“Hay vulnerabilidad en instalaciones del gobierno”

La dependencia a su cargo busca la homologación de protocolos para proteger inmuebles
Alfonso Ramón Bagur Comisionado del Servicio de Protección Federal (ALONSO ROMERO. EL UNIVERSAL)
14/08/2017
02:01
Manuel Espino Bucio
-A +A

[email protected]

Desde el Servicio de Protección Federal, el comisionado Alfonso Ramón Bagur advierte que la seguridad en las 17 mil instalaciones del gobierno federal en el país es vulnerable y que se requiere un protocolo único para reforzarla, porque las empresas, en su mayoría privadas, que vigilan los inmuebles, a excepción de las de Pemex y la CFE, cuentan con personal propio, operan cada una a su estilo, como pueden y con lo que su jefe de seguridad conoce del tema.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Ramón Bagur asegura que hay guías de seguridad para hospitales, perímetros de los penales federales y próximamente habrá para centrales de abasto, no así para instalaciones gubernamentales.

En su oficina en la delegación Coyoacán, el comisionado revela que al año la autoridad federal invierte 14 mil millones de pesos en proteger sus instalaciones, pero desconoce el desempeño de los cuerpos de seguridad que las cuidan.

“No sabemos si esas empresas están registradas, son profesionales, han preparado a su gente, tienen la posibilidad de responder por su personal, pasaron los exámenes de confianza, si su gente tiene antecedentes penales y si tienen relaciones con el narco”, reconoce.

Ante este panorama, el mando anuncia que el Servicio de Protección Federal, un órgano desconcentrado de la Comisión Nacional de Seguridad e independiente de la Policía Federal, realizará el 16 de agosto el foro Seguridad de Instalaciones Vitales, para conocer experiencias internacionales en la materia y, a partir de ahí, diseñar un protocolo único de seguridad para las sedes del gobierno.

“Vamos a llamarle orientaciones básicas para que las instituciones gubernamentales vayan armando su propio sistema de seguridad”, detalla.

Ramón Bagur afirma que la dependencia a su cargo resguarda 120 edificios del gobierno, entre los que destacan oficinas de la Presidencia de la República y 11 penales federales, sin embargo aclara que su función no es cuidar instalaciones, sino definir reglas para cuidarlas.

Terrorismo diferente.

¿Ante la vulnerabilidad hay riesgo de ataques terroristas?

—En México no hay terrorismo, excepto el que hace el crimen organizado, que es terrorismo diferente al que hacen los musulmanes, por ejemplo.

¿De terroristas no, pero del narcotráfico sí?

—Sin duda, las instalaciones de la policía las han balaceado. Hay vulnerabilidad.

¿Las dependencias a cargo del Servicio de Protección Federal han sufrido algún ataque o amenaza?

—Consumado no, ninguno. Se nos ha metido gente que ha tratado de obtener resultados de la autoridad cerrando una institución, de repente se meten uno por uno y no salen hasta que las autoridades les resuelven su problema.

¿Cuántas amenazas de bomba han recibido en las sedes que resguardan?

—Tenemos todos los días, excepto en los Centros Federales de Readaptación Social. En Protección Federal al año tenemos 250 amenazas de bomba, pero nunca ha habido una bomba y todas las amenazas se han atendido, entonces no debemos esperar a que la haya.

¿Cuántos protocolos se operan en instalaciones oficiales?

—Son infinitos. Cada quien tiene sus protocolos, pero lo que queremos en Protección Federal es estandarizar.

¿Las dependencias estarían obligadas a cumplir la guía que alistan?

—Por lo menos a cumplirla en esos términos, pero legalmente no tengo autoridad para obligarlas, lo que tengo es la autoridad para generar las reglas.

¿Entonces quedará a la decisión de cada autoridad?

—Así es, porque no hay Ley de Seguridad Física de Instalaciones Públicas, no existe y vaya a saber cuándo va a existir.

¿El Servicio de Protección Federal debería hacerse cargo de la seguridad de todos los inmuebles del gobierno?

—No tenemos la capacidad, pero nos gustaría ser un organismo regulador reconocido para instalaciones gubernamentales. Lo ideal es que pudiéramos certificar la seguridad en las dependencias.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS