Albergue de migrantes no abrirá hasta garantizar la seguridad

Personal del comedor que se ubica en Jalisco cerró sus puertas por temor
El comedor del albergue para migrantes que se ubica en Guadalajara, cerró hace unos días, afirmó Pablo Montaño, coordinador de Desarrollo Institucional (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
01/08/2015
02:42
Ariadna García
-A +A

[email protected]

A pesar de que se llegó a un acuerdo con el gobierno del estado de Jalisco para tener un nuevo inmueble, el albergue de migrantes FM4 Paso Libre, Dignidad y Justicia en el Camino AC, no reabrirá las puertas de su comedor hasta que se ponga en marcha una estrategia que garantice seguridad para voluntarios y toda aquella persona que pasa por el lugar, provenientes principalmente de Centroamérica.

El comedor del alberge FM4 Paso Libre, que se ubica en Guadalajara, Jalisco, cerró sus puertas hace unos días debido a la inseguridad pública que se vive en la zona.

Pablo Montaño, coordinador de Desarrollo Institucional del albergue, comentó en entrevista que el problema se generó cuando habitantes de la zona comenzaron a causar problemas de inseguridad pública que llegaron hasta las amenazas dirigidas a voluntarios que colaboran con la organización.

“Cerramos por el nivel de inseguridad que se empezó a generar alrededor de nuestro comedor que está en un sitio que estratégicamente no es lo más favorable. Este espacio se prestó para que grupos se instalaran en las inmediaciones del comedor y aunque en un principio no había problema con ellos, había una relación de paz, empieza a irse deteriorando esta relación”, comentó Montaño.

Personal del albergue comenzó a tener reportes de asaltos a migrantes, cobro para ingresar al comedor y se determinó, en consecuencia, que la inseguridad se volvió el modus operandi en la zona, por lo que se decidió cerrar el comedor.

Las autoridades estatales ofrecieron a los representantes del albergue un inmueble en comodato para que se pueda continuar con la labor civil.

Ayer se firmó el acta de entrega-recepción de un inmueble para que sea reubicado el Centro de Atención al Migrante FM4 Paso Libre y lo que se espera ahora, es formalizar el contrato de comodato con el gobernador Aristóteles Sandoval Díaz.

Esta primera acción, especificó el personal del albergue, marca el inicio de una estrategia que requiere acciones que van más allá de la posesión de un bien inmueble, toda vez que se buscan condiciones de seguridad.

“Somos contundentes en afirmar que el nuevo CAM no abrirá sus puertas en tanto dicha estrategia integral no haya sido debidamente garantizada por las autoridades estatales y municipales”, expusieron en el albergue a través de un comunicado.

Montaño señaló que sí existe buena disposición de las autoridades municipales y estatales para el diálogo, pero es necesario pasar a los hechos para garantizar la seguridad de la comunidad migrante, así como de protección al voluntariado que presta sus servicios en el alberge FM4 Paso Libre.

En este albergue son unos 72 voluntarios los que prestan servicio a los migrantes que pasan por Guadalajara camino a los Estados Unidos.

Según Montaño, en 2014 se atendió a más de cinco mil migrantes.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS