Corral recorta el gasto en seguridad

Este año bajó 486 mdp a policías y a la fiscalía estatal; en cambio, el gobernador de Chihuahua sumó 134 puestos de mandos de su gobierno
En la Fiscalía General del Estado de Chihuahua hubo un recorte considerable de recursos humanos que atienden en diferentes niveles la estructura de seguridad, vigilancia e investigación (FOTOS: LUIS CORTÉS. EL UNIVERSAL)
31/03/2017
03:00
Dennis A. García
Chihuahua
-A +A

Al definir por primera vez el presupuesto y las prioridades para su entidad, el gobernador panista Javier Corral Jurado recortó 560 plazas relacionadas con temas de seguridad y combate a delitos, como policías ministeriales, agentes del Ministerio Público, peritos, médicos y celadores en la Fiscalía General del Estado de Chihuahua, mientras que al mismo tiempo aumentó en 134 plazas el grupo de mando de su gobierno, al crear nuevos espacios de jefaturas de división, subsecretarios, directores generales, jefes de departamento y coordinadores.

Al revisar comparativamente los presupuestos de egresos 2016 y 2017, se observa que en ese primer año la Fiscalía General del Estado tuvo 4 mil 43 millones 261 mil pesos para operar, mientras que en el primer año de Corral Jurado se asignaron 3 mil 556 millones 775 mil pesos, es decir, 486 millones 485 mil 439 pesos menos, lo que representa un recorte de 12% para enfrentar las acciones de violencia, inseguridad y procuración de justicia en la entidad, entre otros, por la presencia del crimen organizado.

En el año 2016, el total de servidores públicos incluyendo los sindicalizados, eran 10 mil 152, al hacer la comparación con el primer año del panista Corral Jurado, el gobernador suma 10 mil 375 servidores públicos, es decir, 223 más que en el año anterior.

Aunque el Presupuesto de Egresos para el ejercicio fiscal 2017 es menor al del año pasado (45 millones de pesos menos), Corral Jurado hizo cambios en su estructura de confianza incrementó el número de personas que reciben los salarios más altos en el escalafón de nómina en el estado.

Pero no sólo se incrementó el número de plazas en la nómina de mandos superiores y se recortaron las áreas centrales de la fiscalía para atender la seguridad, sino que según el Presupuesto de Egresos del Gobierno de Chihuahua para el ejercicio 2017, publicado en el periódico oficial, señala que a pesar de los llamados de austeridad, el gobernador Corral Jurado recibió un incremento salarial y de los 47 mil 55 pesos que ganaba el anterior gobernador, Javier Corral gana 50 mil 349 pesos mensuales.

Lo mismo sucede con el secretario general de gobierno, que en 2016 ganaba 30 mil 251 pesos y el actual percibe 32 mil 369 pesos al igual que el Fiscal General, secretarios, coordinadores y el secretario particular del gobernador.

De 15 coordinadores que había hasta el año pasado, el mandatario panista aumentó seis plazas que perciben un sueldo de 22 mil hasta 32 mil pesos, con ello suman 21 coordinadores. Los puestos de dirección que sumaron de 71 a 88, esto es, 17 espacios más con nivel directivo que sumó Corral Jurado a su equipo.

Respecto a los jefes de departamento se observan 45 puestos más para alcanzar un total de 273 que perciben entre 17 mil y 22 mil pesos. Se registran cambios en los jefes de oficina y el gobierno panista decidió aumentar otras seis plazas para tener 13 servidores públicos con esa categoría que perciben un sueldo de 17 mil pesos.

Las direcciones generales aumentaron de 15 a 20 plazas y el sueldo que perciben es de 22 mil pesos. El documento precisa que las plazsa de subsecretarios aumentaron al pasar de cuatro a seis.

Otros cambios que fueron las 51 plazas más como jefes de división, para tener en estos momentos 54 en total.

En cambio, en la Fiscalía General del Estado hubo un recorte considerable en la parte de recursos humanos que atienden en diferentes niveles la estructura de seguridad, puesto que de los 950 agentes que se tenían el año pasado, para el inicio de la nueva administración se redujeron a 893, es decir, 57 menos.

La dependencia también vio disminuido el personal de peritajes, y de tener 258 servidores públicos con esas funciones, únicamente se quedaron con 13, mientras que de los 802 agentes “A” de la Policía Ministerial Investigadora que había sólo quedaron 40.

La Fiscalía General del Estado de Chihuahua contaba con 162 agentes “B” y únicamente quedaron 18. En lo que respecta a auxiliares del Ministerio Público, el año pasado se trabajó con 118 y ahora son 57 los que apoyan a esas labores.

Además, de los 74 médicos con los que estaba operando la fiscalía, en la nueva administración al mando de Corral Jurado sólo se dejaron a 27.

En la coordinación especial “B” de la Policía Ministerial Investigadora prescindieron de una plaza para quedarse con 14.

Agentes del Ministerio Público adscrito a la unidad de investigación redujeron de 670 a 633 plazas. Agentes adscritos a la Fiscalía quedaron 94 de los 97 que había, y de los que estaban adscritos a juzgados quitaron una plaza para quedar en 37.

En materia del nuevo de Sistema de Justicia Penal, para litigar sólo en la versión oral desaparecieron dos plazas de agentes del Ministerio Público para quedar en 38. También quitaron 32 plazas de celadores para quedar en 362.

A la lista se agregan los consultores jurídicos, de los que quedaron 84 de 92 que había el año pasado. Hasta en el número de oficiales de tránsito se restaron 10 plazas para quedarse con 379 elementos, y suboficiales dejaron sólo a 12 de 14 plazas que existían.

Otros puestos que se crearon, además del que ocupa Gustavo Madero como coordinador de gabinete, fueron dos plazas para oficial calificador, una de inspector, otra de procurador auxiliar de la defensa del trabajo.

También crearon el perito de coordinación de zona, así como siete plazas de analistas, 68 de personal especializado, una de instructor y otra de sicólogo, 36 de auxiliar especializado, cinco de agentes de información, seis de supervisor de programas y dos de capturista de datos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS