El INE, fuera del proceso electoral mexiquense

Los órganos electorales locales organizan las elecciones del domingo, auxiliados por el INE a través de convenios. Los mexiquenses cerraron la puerta a un nuevo mecanismo
El INE emite las reglas para hacer los conteos rápidos, pero toca realizarlos a los OPL y en el reglamento se estableció que es obligatorio en caso de elecciones de gobernador (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
29/05/2017
02:34
CARINA GARCÍA E HILDA FERNÁNDEZ
-A +A

Los Organismos Públicos Electorales Locales (OPL) se encargarán del arbitraje de las cuatro elecciones locales que se realizarán este 4 de junio, pero compartirán responsabilidades con el Instituto Nacional Electoral (INE) y contaron con su apoyo técnico.

En materia de organización la “calidad del INE” está garantizada, sostiene la consejera Pamela San Martín, presidenta de la Comisión Temporal para el Seguimiento de los Procesos Electorales Locales 2017 del instituto.

Considera: “A nivel técnico, la capacitación de funcionarios y ubicación de casillas está garantizada, porque nos corresponde a nosotros. Uno de los propósitos es garantizar que los ciudadanos puedan ir a votar y que personas capacitadas, vecinos de los electores, puedan recibir los votos, contarlos y hacerlo bien”.

Aclara que el arbitraje, que tiene que ver con la resolución de quejas y denuncias por presunta violación al principio de equidad e imparcialidad en la contienda, por ejemplo, supuesta injerencia de gobiernos, se mantiene como una responsabilidad de los organismos locales.

“Les corresponde el arbitraje de la elección, por ejemplo, todo lo que se refiere a una intervención indebida o no de los poderes públicos; sobre el posible actuar indebido de partidos o candidatos, o denuncias sobre actos anticipados de campaña, son materias que el OPL resuelve por mandato de ley”.

Responde ante señalamientos de algunos partidos respecto a que el INE no actuó para acotar conductas presuntamente indebidas de funcionarios locales y federales en las elecciones locales del Estado de México, Coahuila, Nayarit y Veracruz.

Para la representación del PRI, que encabeza Jorge Carlos Ramírez Marín, la conducción electoral ha sido la adecuada y su partido no tiene mayor observación que hacer, pues siempre ha sido respetuoso de la conducción de las elecciones, lo que no puede decirse de las demás fuerzas políticas.

Para actores políticos como Morena, PAN y PRD, los organismos electorales locales del Estado de México, Coahuila, Nayarit y Veracruz, pero incluso los consejeros del INE, “abdicaron” de su responsabilidad de garantizar no sólo que haya casillas que reciban votos y que se cuenten bien, sino que hubiera condiciones de equidad en la contienda, para un voto informado y en libertad, lo que ponen en duda.

Francisco Gárate, representante del PAN ante el INE, expuso que le hubiese gustado ver un INE y unos OPL —de entre los que exceptúa al de Veracruz— “más activos y que ante las evidencias de conductas irregulares se pusieran las pilas dando un manotazo diciendo: ‘¡Oye gobernador, oye Ejecutivo federal no puedes hacer eso!’. Sin queja de por medio pueden iniciar de oficio algún procedimiento. Eso no lo vimos”.

Alertó: “[La inactividad] puede tener consecuencias en la legalidad de cómo se está desarrollando la elección y por supuesto puede tener consecuencias en la legitimidad de quien eventualmente tenga un triunfo”.

En la misma tónica el representante de Morena ante el INE, Horacio Duarte, expone que una elección verdaderamente democrática es en la que hay competencia en equidad, “sin intervención de poderes ajenos, ni del poder del dinero, ni uso electorero de programas sociales. Pero lo que vimos en el Estado de México fue una elección de Estado donde todo el gobierno federal se desplegó en la campaña y nadie puso freno por lo que eso de que está en marcha el sistema nacional de elecciones es falso, el INE se quedó corto al ver sólo lo técnico”.

El representante del PRD, Royfid Torres, advirtió que estos comicios los OPL “han dejado pasar muchísimas cosas y no han convencido de su actuación imparcial”, a pesar de que, a diferencia del pasado, se trata de consejeros locales designados por el INE.

Del instituto electoral “no hubo un solo pronunciamiento con el pretexto de que no les corresponde, y si los conflictos se solucionan a nivel local eso podría entenderse, pero siendo una responsabilidad compartida INE-OPL a partir de la reforma electoral, lo que no se vale es que lo que no se resuelva en el OPL tampoco se quiera resolver acá”.

Nueva distribución de competencias

Para estas elecciones locales se aplicó por primera vez, por lo que está a prueba, el Reglamento Nacional de Elecciones del INE, en el que se delimitaron las atribuciones, tiempos, ruta de cada decisión, así como a qué autoridad compete. El INE se define como ente rector del sistema nacional de elecciones y con tareas de “acompañamiento”. Así, en los procesos locales y por mandato constitucional el INE tiene atribuciones exclusivas como: fiscalización de las precampañas y campañas, resolución de quejas relativas al uso de los tiempos de radio y televisión (pauta electoral), integración del padrón electoral y validación de la Lista Nominal.

Además, visita en sus casas y recluta a miles de ciudadanos para capacitarlos con el fin de que funjan como funcionarios de mesas de casilla durante la jornada electoral; integra con ellos las mesas directivas de casilla (presidentes, secretarios, escrutadores) y determina el número y su ubicación, entre otras tareas.

Hay actividades, como el registro de precandidaturas y candidaturas, que tocan al OPL, pero el registro de representantes de partidos ante las casillas corresponde al INE.

Adicionalmente, hay tareas “que nos corresponde regular, pero quienes las realizan son los OPL, como son la producción de documentación y materiales electorales”.

También el INE emite las reglas para realizar conteos rápidos, pero toca realizarlos a los OPL y en el reglamento se estableció que es obligatorio en caso de elecciones de gobernador.

El instituto emite normas para la realización de los Programas de Resultados Electorales Preliminares (PREP), pero los OPL los operan, salvo que el INE lo atraiga a solicitud de los institutos locales.

Estado de México, arbitraje polémico

La elección más polémica en cuanto al arbitraje, y que será seguida con lupa, será la del Estado de México para renovar gubernatura. El IEEM enfrenta cuestionamientos, porque ante las denuncias de activismo electoral de funcionarios federales, no tomó “ninguna” decisión.

De las cuatro entidades con elección será la única en la que el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) y el Conteo Rápido, asuntos en los que el INE emites lineamientos pero es responsabilidad local, será de aplicación exclusiva del IEEM, sin colaboración del INE. El PREP será a la “antigüita”, pues se trasladarán físicamente todos los paquetes electorales a los centros de cómputo para contar cada acta, pues no se aceptó el apoyo del instituto.

Las cifras del PREP comenzarán a fluir supuestamente a partir de las 18 horas en que cierran casillas, pero con lentitud, pues dependerá de las condiciones.

Nayarit, donde hubo más presencia

De las elecciones a disputarse el próximo domingo, es en Nayarit donde el INE tuvo mayor participación, pues decidió nombrar como “comisionados” a 27 funcionarios del Servicio Profesional Electoral Nacional (SPEN).

Ellos coadyuvaron desde la preparación de la elección, seguirán la jornada, y la etapa de cómputos y resultados electorales.

Esto porque desde septiembre, previo al arranque del proceso, consejeros del INE acudieron al estado a hacer un diagnóstico y desde ahí empezó la alerta. Antes de la reforma electoral de 2014, el IEEN no era permanente, sólo se integraba cada elección, por lo que era el más pequeño del país, con 18 personas.

Para septiembre el Congreso de la entidad no había emitido las leyes locales para ponerse al día con la reforma electoral. Tampoco tenía propuesta de presupuesto 2017, pese a que las necesidades de gasto se dispararon, al tener ahora consejeros permanentes, obligación de tener SPEN y con obligación de dar 22 millones de pesos más de prerrogativas para partidos.

Por esa debilidad, el INE atrajo PREP y Conteo Rápido, que serán su responsabilidad. A esta coyuntura se suman las acusaciones de la alianza que integran PRD-PAN, que postulan al candidato al gobernador Roberto Sandoval, por su presunta injerencia en la elección, revelada en un audio donde supuestamente pide a operadores del Programa de Seguro Alimentario (Prosa) ofrecerlo a cambio del voto. El mandatario fue acusado ante la Fiscalía Especializada Para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), pero se amparó para no ser llamado a declarar.

Dudan en Coahuila

En la recta final de las campañas la elección más reñida es en Coahuila, donde el ataque, la crítica y la descalificación menudean, cinco de los seis candidatos a la gubernatura no confían en el Instituto Electoral de Coahuila (IEC), con excepción del priísta, Miguel Ángel Riquelme Solís.

Pero sólo hay una queja para que el Instituto Nacional Electoral (INE) atraiga la elección de Coahuila y es del abanderado independiente Javier Guerrero García, quien militó en el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Falta menos de una semana de la jornada electoral del domingo 4 de junio para que los coahuilenses voten para elegir al próximo gobernador, 38 alcaldes y 25 diputados al Congreso local. De siete candidatos a la gubernatura sólo quedan seis, luego de que el ex alcalde panista de Torreón, que abanderaba al Partido del Trabajo (PT), José Ángel Pérez Hernández, declinó y se sumó al abanderado de Morena, Armando Guadiana. El 29 de abril pasado, un mes y un día después de que iniciaron las campañas políticas, el diputado federal con licencia por el PRI y ahora candidato independiente a la gubernatura, Javier Guerrero García, informó: “Hemos presentado una solicitud formal al Instituto Nacional Electoral (INE) para que atraiga las elecciones a gobernador en Coahuila”.

Dos días después, el 1 de mayo, Guillermo Anaya Llamas, abanderado del Partido Acción Nacional (PAN) y la “Alianza Ciudadana por Coahuila”, secundó la exigencia de Guerrero García, para que el INE se hiciera cargo del proceso local, a fin de asegurar que los resultados comiciales serían incuestionables. Al poco tiempo, el 10 de mayo pasado, el dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya Cortés, dijo que pedían al INE que atrajera parte de la elección de Coahuila.

Acusó parcialidad de dos consejeros hacia el PRI, e insistió en reclamar lo mismo, pero nunca dijo que lo requirieron oficialmente al órgano electoral nacional. Anaya Llamas ha señalado que no confía en que el IEC sea imparcial, e insiste en que dos consejeros, presuntamente, son afines al partido oficial.

Armando Guadiana Tijerina, candidato de Morena, aseguró que había presentado una queja ante el IEC y demandó que se investigara y destituyera al consejero que presuntamente intercambiaba mensajes de texto con un dirigente de una organización del tricolor.

Ambos casos fueron aclarados, uno por el presidente del INE, Lorenzo Córdova, quien aseguró que “sólo son especulaciones” porque no recibieron ninguna queja de ese asunto. Por ninguno de los casos se presentaron demandas ante la FEPADE. Mary Telma Guajardo Villarreal, candidata del PRD, dijo no confíar en el IEC.

Elección ciudadana

La consejera presidenta del IEC, Gabriela María de León Farías, aseguró que se ha cumplido cuidadosamente con todo lo que ordena la ley, que no existe motivo alguno para que duden de esta elección democrática. Señaló que el instituto a su cargo coordinó las acciones y esfuerzos y se encargó de la preparación del proceso. “Ellos recibirán y contarán los votos, habrá conteo rápido para conocer tendencias y el Programa de Resultados Preliminares arrojará resultados hasta la medianoche o después”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS