Crónica. Cerveza acerca a dos naciones

Es la primera vez que en una cena de Estado en México se ofrece esta bebida; "por primera vez dos empresas, una nacional y otra de allá, elaboraron este producto”, expresó el presidente mexicano
El presidente Enrique Peña y la canciller Angela Merkel se comprometieron a fortalecer los lazos binacionales (EDUARDO VERDUGO. AP)
10/06/2017
03:30
Ariadna García
-A +A

[email protected]

Una dualidad que comenzó en abril de 2016 concluyó con una cerveza al estilo méxicano-germana.

Por primera vez en una cena ofrecida a una premier por parte del presidente Enrique Peña Nieto, se brindó con cerveza. Pero una elaborada por una empresa mexicana y una alemana, con la finalidad de hacer gala y poner fin al año dual.

“Es el primer brindis que se realiza entre dos jefes de gobierno con cerveza y la razón de hacerlo es porque, con motivo del Año Dual, por primera vez dos empresas, una nacional y otra de allá, elaboraron este producto”, expresó el presidente Enrique Peña Nieto a su invitada, la canciller Angela Merkel.

La respuesta fue inusual. Ella tomó del vaso un trago de cerveza. Manifestó su sorpresa por tener una bebida dual, pero preguntó sobre la Ley de la Pureza que existe en Alemania y si se respetó.

En su país existe esa normativa, la cual se aplica con rigor. La cerveza mexicana es muy popular en Alemania, expuso Merkel, pero insistió en la legislación.

“Ahora no conozco las condiciones legales porque la cerveza mexicana es muy popular en Alemania, pero allá existe la ley sobre la pureza, hay reglas muy estrictas y también tenemos uno que otro conflicto con la Comisión Europea, porque siempre nos quieren un poco romper las tradiciones. Esta norma la tenemos que defender, esto no es una desventaja competitiva para otros países”, enfatizó.

Dijo que posteriormente vería cuál había sido la situación de la elaboración de la cerveza dual con la cual el Presidente la sorprendió. “Pero supongo que nos va a gustar a todos”, consoló.

Fue el embajador de Alemania en México, Viktor Elbling, quien salió al paso para defender que la cerveza se elaboró bajo las reglas, lo que dio tranquilidad a Merkel. La mujer que ha sido catalogada por la revista Forbes como la más poderosa del planeta, al menos en cuatro ocasiones, llegó ayer a tierra azteca para fortalecer los lazos con México y aprovechar mandar mensajes, al lado del Presidente, de defensa de libre comercio, del Acuerdo de París y de la migración.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS