Venezuela escala pleito diplomático con México

La canciller dice que vendrá al país a exponer el caso Ayotzinapa en la asamblea de la OEA
Durante una conferencia en Caracas, Delcy Rodríguez, canciller de Venezuela, dijo que México es el país más violento del mundo (LUIS ROBAYO. AFP)
02/06/2017
03:10
San José.
José Meléndez y Ariadna García
-A +A

[email protected]

La canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, lanzó ayer un fuerte ataque al gobierno mexicano y le acusó de convertir a México en un “Estado fallido” y permitir que el narcotráfico penetrara su institucionalidad y tras catalogar al canciller Luis Videgaray de “muy desvergonzado” por cuestionar la situación política y socioeconómica venezolana, le retó a un debate público sobre democracia, derechos humanos, delitos, violencia y contrabando de drogas.

Refiriéndose a Videgaray, Rodríguez afirmó que “hay que ser realmente muy desvergonzado para pararse a decir lo que ha dicho de Venezuela sin voltear a ver la realidad de su país”, y le culpó de fraguar sin éxito un “plan de intervención y tutelaje para Venezuela” en una reunión de cancilleres que, sin lograr acuerdos, se realizó el pasado miércoles en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA), en Washington.

Anunció que asistirá a la Asamblea General de la OEA que se llevará a cabo en Cancún, Quintana Roo, por órdenes de su presidente Nicolás Maduro, para que esté n representados en el encuentro que se llevará a cabo del 19 al 21 de junio.

“Espero en Cancún al canciller de México, articulador también de este plan conjuntamente con otros de sus colegas, decírselo en su cara. ¡Atienda a su pueblo, canciller de México, atienda a las demandas de su pueblo, atienda a los desaparecidos, atienda a la violencia, atienda al narcotráfico!”, señaló.

“Yo espero cara a cara confrontarlo. Lo llamo a un debate, si usted quiere, público en Cancún. Vamos a debatir sobre democracia, sobre derechos humanos, sobre delitos. Vamos a debatir sobre violencia. ¡Yo tengo aquí los números! Vamos a debatir sobre el narcotráfico”, dijo.

A Cancún, alertó, “vamos acompañados de los pueblos de centroamérica, vamos a llegar en marcha acompañados por el pueblo de México, llevaremos el tema de los migrantes, llevaremos el tema de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa”.

Reiteró que denunciará a México por la “vergüenza” por el caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos desde septiembre de 2014. “Para que se puedan dar violaciones tan graves, de forma masiva y sistemática, no hay duda de que tiene que estar involucrada la institucionalidad, hoy como dije seriamente amenazada en este país”, advirtió.

 

Tras señalar a México como “el país más violento del planeta”, recalcó que es incomprensible que “hable” de Venezuela, ese que “es el lugar más peligroso para ejercer el periodismo, donde el narcotráfico ha penetrado toda la institucionalidad de este hermano país convirtiéndolo en un Estado fallido, donde los desaparecidos suman cifras realmente espeluznantes”.

Reacción. Rodríguez acusó a México y a otras naciones de pretender que la cita de cancilleres —cuya convocatoria provocó el pasado 26 de abril que Venezuela se saliera de la OEA— acordara un plan para intervenir en asuntos internos venezolanos. La reunión debatió la crisis política y socioeconómica de ese país, que arroja un creciente saldo de muertos, heridos y detenidos por choques entre chavistas y antichavistas desde hace dos meses.

En el encuentro, Videgaray descartó invocar el principio de “no intervención” como “pretexto” para ser indiferente ante la situación en Venezuela, destacó que ese país tiene “una realidad extraordinariamente grave que es la ruptura del orden democrático” y pidió restablecer el calendario electoral, respetar la Asamblea Nacional, liberar a los presos políticos, el cese de los tribunales militares y reconsiderar los términos de un llamado a Asamblea Constituyente.

Rodríguez respondió que “es una vergüenza que estas caras que ayer [el miércoles] se lanzaron contra nuestra patria desconociendo sus elementales funciones como funcionarios diplomáticos que deben respetar las normas internacionales, se hagan los ciegos sobre las terribles realidades que lamentablemente acompañan a países de nuestra región”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS