Cambiaron a custodios el día de la fuga: familiares

El sábado 11 de julio varios de los custodios y un supervisor que entraron a su jornada laboral fueron cambiados de área
Tomada de video
17/07/2015
03:13
Dennis A. García
-A +A

[email protected]

El sábado 11 de julio, día en el que Joaquín El Chapo Guzmán Loera se fugó del penal de El Altiplano, varios de los custodios y un supervisor que entraron a su jornada laboral por la mañana fueron cambiados de área.

De acuerdo con los testimonios de cuatro familiares, tres custodios (dos de ellas mujeres), pasaron por lo menos año y medio laborando en el penal de máxima seguridad en la zona de juzgados y fueron cambiados, horas antes, a otra área conocida como “diamante”, que es la zona de vigilancia de los pasillos del área de celdas.

“Mi familiar, que es custodia, nunca había sido movida de la zona de juzgados y el sábado que entró a las 8 de la mañana se presentó a su área y le dijeron que sería movida a otro lugar; le dicen diamante”, señaló uno de los familiares.

La misma información de que los trabajadores fueron cambiados de área ese día se repite en otros cuatro casos, según los familiares que esperan a las afueras de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) y dan seguimiento a la situación jurídica de los trabajadores, con la idea de que sean liberados, ya que permanecen ahí en calidad de retenidos.

La información fue comunicada por los propios custodios que se encuentran declarando en la SEIDO, cuando sus familiares lograron ingresar a la PGR para tener el segundo contacto con ellos.

“No nos pudieron dar más datos porque siempre nos vigilaba una persona uniformada, pero eso nos dijeron, que casualmente ese día los cambiaron de lugar cuando nunca había sucedido en el tiempo que llevan laborando ahí”, dijo otro de los parientes entrevistados.

Guzmán Loera, líder del Cártel de Sinaloa, evadió la seguridad de El Altiplano el pasado sábado 11 de julio aproximadamente a las 20:52 horas, 12 horas después del cambio de turno del personal del penal.

De los 34 trabajadores del centro federal que en un principio fueron trasladados a la SEIDO, 12 ya salieron bajo las reservas de ley y 22 permanecen en calidad de retenidos, puesto que hay elementos que los podrían vincular con la fuga.

Entre ellos se encuentra el ex director del penal federal, Valentín Cárdenas Lerma, sus subordinados del primer círculo, la doctora encargada de proporcionar la medicina a Joaquín El Chapo Guzmán Loera y otros custodios.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS