Otra pifia de Corral; ahora en el caso de la periodista

Gobernador y fiscal estatal anunciaron detenciones que después desmintieron; los involucrados fueron detenidos un día antes de cometerse el crimen
Foto: Archivo. EL UNIVERSAL
25/03/2017
02:03
Luis Fierro / Corresponsal
Chihuahua, Chih.
-A +A

[email protected]

El gobernador Javier Corral Jurado y su fiscal César Augusto Peniche informaron de la detención de cuatro personas presuntamente vinculadas al asesinato de la periodista Miroslava Breach Velducea, pero después corrigieron porque se trataba de un error.

Por la mañana, Javier Corral declaró en el programa por internet de Carmen Aristegui que ya había cuatro presuntos implicados detenidos.

“Tenemos detenciones de personas que fueron arrestadas portando armas antes del asesinato, un día antes, y queremos saber qué relación pueden tener”, declaró Corral.

Añadió que ya hay retratos hablados de los presuntos criminales.

Los cuatro hombres mencionados fueron investigados por su presunta participación en el homicidio de la periodista Miroslava Breach, al final, la fiscalía confirmó que se trató únicamente de una confusión, ya que su arrestó ocurrió un día antes del asesinato en un lugar cercano al del crimen.

De hecho, en una breve declaración del fiscal estatal, Cesar Augusto Peniche —el mismo jueves minutos después de que la comunicadora fuera privada de la vida— dijo que la policía municipal ubicó a cuatro hombres en actitud sospechosa, quienes circulaban a unas cuantas cuadras del lugar del homicidio.

Incluso, se informó que tras realizarles una revisión física les detectaron dos armas, una de las cuales coincidía con el calibre que se empleó en el ataque a la periodista.

El vocero de la corporación, Carlos Huerta, precisó que fueron identificados como: Kevin Rafael “N”, Ricardo Jovane “N”, Luis “N”, y Antonio Alejandro “N”, los cuales fueron puestos a disposición del ministerio público por el delito de portación ilegal de armas.

Sin embargo, ayer Carlos Huerta aceptó que los cuatro detenidos no serán consignados por el crimen de Miroslava Breach, porque la fiscalía descartó finalmente que tengan relación con lo ocurrido.

El vocero de la corporación admitió que sí fueron puestos a disposición del ministerio público, pero por el delito de portación ilegal de armas.

Por ahora continúa el análisis de una cartulina colocada en el lugar de los hechos, en la que se habría plasmado un mensaje de un grupo criminal contra la propia periodista y una amenaza de muerte al gobernador Javier Corral.

El gobernador reconoció que tras el homicidio se analiza la participación de una “tirador profesional”, lo que hace suponer que era integrante de una célula del crimen organizado.

La fiscalía informó oficialmente que el homicida viajaba a bordo de un auto Malibú color blanco, según se pudo apreciar en una cámara de circuito cerrado de una vivienda cercana, dicho automóvil ya es rastreado.

 

Condena Amnistía Internacional. Amnistía Internacional (AI) condenó hoy el asesinato de Miroslava Breach, el tercero este mes de un periodista en México, y exigió una investigación “inmediata, imparcial y exhaustiva” que permita esclarecer el crimen y llevar ante la justicia a los responsables de este hecho.

“México debe brindar la protección fundamental que necesitan los periodistas y otros profesionales de los medios de comunicación que trabajan en condiciones peligrosas, especialmente, aquellos que informan sobre crímenes”, dijo la directora de AI México, Tania Reneaum, en un comunicado.

Miroslava, quien cubría temas sobre tráfico de drogas y crimen organizado, fue asesinada a tiros el jueves cuando se disponía a llevar a uno de sus hijos a la escuela en la ciudad de Chihuahua.

Las autoridades “deben iniciar una investigación inmediata, imparcial y exhaustiva que lleve al pronto esclarecimiento de los hechos y la identificación de los responsables, de manera que estos sean llevados ante la justicia”, afirmó Reneaum.

La impunidad en estos casos fomentan “la reiteración de actos violentos similares y puede resultar en la autocensura de los y las comunicadoras”.

De acuerdo con Reporteros Sin Fronteras, México es el tercer país más peligroso para los periodistas, sólo superado por Siria y Afganistán, indicó la organización defensora de los derechos humanos.

La directora de Amnistía Internacional para las Américas, Erika Guevara-Rosas, aseguró en otro comunicado que México se ha convertido “en una zona prohibida para quien tenga la valentía suficiente de hablar sobre asuntos como el creciente poder del crimen organizado y la colusión de estos grupos con las autoridades”. Con información de EFE

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS