Se encuentra usted aquí

¿Qué se disputa en la región?

La estrategia militar que inició ayer el gobierno federal tiene entre sus objetivos capturar a Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación, la organización que opera el corredor clave en el país para
En el combate contra el crimen organizado se sigue aplicando el esquema basado en la capacidad de las Fuerzas Armadas, señalan especialistas
02/05/2015
03:29
Marcos Muedano
-A +A

[email protected]

La participación de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en operaciones para combatir a grupos del crimen organizado en el país demuestra que no se ha dejado atrás el esquema utilizado durante el sexenio pasado de basar la estrategia en las Fuerzas Armadas, debido a que el Estado mexicano no cuenta con cuerpos de seguridad capacitados para hacerlo, aseguran expertos en seguridad nacional.

Los especialistas consultados aseguran que las acciones efectuadas para contener y someter al crimen organizado son buenas, sin embargo, se siguen trazando esquemas reactivos, y no de prevención.

“Sirven, claro que sirven porque el crimen organizado se ve acorralado, lo que los lleva a cometer actos de violencia para causar terror entre la población y en los propios cuerpos de seguridad”, como ocurrió ayer con los presuntos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), indicó Gerardo Rodríguez, profesor de seguridad nacional y terrorismo e integrante del Colectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia (Casede).

“En términos de contención y sometimiento sí tienen efectividad, pero en términos de la recuperación de la paz social son muy cuestionables, porque la parte civil no hace lo que le toca, tanto a nivel local como federal”, refirió Javier Oliva, especialista en seguridad nacional y académico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Se está reaccionando por la crisis que tienes enfrente, pero si no haces una labor preventiva esto no va a mejorar. Lo que ocurre es que no se han fortalecido las instituciones para conocer cuáles son los nexos que tienen con estos grupos, en el futuro va a haber otras organizaciones. Es cíclico, finalmente se les combate pero el tejido institucional es muy débil, el crimen organizado se aprovecha de estos vacíos”, dijo Jorge Chabat, investigador de la División de Estudios Internacionales del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

Según los expertos, no existe un cambio en la forma de combatir al crimen en el país, debido a que la estrategia se basa en la capacidad de las Fuerzas Armadas.

“Nunca se ha dejado ese esquema. La Sedena ha seguido participando en operaciones contra el crimen organizado, porque la Policía Federal no es suficiente, en ese sentido no hay ningún cambio, porque no se cuenta con los elementos suficientes para hacerlo. Se creó la Gendarmería, pero no cuenta con los elementos suficientes para hacerlo. Yo no veo un cambio, porque simplemente no existen los cuerpos de seguridad para enfrentar el problema, esto va a durar un buen rato. El Ejército va a seguir participando como una medida de emergencia porque no hay nadie más que lo pueda hacer”, indicó Jorge Chabat.

“No se ha modificado, nunca ha cambiado, sigue siendo el mismo protagonismo institucional por parte de la Sedena, debido a que en el país hay improvisación para atacar a estos grupos”, afirmó Javier Oliva.

“Han fracasado las estrategias de seguridad pública en Jalisco, Colima y Michoacán. Una vez que militarizas la estrategia de seguridad, va a ser muy complicado que saques a las Fuerzas Armadas de la estrategia. No es lo adecuado, pero lo único que tiene el gobierno es a las Fuerzas Armadas. No hay de otra, no hay otra institución para hacerlos. Una de ellas es la Policía Federal, pero no ha podido, señaló Gerardo Rodríguez.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS