PRD impulsa revisar la pensión de ex presidentes

Pide no otorgarlas con base en criterios discrecionales; plantea expedir la Ley de Retiro para los ex mandatarios
Francisco Martínez Neri, líder de la bancada del PRD, dice que las pensiones de los ex mandatarios son 54 veces mayores que las que otorga al IMSS. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
15/05/2017
02:13
Redacción
-A +A

El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la Cámara de Diputados, Francisco Martínez Neri (PRD), informó que promueve una iniciativa de ley para que las pensiones de los ex presidentes de la República no se otorguen con base en criterios discrecionales.

En un comunicado, el también coordinador del PRD en el Palacio Legislativo de San Lázaro indicó que su iniciativa busca expedir la Ley de Retiro para los ex presidentes de la República, la cual presentó junto con los diputados de su partido Omar Ortega Álvarez y Felipe Reyes Álvarez.

“De ninguna manera se busca conducir a los ex presidentes a una condición que ponga en juego su integridad, pero sí se plantea que, con transparencia y en un marco de respeto a la ley, se les den apoyos y recursos suficientes sin necesidad de utilizar criterios discrecionales y, sobre todo, que resulten ofensivos para millones de jubilados y pensionados que subsisten en la pobreza”, destacó el diputado Martínez Neri.

Señaló que las pensiones de los ex mandatarios de la nación son 54 veces mayores que las que se otorgan a los 3 millones 382 mil pensionados del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que reciben una pensión promedio por cesantía en edad avanzada de 3 mil 777 pesos mensuales.

“Esto es inicuo y, si bien puede justificarse la existencia de un régimen especial [para los ex presidentes], es inaceptable la discrecionalidad y el dispendio con que ha funcionado este sistema”, aseguró el legislador perredista.

Martínez Neri refirió que en 2014, las prestaciones y los servicios que recibieron los ex presidentes de la República costaron al erario 41.6 millones de pesos, de los cuales 7.4 millones correspondieron al pago de pensiones: “Las pensiones que reciben los ex presidentes equivalen al sueldo de un secretario de Estado, además de recibir diversas prestaciones y servicios, como el pago de bonos, aguinaldos, compensaciones, salarios de escoltas, pago de servicio telefónico y automovilístico, tanto para el ex presidente, como su esposa e hijos”, abundó.

Indicó que hay una lógica que subsiste detrás del otorgamiento de estos beneficios: “Se supone que quienes se han dedicado al servicio público en tan alta responsabilidad, difícilmente podrán desempeñar servicios profesionales y por los servicios prestados a la Patria deben ser retribuidos, lamentablemente estos principios contrastan con el ejercicio presidencial, caracterizado por los excesos del poder”.

El líder parlamentario señaló que para su bancada (el PRD) es necesario revisar todos los esquemas pensionarios del país, y evaluar las pensiones que la Cámara de Diputados autoriza año con año para los ex mandatarios de la nación.

El diputado Martínez Neri agregó que en cada discusión presupuestal, el PRD rechaza la entrega de estos apoyos a los ex presidentes, “puesto que consideramos que existen otras áreas como el apoyo al campo, a mujeres, a niños y jóvenes, a indígenas, a la ciencia, al desarrollo tecnológico, a la educación, etcétera, que de forma urgente deben ser apoyados”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS