Giran orden de aprehensión contra César Duarte por desvío

La FEPADE prueba que el ex gobernador de Chihuahua destinó fondos públicos al PRI
Desde la semana pasada, la FEPADE, que encabeza Santiago Nieto, solicitó a un juez que girara la orden de aprehensión en contra del ex gobernador priísta. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
01/07/2017
02:03
Horacio Jiménez y Dennis A. García
-A +A

[email protected]

Un juez federal finalmente giró la orden de aprehensión en contra del ex gobernador de Chihuahua César Duarte Jáquez, debido a que la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) logró acreditar que durante su administración fueron desviados 14 millones de pesos al Partido Revolucionario Institucional (PRI).

En varias ocasiones y desde la semana pasada, la FEPADE, que encabeza Santiago Nieto, solicitó a un juez que girara la orden de aprehensión en contra del ex gobernador priísta; sin embargo, no se había logrado y se informó que en esta semana se resolvería y fue hasta ayer al mediodía cuando se obtuvo la orden de captura.

De acuerdo con información obtenida por EL UNIVERSAL, la fiscalía tiene documentado que Duarte Jáquez descontaba a 700 trabajadores de su gobierno 10% de su sueldo y se los retenía en la Secretaría de Hacienda estatal.

El dinero se concentraba en un cheque mensual a nombre de su secretario de Hacienda y se depositaban en la cuenta de un empresario y los recursos no se reportaban al Instituto Nacional Electoral (INE). La fiscalía tiene 40 testimonios documentados.

El delito está sustentado en los artículos 9 y 15 de la Ley General en Materia de Delitos Electorales.

EL UNIVERSAL informó desde el pasado martes 20 de junio que la FEPADE solicitó a un juez federal la detención del ex gobernador de Chihuahua por el desvío de recursos millonarios hacia el PRI local.

De acuerdo con información a la que este diario tuvo acceso, como gobernador César Duarte les quitaba 10% del sueldo a funcionarios de su administración para destinarlos al PRI estatal y, según las investigaciones, el ex mandatario habría desviado más de 10 mil millones de pesos de fondos públicos a su partido.

Por esto, integrantes de distintas fuerzas políticas de oposición exigieron a las autoridades judiciales que también investiguen al PRI, por presuntamente, haber recibido más de 10 mil millones de pesos de fondos públicos de la administración del ex gobernador de Chihuahua.

En entrevistas por separado, algunos de los políticos de oposición también demandaron al tricolor que devuelva el dinero que le otorgó el entonces gobernador chihuahuense y aseguraron que este tipo de desvíos puede ser causal para que un instituto político pierda el registro, de acuerdo con las leyes electorales.

Sobre esto, Santiago Nieto detalló que la retención de salarios para financiar partidos es un fenómeno transversal, porque en esa conducta incurren varias fuerzas políticas que están bajo escrutinio. Informó que está en investigación en Torreón, Coahuila, para el PRI, pero en Monclova y Saltillo para el PAN y para un partido local en Sabinas, expuso.

Estos cuatro casos, incluido Chihuahua, están “relacionados con la recepción o destino de aportaciones de dinero o en especie de forma ilícita a los partidos políticos, [y] esto es un fenómeno complejo de retenciones de salarios que se hacen a trabajadoras en ayuntamientos para beneficiar a partidos y el problema es que es un asunto transversal del sistema” y no exclusivo de un partido.

Se deslinda el PRI. Sobre esto, integrantes del Revolucionario Institucional aseguraron que no van a proteger a nadie, se deslindaron del ex gobernador de Chihuahua y rechazaron que esta orden de aprehensión vaya a afectar al tricolor, debido a que no todos son iguales en el PRI. Por eso dijo que el asunto es una tarea pendiente que tiene que enfrentar la FEPADE con el INE en las tareas de fiscalización.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS