Chihuahua: violencia sin freno; matan a periodista

La periodista Miroslava Breach Velducea fue asesinada la mañana del jueves cuando salía de su domicilio, en un crimen considerado por las autoridades por su ejercicio profesional
(ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
24/03/2017
02:43
Chihuahua.—
LUIS ALONSO FIERRO
-A +A

[email protected]

La periodista Miroslava Breach Velducea fue asesinada la mañana del jueves cuando salía de su domicilio, en un crimen que las propias autoridades consideraron ligado a su ejercicio profesional.

Breach, de 54 años de edad, se desempeñaba como corresponsal de La Jornada en esta capital, además de formar parte del equipo del periódico Norte de Ciudad Juárez, donde ocupaba la cartera editorial.

“Uno de los mayores enemigos de la libertad de expresión y del derecho a la información son los grupos criminales que buscan intimidar, cuando no cooptar, o segar la vida de los informadores. Y esta será su actividad periodística, la primera y más importante línea de investigación. El crimen de Miroslava no quedará impune”, aseguró el gobernador Javier Corral tras reconocer que la periodista en diversas ocasiones hizo señalamientos directos en sus reportajes a miembros del crimen organizado.

Corral dijo que él no tenía información respecto a alguna amenaza reciente a la periodista, pues aunque tenía comunicación con ella, nunca le confió una intimidación o amenaza contra su integridad, sólo un poco de preocupación de investigaciones que llevó a cabo en el pasado.

Un documento de la Secretaría de Gobernación del Mecanismo de Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas precisa que “no se encontraba incorporada a este mecanismo ni se advirtió en fuentes abiertas alguna agresión o amenaza en su contra”; la misma oficina solicitó ayer a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), que encabeza Jaime Rochín, darles apoyo legal y sicoemocional a los familiares de la periodista.

La Jornada publicó un editorial en su portal de internet en el que lanzó un “¡Ya basta!” y describió que durante casi dos décadas relató violaciones a los derechos humanos y del narcotráfico, además de que en el proceso electoral de 2016 denunció la imposición de candidatos en el PAN y PRI por parte del crimen organizado.

Recalcó que las imágenes de Corral jugando golf en Mazatlán —reveladas ayer por EL UNIVERSAL— mientras “su estado se desangra [...] es una pésima señal a la ciudadanía”. Demandó una investigación severa y no inventar chivos expiatorios.

Sin denuncias. Corral explicó ayer que también el fiscal César Augusto Peniche tuvo la oportunidad de entablar comunicación con ella por labores propias de su trabajo, pero que en ese momento no hubo tampoco una denuncia por amenazas.

Miroslava Breach recibió cuatro impactos de bala cuando salía de su domicilio después de las 7:00 horas, pues se disponía a llevar a su hijo de 14 años a la escuela, pero mientras lo esperaba, se acercó un pistolero y abrió fuego a corta distancia.

El gobierno estatal decretó tres días de luto en señal de duelo por la pérdida de la comunicadora; periodistas y trabajadores de diversos medios de comunicación se manifestaron en el salón de plenos del Congreso local en protesta por el homicidio.

Exigieron mejores garantías de seguridad para el gremio y un mayor compromiso del gobierno local para proteger a los periodistas.

Diversos sectores sociales y políticos han reprobado el artero crimen y exigido justicia por medio de comunicados y posturas públicas.

Al respecto, el presidente del Foro de Periodistas de Chihuahua, Ángel Zubía, criticó la falta de atención de parte del gobierno estatal para los casos de agresiones a los periodistas. “No podemos estar a expensas de que un Ministerio Público que esté investigando ganado en un extremo del estado, le sean asignados los casos de asesinatos de periodistas”, criticó.

Dijo que Chihuahua necesita agentes especializados y que los casos sean atendidos de forma especial, ya que la autoridad debe atender el grave problema de inseguridad y vulnerabilidad en que se encuentra, pues se tiene información de la “dualidad” de algunos elementos adscritos a robo de ganado y crímenes contra periodistas.

Otro caso. El reportero radiofónico Jesús Adrián Rodríguez Samaniego fue asesinado en el exterior de su vivienda el pasado 16 de diciembre, en la capital del estado.

La fiscalía chihuahense informó que el entorno de su ejercicio profesional era la principal línea de investigación en el homicidio del periodista. Ayer el gobernador dijo que ese caso ya había sido esclarecido y sólo faltaba aprender al autor material. Corral aseguró que se trata de un móvil personal y no relacionado con la labor periodística.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS