11

El restaurante donde departían capo y edil

Durante un mes se investigó al líder de 'Guerreros Unidos'; alcalde de Cocula ya era vigilado por vínculos con cártel
En el restaurante La Cabaña de Max, Adán Zenen Casarrubias estaba acompañado del edil de Cocula, Guerrero, Erik Ulises Ramírez Crespo, y Eloy Flores, quien se ostentó como asesor jurídico del PRD en la Cámara de Diputados (ESPECIAL)
31/10/2015
02:20
Justino Miranda / Corresponsal
-A +A

[email protected]

Cuernavaca, Mor.— Durante un mes, un grupo especial de las fuerzas castrenses investigó los recorridos de Adán Zenen Casarrubias Salgado, líder del cártel Guerreros Unidos, hasta que lo detuvo la tarde-noche del jueves en un restaurante-bar del municipio Emiliano Zapata, localizado a un kilómetro y medio, aproximadamente, del Centro de Coordinación, Control, Comando y Comunicaciones (C5) de la Comisión Estatal de Seguridad (CES).

Zenen Casarrubias estaba acompañado del edil de Cocula, Guerrero, Erik Ulises Ramírez Crespo, y Eloy Flores Cantú, quien se ostentó como asesor jurídico del PRD en la Cámara de Diputados. Los tres compartían mesa con una docena de personas cuando de súbito cuatro vehículos militares ingresaron al negocio. Enseguida, soldados y elementos de la Policía Federal rodearon a los comensales de ese grupo, narraron testigos de la aprehensión. Quienes presenciaron la escena dicen que entre militares y policías federales sumaban unos 80 elementos.

De la entrada del restaurante La Cabaña de Max, situada a bordo de carretera, hay una distancia de 20 metros, aproximadamente, pero la vista exterior está bloqueada por una barda de arbustos. La cabaña se localiza sobre el Libramiento 10 de la colonia Ojo de Agua, en el municipio de Emiliano Zapata, gobernado por el PRD desde hace seis años.

Trabajadores y testigos de los hechos cuentan que el grupo de Zenen Casarrubias y el edil fueron tomados por sorpresa, sometidos e interrogados.

Antes de la detención, la gerencia del restaurante-bar anunció que cerraría el lugar porque ya habían superado el horario de las 18:00 horas, y los comensales solicitaron la cuenta. Pagaron y cuando tomaban la copa del “estribo” fueron cercados por los soldados y los policías federales, cerca de las 18:40 horas. Un reporte de inteligencia, cuyos datos fueron compartidos a la corresponsalía, detalla que en los últimos 30 días seguían al edil de Cocula, Guerrero, surgido del PRD, Erik Ulises Ramírez Crespo, por la sospecha de que mantenía comunicación con presuntos integrantes de Guerreros Unidos.

Mantente al día con el boletín de El Universal