PGR debe evitar fuga del gobernador de Nayarit: legisladores

Se investiga la presunta complicidad con el fiscal Veytia b PRI y gobierno no protegen a nadie, afirma Diva Gastélum
El gobernador de Nayarit, Roberto Sandoval Castañeda, arropó al fiscal Édgar Veytia, detenido por actividades ilegales en Estados Unidos (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
05/07/2017
04:00
JUAN ARVIZU, MISAEL ZAVALA Y SUZZETE ALCÁNTARA
-A +A

[email protected]

Legisladores de oposición señalaron que la Procuraduría General de la República (PGR) debe dictar medidas precautorias para impedir, eventualmente, una evasión del gobernador Nayarit, Roberto Sandoval Castañeda, a quien se investiga por enriquecimiento ilícito y por actuar en complicidad con quien fue su fiscal, Édgar Veytia, detenido en Estados Unidos bajo acusaciones penales.

EL UNIVERSAL informó que el gobernador de Nayarit arropó a fiscal Veytia, por que actividades ilegales del ahora detenido en Estados Unidos las habría cometido al amparo de Sandoval Castañeda.

La diputada Maricela Contreras Julián (PRD) pidió que “la PGR debe estar muy pendiente, no sea que huya el gobernador nayarita”, y la senadora Pilar Ortega (PAN) requirió que “se tomen todas las medidas necesarias para evitar un escape en caso de que haya elementos para vincularlo a proceso”, y que la justicia se aplique de manera “expedita, real y certera”.

Armando Ríos Piter, senador sin bancada, previno que en los casos de Veracruz, Quintana Roo y Chihuahua, los gobernadores que han dejado el cargo han actuado como pillos y además “tienen alertas que les permiten fugarse de la justicia”.

En el caso del Ejecutivo de Nayarit, el gobierno debe impedir la fuga, como ocurrió en otros casos, dijo.

La priísta Diva Gastélum Bajo indicó que “todos los que han buscado [por huir bajo cargos de corrupción], los han encontrado, a veces en otros países”. El hecho es que el PRI y el gobierno tricolor han demostrado que “no hay protección para nadie”.

El coordinador del PVEM, Carlos Alberto Puente, pidió paciencia para conocer si en realidad existe una investigación en contra de Sandoval Castañeda, y de confirmarse, exigió “que se aplique la ley”, pero sin las indagatorias agotadas “sería muy grave especular”, expuso.

La presidenta de la Comisión de Justicia del Senado, y de la Segunda Comisión de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, Pilar Ortega Martínez, calificó como terrible que opere una complicidad del fiscal y el gobernador, como investiga la PGR en el caso de Nayarit.

Desequilibrio en el poder. Que haya complicidad entre un fiscal y un gobernador, es muestra de un desequilibrio en el ejercicio del poder público y corrobora que urge “un cambio radical al sistema de procuración de justicia”.

Se debe separar de la esfera de los gobernadores la acción de los fiscales, y lamentó también que se procesen leyes en los congresos locales, a modo de los mandatarios, lo cual los ha convertido en virreyes.

Gastélum Bajo pidió a la PGR que desahogue las indagatorias del caso del gobernador de Nayarit, y sin adelantar juicios señaló que su partido no protege a quienes hayan cometido errores: “Somos el gobierno priísta que más servidores públicos ha llamado a cuentas. Eso no es tema de júbilo, sino [queremos] decirle a la sociedad que cuando escogemos candidatos, hombres o mujeres, los escogemos de buena fe, buscando el arraigo que tienen en territorio, demostrando su trabajo, pero cuando un servidor público se aparta de la directriz que pide la sociedad, hay que responder”.

Respecto a si se deben tomar medidas precautorias ante una eventual fuga de Sandoval Castañeda, Gastélum, afirmó: “Todos los que han buscado, los han encontrado, a veces en otros países. La determinación del PRI y del gobierno es que tiene que responder si la gente falla, ya sea aquí o fuera, se tiene que responder”.

Ríos Piter expresó que “teniendo un caso de narco tan claro, en Estados Unidos [como es el del fiscal Veytia], me parece que México tiene que tomar todas las cartas en asunto, de manera preventiva, para evitar quedar mal con los mexicanos y volver a hacer el papelón internacional”.

El vicecoordinador de los diputados del PAN, Federico Döring, aseveró que es importante que la PGR actúe de inmediato antes del cambio de gobierno en Nayarit, para evitar que se evada el gobernador: “Si la PGR no lo hace será cómplice dilatorio de la justicia. Corremos el riesgo de que como en el caso del ex gobernador de Tamaulipas, Tomas Yarrington, prevalezca la impunidad hasta que la justicia estadounidense actúa”, dijo.

PRD exige aclarar el caso. El PRD exigió a la PGR una investigación exhaustiva al gobernador Sandoval Castañeda, por encubrir al otrora fiscal de su estado, Édgar Veytia, relacionado con el crimen organizado. Incluso, pidió que se tomen medidas ante una posible fuga del Ejecutivo nayarita.

El presidente del Consejo Nacional perredista Ángel Ávila Romero, aseguró que Veytia realizaba funciones de jefe de plaza en Nayarit y —como lo publicó EL UNIVERSAL— operaba con policías estatales encapuchados: “El gobernador Sandoval evidentemente conocía lo que hacía el fiscal Veytia, pero lo que no entiendo es por qué la PGR no tomó el caso en sus manos por la vinculación con el crimen organizado. Exigimos que la PGR investigue a fondo al mandatario, se tomen medidas para evitar una posible fuga, pues sería imperdonable para la autoridad y nos habla de que se solapan este tipo de cosas”, expuso.

Veytia actuaba como jefe de plaza. Era un secreto a voces a qué se dedicaba el fiscal Veytia, “que actuaba como jefe de plaza en los temas de la delincuencia organizada”.

El secretario general del PAN, Damián Zepeda, detalló que desde que se dio a conocer el caso del ex fiscalt, el partido se ha manifestado para que se haga justicia, y se ha pronunciado por la necesidad de que el gobernador Sandoval se separe de su cargo para ser investigado por su relación con su ex colaborador y su posible nexo con los delitos que se le imputan a éste.

“Es evidente que en Nayarit hubo una fuerte corrupción durante el gobierno de Roberto Sandoval, y principalmente un nexo directo con la delincuencia organizada vía el ex fiscal Veytia. Este hecho es gravísimo, ya que era el encargado del combate a la delincuencia. Desgraciadamente, de nueva cuenta en México tuvo que intervenir un gobierno extranjero, en este caso de Estados Unidos, para hacer justicia ante algo que era evidente.

“Otra vez el PRI gobierno no actúa de forma oportuna contra autoridades que se encuentran coludidos con la delincuencia. Hoy exigimos que exista justicia en Nayarit”, afirmó.

El diputado Guadalupe Acosta Naranjo (PRD) asentó que el gobernador y Édgar Veytia eran una mancuerna política y fundamental, que siempre actuaban en coordinación desde hace nueve años, cuando Roberto Sandoval fue alcalde.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS