Duarte pide que le permitan hacer ejercicio y ‘convivir’

Solicita a autoridades penitenciarias de Guatemala una lámpara y un colchón para dormir
El ex gobernador de Veracruz está recluido en la cárcel del cuartel militar, que alberga a presos de “alto perfil”, como políticos procesados por corrupción. (EDWIN BERCIAN. EFE)
26/04/2017
02:17
-A +A

El ex gobernador de Veracruz Javier Duarte, recluido en una prisión de Guatemala desde hace 10 días, solicitó al Sistema Penitenciario que le permitan “hacer deporte” y salir “al patio junto con los demás internos” para relacionarse con ellos.

En un escrito fechado ayer y divulgado a través de las redes sociales, Duarte de Ochoa, que está en prisión preventiva en una cárcel que funciona dentro del Cuartel Militar Matamoros, pide, “con el debido respeto”, que se le trate “con igualdad”, como lo establecen la Constitución local y los convenios internacionales.

“Por lo anterior expuesto, solicito que se giren las órdenes a donde corresponde a efecto de que se me permita: 1) salir al patio con los demás internos y relacionarme con ellos, 2) hacer deporte”, abunda el documento, rubricado por uno de sus abogados.

Solicita que, como no existen “los elementos materiales básicos para vivir”, se le permita ingresar “un colchón para dormir, un ventilador pequeño y una lámpara”, porque en el lugar en donde está recluido desde el 16 de abril “no hay luz”.

La cárcel del cuartel militar alberga a presos de “alto perfil”, como políticos procesados por actos de corrupción o supuestos narcotraficantes.

El pasado 21 de abril, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala notificó oficialmente a México de la detención provisional con miras de extradición del ex gobernador, por lo que a partir de ese entonces la justicia mexicana tiene 60 días para solicitar formalmente a Duarte.

El ex gobernador, que fue detenido la noche del 15 de abril en la recepción de un hotel del municipio turístico de Panajachel, en el departamento de Sololá, se reservó su derecho a aceptar su extradición en su audiencia de primera declaración del 19 de abril.

Duarte, de 43 años y quien supuestamente estaba en Guatemala desde el noviembre pasado —cuando entró ilegalmente vía terrestre—, tenía una orden de captura con fines de extradición por su supuesta responsabilidad en la comisión de delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

La detención del ex priísta fue ordenada el 14 de octubre de 2016 por un juez del Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio del Centro de Justicia Penal Federal, en la Ciudad de México, y desde el 14 de noviembre tenía una alerta roja de la Interpol.

El ex gobernador, quien supuestamente recibía ayuda de algunas aerolíneas para sus traslados, está acusado de operaciones con recursos de procedencia ilícita, de efectuar contratos a empresas fantasmas y de utilizar prestanombres para transferir fon-dos públicos.

Entre 2012 y 2015, Duarte desvió cantidades de recursos públicos, los cuales utilizó para adquirir bienes inmuebles tanto en México como en el extranjero.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS