Cárdenas y López Obrador sufren "amnesia" sobre alianzas: Graco

El gobernador de Morelos dijo que tanto el tabasqueño como Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo apoyaron en su momento alianzas con el PAN
Foto: Twitter @gracoramirez
02/07/2017
17:21
Misael Zavala
Oaxtepec, Morelos
-A +A

Al clausurar la reunión nacional de la corriente perredista Nueva Izquierda en esta localidad, el gobernador de Morelos, Graco Ramírez, calificó de amnésicos a Cuauhtémoc Cárdenas, Andrés Manuel López Obrador y Porfirio Muñoz Ledo, quienes reprueban la posibilidad de una alianza del PRD y PAN en 2018, pero en su momento –como dirigentes perredistas-, apoyaron la conformación de alianza con el blanquiazul.

“Para la numeraria y para los amnésicos, con Cárdenas al frente del partido y algunos de nosotros en el Comité Nacional, hicimos dos alianzas con el PAN, San Luis Potosí y Tamaulipas.

“Con el dirigente López Obrador hicimos alianzas en Nayarit y él encabezó como entonces presidente del PRD, la instalación de las mesas con el PAN donde ahora el buen compañero Pablo Gómez, encabezaba una comisión programática y nos concluyó que el 60% de programa del PRD y PAN, era coincidente para trabajar en el primer gobierno de la alternativa con el PAN”, enfatizó.

Indicó que cuando López Obrador –ahora presidente nacional de Morena- estaba en las mesas con el PAN, el acuerdo se rompió por el método de la elección. “Cárdenas insistía en la elección territorial, PRD lo planteaba en urnas y Acción Nacional la encuesta, estuvimos a punto de hacerlo”, dijo.

Asimismo, dijo que quien también se opone “terrible y dramáticamente” a la posibilidad de un frente PAN y PRD es Porfirio Muñoz Ledo, quien en el año 2000 fue a levantarle la mano al panista Vicente Fox Quesada cuando ganó la presidencia de la República.

“Quien se opone terrible y dramáticamente a esto que estamos proponiendo, el respetable Muñoz Ledo no tardó en irle a levantar la mano a Vicente Fox y ser parte de un gobierno, dejando fuera al PRD, pero él sí se colocó”, dijo.

En un conocido hotel de Oaxtepec, Graco Ramírez, -incluso- pidió perdón a los perredistas por haber sido uno de los políticos que convencieron a López Obrador para que dejara al PRI en 1988 y convencerlo para que se uniera a la izquierda.

“López Obrador sigue siendo, hoy por hoy, la expresión más nítida del priísmo autoritario. La nómina de quien lo rodea, un hampón perdonado, trácalas, perdonados por él. Entonces está preocupado AMLO porque esté frente tiene una amplia simpatía que le puede ganar al PRI y a la candidatura de López Obrador”, expuso.

lsm

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS