Aumenta la indignación por asesinato sin resolver

Aunque la fiscalía tiene un retrato hablado de los agresores de Luis Arturo Torres, no hay detenidos
27/03/2017
02:25
Luis Fierro / Corresponsal
-A +A

[email protected]

En una fracción de segundo sonó una detonación y Luis Arturo cayó muerto, los delincuentes lo asesinaron sin piedad para luego darse a la fuga.

Un fallido intento de asalto privó de la vida a un padre de familia, quien además era muy apreciado en la comunidad escolar, sus compañeros resaltaron que en su trayectoria contaba con las maestrías en Administración (MBA), por el Tecnológico de Monterrey; en Educación Familiar, por el Instituto Europeo de Estudios en la Educación; y era candidato a doctor por la Universidad de Cantabria, España.

Luis Arturo Torres García era el vicerrector de Relaciones con Egresados del Tecnológico de Monterrey, él y su esposa habían acudido a un funeral, se disponían a abordar su automóvil, justo afuera de la iglesia en el rumbo de San Felipe, un lugar tranquilo de la capital, donde rara vez se cometen ilícitos. Aparecieron dos hombres armados que pretendían asaltarlos, aunque las autoridades nunca establecieron si sólo iban por sus pertenencias personales o si querían el vehículo.

“Quienes lloramos a nuestros muertos por la inseguridad y la violencia manifestamos indignación y exigimos justicia. La ausencia de Estado de derecho ha provocado la impunidad generalizada, el principal detonador de una crisis de confianza y de credibilidad en las instituciones”, lamentó el rector del Tec de Monterrey, David Noel Ramirez, por el asesinato de Torres García.

La fiscalía dijo tener un retrato hablado de los agresores e inició una investigación para capturarlos. El gobernador Javier Corral en una primera declaración sobre el tema dijo desconocer los detalles, pero afirmó estar seguro que la fiscalía lograría detener a los responsables. Tres semanas después no hay reporte de alguna captura.

“Si no revertimos en un corto plazo esta cultura de impunidad, corremos el riesgo de que los ciudadanos hagan justicia por su propia cuenta”, reflexionó el rector.

Según cifras de la fiscalía, en enero y febrero 107 personas fueron despojadas de sus vehículos con armas de fuego en la entidad; en el mismo periodo 84 sufrieron de un asalto en la calle y 172 fallecieron tras recibir disparos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS