Entre los más violentos, 5 municipios de Chihuahua

Se ubican en la Sierra Tarahumara: Índice de Paz; algunos habitantes abandonan sus hogares
Elementos de seguridad y peritos revisan el área donde el pasado martes hubo disparos de arma de fuego a un domicilio en la ciudad de Chihuahua. El estado actualmente es considerado el más violento del país (LUIS CORTÉS. EL UNIVERSAL)
06/04/2017
04:50
Dennis A. García, Enviado
Chihuahua.
-A +A

[email protected]

De los 25 municipios más violentos por la tasa de homicidios que registran en todo el país cinco se encuentran en el estado de Chihuahua, que gobierna Javier Corral Jurado, según señala el Índice de Paz México 2017 elaborado por el Instituto para la Economía y la Paz (IEP).

Se trata de los municipios de Batopilas, Urique, Guachochi, Bocoyna y Guadalupe y Calvo, ubicados en la sierra Tarahumara.

Esas localidades no superan los 60 mil habitantes por municipio, pero su cercanía con Sinaloa y Durango en el llamado Triángulo Dorado pone en una situación de riesgo a los pobladores, algunos de los cuales incluso han tenido que abandonar sus hogares, de acuerdo con reportes de las autoridades locales.

Patricia de Obeso, coordinadora del Instituto para la Economía y la Paz en México, explicó: “Chihuahua es uno de los estados que en los últimos seis años se encuentra en lo más bajo de la tabla, es decir, donde se registran más homicidios; la violencia está concentrada en ciertas zonas”.

Advirtió que los gobiernos estatales, en este caso el de Javier Corral, deben hacer un estudio de la movilización del crimen y combatir la impunidad y la corrupción para mejorar las condiciones de seguridad.

Al preguntarle sobre el desplazamiento de personas en la sierra de Chihuahua, dijo que sí se está dando, pero además otro problema es la que las organizaciones criminales han infiltrado las policías.

“El tema es la impunidad. Muchas veces está perdido el control de los municipios, los gobiernos federal y estatal deben atender la situación, hay que atender la corrupción. Cada periodista que atacan es un ataque contra la libertad de expresión. El talón de Aquiles en México es la corrupción, ya hay infiltración en los gobiernos. Es un círculo vicioso”, señaló.

Información de las autoridades estatales y federales indica que la disputa que se da en la sierra que colinda entre Chihuahua, Sinaloa y Durango, es entre el Cártel de Sinaloa, La Línea y el Cártel Jalisco Nueva Generación.

El informe del instituto señala que Chihuahua, Tlaxcala y Veracruz “muestran discrepancias significativas en los datos tanto de homicidio como de extorsión, lo que indica un patrón de mala calidad en datos oficiales sobre delincuencia”, lo que podría provocar que al cierre de 2016 las cifras fueran por arriba de eso.

Menciona que donde hay poca paz el impacto económico para contener la violencia es mayor; en el caso de Chihuahua, se encuentra en la lista de los 10 estados con mayor impacto en la economía, lo que implica que cada chihuahuense pagó 31 mil pesos en el último año. También se encuentra entre los 10 estados catalogados como menos pacíficos.

Para De Obeso, la región norte del país es la más violenta, “pero ahora vemos que en la zona del Pacífico aumenta porque son caminos del tráfico de droga y son los estados con mayor impunidad”.

En Urique, Chihuahua, el Centro de Derechos Humanos de la Mujer (Cedehm) tiene registro de 109 indígenas desplazados que atiende; lo anterior, porque los grupos criminales los despojan de sus tierras o salen de sus comunidades antes de que eso ocurra.

A mediados de enero pasado el alcalde de Batopilas, Israel Varela Ordóñez, sufrió un atentado cuando salía de su casa ubicada en la ciudad de Chihuahua. Su camioneta fue impactada en por lo menos siete ocasiones sin que fuera lesionado.

En el municipio de Guadalupe y Calvo fue donde el 15 de enero fue muerto el defensor de los derechos del pueblo rarámuri Isidro Baldenegro López, acto que fue condenado por la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y otras organizaciones defensoras de derechos humanos.

Tal como lo dio a conocer en su momento EL UNIVERSAL, el asesinato del rarámuri ecologista ocurrido en la comunidad de Coloradas de la Virgen y es el quinto defensor ambiental asesinado en el último año en ese municipio.

Esa porción de la Sierra Tarahumara se ubica en la zona llamada así por estar bajo control del narcotráfico para la siembra de marihuana y amapola.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS