Video. El último día de "El Chapo" en una cárcel mexicana

El jefe del cártel de Sinaloa viste el uniforme reglamentario, con calcetas y sandalias. También se observa que dormía con un antifaz negro
Fotografía: Captura de pantalla de vidoe
24/01/2017
22:53
Ciudad de México
-A +A

Joaquín "El Chapo" Guzmán pasó su último día en México el jueves 19 de enero de 2017, un día antes de que Donald Trump jurara como presidente de los Estados Unidos.

 

Autoridades mexicanas difundieron el video de la cámara de seguridad de la celda del capo en el penal federal de Ciudad Juárez, Chihuahua, en donde se observa su expresión al ser notificado de su extradición a los Estados Unidos.

 

El jefe del cártel de Sinaloa viste el uniforme reglamentario, con calcetas y sandalias. También se observa que duerme con un antifaz negro.

 

Las autoridades federales de Estados Unidos lo mantienen en una prisión de alta seguridad en Manhattan, en la ciudad de Nueva York, que ha sido descrita como más severa que la de Guantánamo.

 

De acuerdo con varios informes de prensa, Guzmán es mantenido en el Centro Correccional Metropolitano, que tiene una de las medidas de seguridad más estrictas entre las prisiones en Estados Unidos.

 

Guzmán es mantenido en esa prisión luego de que fuera extraditado desde México para ser presentado ante una corte federal del condado de Brooklyn, donde enfrenta 17 cargos por actividades criminales que se extendieron por más de tres décadas.

 

De acuerdo con una memoria publicada por Uzair Paracha, condenado por proporcionar apoyo al grupo terrorista Al-Qaeda, esta prisión de Manhattan tiene condiciones menos hospitalarias que el centro de detención militar de Guantánamo.

 

El diario The New York Times asentó que los reclusos alojados en las celdas de máxima seguridad se han quejado de condiciones tan aislantes que algunos la culpan por sufrir deterioros de la vista.

 

La cárcel, abierta en 1975, tiene alrededor de 795 presos. Aquellos considerados más peligrosos están alojados en unas seis celdas en un ala conocida como 10 Sur, donde están recluidos en régimen de aislamiento y se les prohíbe comunicarse entre ellos.

 

En esas celdas las luces están encendidas 23 o 24 horas al día, e incluso la ranura en cada puerta la mantienen cerrada, lo que significa que los reclusos ven poco más allá de su celda solitaria, de acuerdo con los recuentos del Times.

 

Los guardias pueden ver el interior de estas celdas a través de una cámara dirigida a la ducha y otra por encima del inodoro o la cama, según las memorias de Paracha.

 

Con información de Notimex

 

ml

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS