Enoja a locatarios ampliación de campamento

Canaco estima pérdidas diarias para los negocios y empresas por cerca de 25 millones de pesos
La extensión del plantón ha generado roces entre locatarios y maestros (Foto: IVÁN STEPHENS / EL UNIVERSAL)
12/06/2015
03:01
Julián Sánchez
-A +A

[email protected]

La ampliación del campamento de maestros hacia la explanada del Monumento a la Revolución, a las calles de Vallarta y Gómez Farías, provocó la molestia de locatarios quienes señalaron que debido a ello sus ventas se reducen entre 40% y 60%.

Gerardo López Becerra, presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de la Ciudad de México (Canaco), dijo que se estima que una marcha que obligue al cierre de calles desde Reforma, a la altura de la Diana, hasta avenida Juárez y Lázaro Cárdenas, deriva en pérdidas diarias para los negocios y empresas por cerca de 25 millones de pesos.

Hugo, dueño de un café frente al Monumento a la Revolución, aseguró que la clientela baja 60%. Se quejó que el problema no es de unos días o semanas, sino que ya serán dos años desde que se instaló el plantón y su negocio no ha podido prosperar porque hay lapsos en los que se incrementa la presencia de maestros y disminuyen las ventas.

En el campamento hay 25 carpas, cerca de 500 tiendas de campaña, todas ellas nuevas, 50 ahulados que usan como techo, tres tanques de gas y un tinaco.

Los maestros extendieron su campamento también en las banquetas ubicadas entre la calle de Vallarta e Ignacio Ramírez, y frente al edificio del Frontón México.

Gerardo López Becerra dijo que se ha generado un ambiente de tensión, pues ya se registraron intercambios de palabras y empujones entre maestros y empleados de negocios que no dejan que los profesores se pongan en la entrada de los locales.

“Esa extensión del plantón no fue bien recibida por los comerciantes y se ha generado un escenario de tensión que a nadie le conviene y la autoridad no actúa como debiera”, dijo.

Informó que a nombre de la Canaco-DF y de comerciantes se envió una carta al jefe del GDF, Miguel Ángel Mancera, en la que le piden que el plantón se tiene que levantar, y se pague indemnización a los negocios que han perdido y se establezca un programa de apoyo.

Dijo que se corre el riesgo de que negocios cierren y se pierdan empleos por los casi dos años de plantón.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS