuatro años”.
 
Sin lugar a dudas, apuntó el funcionario federal, cuando se lesiona su actividad logística y financiera, estos grupos, los que quedan, tratan de unificarse y hacen acciones que lastiman a la sociedad, en la comisión incluso de otros delitos.

Explicó además que habían advertido que los cambios de gobierno en 21 estados de la República podrían generar desconcierto ante la falta de una legislación que permitiera formar instituciones que cumplieran con su deber.

Resaltó que es importante señalar que una parte significativa de los homicidios no está relacionada con el fenómeno del crimen organizado.
 
“Según datos de quien genera estas cifras, quien las clasifica, del total de homicidios, aquellos que están relacionados con delitos del fuero común, pasaron de 3 de cada 10, en 2011, a 5 de cada 10, en 2016”, manifestó.
 
“Lo anterior da cuenta de que, a diferencia de 2011, estamos enfrentando un fenómeno de violencia, sí, con un componente federal, sí, con el crimen organizado, pero agudizado en gran proporción en los delitos del fuero común que se suceden en el orden local”.
 
El secretario de Gobernación declaró que por ello el gobierno federal actúa en dos grandes vías para superar esta situación.
 
“En primer lugar, llevando a cabo las acciones operativas necesarias del gobierno federal para reducir la violencia que producen las organizaciones criminales, basándonos en los datos que se han dado a conocer para focalizar, focalizar y priorizar los esfuerzos en las regiones que más violencia presentan.
 
Así lo hemos venido haciendo con la estrategia de los 50 municipios estratégicos, prioritarios, aclaró.
 
“¿Por qué lo son? Porque en estos 50 municipios se suceden prácticamente la mitad de los homicidios dolosos de todo el país, y que sin duda el poder avanzar en ellos nos arrojarán otras cifras al corto y mediano plazo”, asentó.
 
“En cada uno de dichos municipios trabajan, de manera coordinada, las instituciones integrantes del Gabinete de Seguridad, así como autoridades estatales y municipales, para reducir la violencia y la inseguridad en sus diversas expresiones y niveles”.
 
En segundo lugar, continuó, mediante un trabajo estrecho con las autoridades locales para apoyar acciones que urge implementar.
 
“Es fundamental que los gobiernos estatales y municipales redoblen sus esfuerzos para reducir la violencia causada por fenómenos delictivos locales, como el robo, el secuestro, el pandillerismo, mismos que están relacionados con el 50 por ciento de los homicidios registrados en el país”.
 
“No hay atajos ni caminos cortos. Se requiere fortalecer las instituciones locales de seguridad y de procuración de justicia”, advirtió.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS