“Defenderemos intereses de productores en TLC”

Asegura que no hay temas que renegociar, sólo mantener relación; Sagarpa busca alcanzar mercados asiáticos y Unión Europea, dice
José Calzada Rovirosa Secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA)
07/05/2017
02:14
Astrid Rivera
-A +A

[email protected]

El gobierno mexicano defenderá los intereses de los productores agroalimentarios mexicanos, a fin de mantener la relación comercial que se ha construido durante los 20 años de vigencia del Tratado de Libre Comercio (TLC), afirma José Calzada Rovirosa, secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

En entrevista con EL UNIVERSAL, el funcionario federal afirma que en la renegociación del TLC no hay temas prioritarios, sino que la intención es que se mantengan las condiciones como hasta ahora.

Enfatiza que no hay ventajas para México en ese acuerdo y que la balanza comercial superavitaria con Estados Unidos de 5 mil millones de dólares es mérito de los productores mexicanos, quienes en las últimas dos décadas han incrementado la calidad de sus productos y se han vuelto más competitivos, por lo que no hay razón para frenar este intercambio comercial.

Comentó que la renegociación del tratado comercial ha generado incertidumbre, no sólo en los productores mexicanos, sino también en los estadounidenses, debido a que México es el principal comprador de maíz amarillo a esa nación, así como de importantes comestibles como carne de cerdo, arroz, soya, fructosa y lácteos.

El secretario detalla que México provee 20% de los alimentos consumidos en la Unión Americana y nuestro país exporta 78% de los productos agroalimentarios a Estados Unidos.

Calzada Rovirosa asegura que aunque Estados Unidos todavía es el principal destino de las exportaciones agroalimentarias del país, esta relación comercial se ha ido reduciendo de manera paulatina. Asimismo, dice que en los últimos cinco años las exportaciones de México hacia Estados Unidos bajaron 7%, al pasar de 85% en 2012 a 78% en 2015.

En ese sentido la estrategia de diversificación de mercados busca vender más productos del campo mexicano a Japón, China y los países de la península arábiga.

Destaca que no sólo va en aumento la producción para exportar, sino también el consumo local de productos agroalimentarios, por lo que se darán apoyos para los pequeños productores, aquellos que sólo tienen menos de cinco hectáreas y representan 77% del territorio cultivable del país.

El funcionario adelanta que se invertirán 250 millones de pesos para impulsar la producción de miel, los recursos se van a concentrar en nueve estados: Yucatán, Quintana Roo, Campeche, Guerrero, Tabasco, Veracruz, Oaxaca, Hidalgo y Puebla.

¿Cuál es su postura ante los amagos de Donald Trump de retirar a Estados Unidos del TLC?

—Nuestra relación con Estados Unidos y con los productores de ese país es muy estable. Es una relación de complementación en la que 78% de las exportaciones totales de alimentos que producimos van a Estados Unidos.

México es el principal país proveedor de alimentos de todas las importaciones que hace esa nación al mundo, nosotros proveemos 20% del total de los alimentos que EU compra y exportamos diariamente mil 500 millones de dólares de comida entre cerveza y carne de res. Somos un proveedor muy importante y muy confiable.

Durante 20 años tuvimos una balanza deficitaria en nuestra relación de importaciones y exportaciones de alimentos respecto a Estados Unidos; hoy tenemos una balanza superavitaria porque México está produciendo más, a buenos precios de alta calidad y el año pasado tuvimos un superávit con respecto a ese país por 5 mil 200 millones de dólares.

Sin embargo, fuimos deficitarios 20 años, por lo que esto es un mérito de los productores, no es una oportunidad que nos dé el Tratado de Libre Comercio o que haya beneficios para México, en un marco en el que tuvimos 20 años de déficit y no hay ventajas en el TLC en el ámbito agroalimentario.

Son reglas claras y justas que no siempre nos han beneficiado, pero afortunadamente hoy sí, por que los trabajadores y los productores cada vez son mejores.

¿Cuáles son los temas que llevarán a la renegociación del TLC?

—Para nosotros no hay un tema prioritario o trascendente que pudiese en este momento sobresalir en la agenda. No sé cuáles temas se van a poner sobre la mesa y el balance que tenemos y el desempeño que tiene nuestro sector agroalimentario en el país con respecto a Estados Unidos es que estamos satisfechos de cómo se ha venido desempeñando.

Somos el principal comprador de maíz amarillo de EU, carne de cerdo, de arroz de soya, de alta fructuosa, por lo que los cambios al TLC inquietan a varios productores estadounidenses. Ven incertidumbre con respecto a lo que podría pasar con una renegociación, así me lo han expresado a mí, por ejemplo, el sector lácteo, del que somos el principal comprador.

Ante la posible salida de Estados Unidos del TLC, ¿buscarán establecer un diálogo bilateral con ese país para no afectar el comercio?

—Es muy complicado, México provee 20% de los alimentos que importa Estados Unidos. No hay razón para frenar el comercio, por el contrario hay razones para incrementar esta relación con la Unión Americana, porque tienen una posición en el gusto del consumidor muy importante.

También importamos una cantidad importante de productos, somos economías complementarias; es decir, nos complementamos en lo que somos buenas ambas naciones. Esperamos que esta gran relación se mantenga.

¿Preparan alguna estrategia para blindar productos con mayor exportación hacia EU para que no se vean afectados?

—Nosotros tenemos una estrategia de diversificación que no es inmediata, pero hemos ido avanzando en la diversificación de los productos mexicanos al mundo. En 2012, 85% del valor de los productos agroalimentarios iba a Estados Unidos, hoy esa cifra es de 78%; hemos ido disminuyendo este mercado. Estamos buscando exportar más a países como Japón y China; hemos estado en esos países, también estamos en pláticas con la Unión Europea para ciertos productos, queremos explorar más los mercados de Centro y Sudamérica, tratar de importar más maíz y soya de Argentina, Brasil.

Estamos abriendo un mercado muy interesante a países de la península arábiga para exportarles carne de res; el pasado jueves  salió el primer embarque de carne de res tipo halal hacia Qatar, fueron 25 toneladas de carne, pero podemos llegar este año a exportar mil toneladas, es un mercado al que nunca se había explorado y en el que estamos teniendo muy buen resultado. Estamos en este ánimo de diversificación para darle mayor certeza a los productores nacionales.

¿En cuánto tiempo podría reducirse esta dependencia con EU?

—Se está reduciendo año con año en términos porcentuales, mas no en valor porque cada año exportamos más, pero tomará algún tiempo. Los productos mexicanos tienen muy buen prestigio a nivel internacional, haremos los trabajos en cuanto abrir nuevas oportunidades y, por supuesto, los empresarios están más dispuestos a valorar nuevos mercados.

¿Qué le diría al respecto a los productores mexicanos?

—Que tengan confianza porque lo más importante lo han construido ellos a lo largo de los años, con productos de calidad y con diversificación. Tiene que ver con que la agricultura tradicional ha cambiado enormemente, hemos pasado de producir volumen a producir valor; precisamente por eso hoy nuestras balanzas son mucho mejores a las que teníamos hace nueve años. El gobierno les da la certeza de que se defenderán los intereses que se han ganado a través de mucho esfuerzo los productores mexicanos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS