Panistas denuncian intento de espionaje

El presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya, reveló que a él y a tres panistas más también quisieron espiarlos al mandar a sus teléfonos celulares mensajes con la liga donde se descarga el malware conocido como Pegasus
Foto: Especial
21/06/2017
16:15
Horacio Jiménez
México
-A +A

El presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya, reveló que también quisieron espiar a distintos miembros del blanquiazul, debido a que en sus teléfonos celulares les llegaron mensajes con la liga donde se descarga el malware conocido como Pegasus.

En conferencia de prensa, Anaya Cortés dijo que a su teléfono; al del secretario general, Damián Zepeda; al del coordinador del PAN en la Cámara de Diputados, Marko Cortés, y al del vocero del partido, Fernando Rodríguez Doval, les llegaron dichos mensajes.

Artículo

Los políticos también han denunciado casos de espionaje

La difusión de llamadas telefónicas privadas o documentos oficiales han sido la principal causa de denuncias de los políticos mexicanos
Los políticos también han denunciado casos de espionajeLos políticos también han denunciado casos de espionaje

En la conferencia, el panista queretano, dijo que está seguro que ninguno de los teléfonos de dichos panistas está intervenido debido a que, al no conocer el número desde donde se envió el mensaje SMS, descargaron el link que viene asociado.

“Hasta ahora, afortunadamente y debo decirlo también con transparencia, creemos que ninguno de los mensajes en el caso del PAN fue abierto, es decir, en su momento, afortunadamente tuvimos la precaución de no abrir los mensajes puesto que no se identificaba el número del que provenían, por no conocer el número no le dimos clic y de haberle dado click se hubiera descargado este software en nuestros teléfonos. En nuestro caso no hemos sido infectados hasta donde tenemos conocimiento”, dijo Anaya.

El líder nacional dijo que el equipo informático del partido confirmó que sí les llegaron dichos mensajes y advirtió que el partido llegará hasta las últimas consecuencias para que se castigue a los responsables.

“Iremos hasta las últimas consecuencias. No vamos a descansar hasta que los responsables renuncien a sus cargos, sean procesados y encarcelados. El Código Penal Federal establece penas que van de los seis a los 12 años de prisión. Y no nos referimos solo a los autores materiales, nos referimos a los funcionarios del más alto nivel que ordenaron la compra y uso ilegal de estos equipos y programas”, dijo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS