Desconoce México informe internacional sobre conflictos

Colocan al país como el segundo más peligroso, sólo después de Siria
Archivo / EL UNIVERSAL
11/05/2017
02:09
Ariadna García
-A +A

[email protected]

El gobierno de México desacreditó un reporte sobre conflictos armados que elaboró el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos, con sede en Londres, Inglaterra.

El reporte, consideró México, utiliza cifras cuyo origen se desconoce, refleja estimaciones basadas en metodologías inciertas y aplica términos jurídicos de manera equivocada.

“Sus conclusiones no tienen sustento en el caso de México”, difundieron a través de un comunicado conjunto las secretarías de Relaciones Exteriores y Gobernación.

El pasado martes, el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS por su siglas en inglés) dio a conocer su encuesta anual de conflictos armados 2016. Destacó que México superó a Irak y Afganistán para convertirse en la segunda zona de conflicto más mortal del mundo, sólo después de Siria.

Reportó que en 2016 México tuvo 23 mil muertes relacionadas con la guerra entre organizaciones criminales, en comparación con 17 mil que hubo en Afganistán y 16 mil en Irak derivadas de una guerra civil.

IISS consideró “sorprendente” el derramamiento de sangre en el país, sobre todo porque, debido a la ausencia de artillería, tanques o aviación de combate, se concluye que casi todas las muertes fueron causadas por armas pequeñas.

Las autoridades de México calificaron de irresponsable a la institución por señalar que en México existe un conflicto armado no internacional.

“La existencia de grupos criminales no es criterio suficiente para hablar de un conflicto armado no internacional. Tampoco lo es el uso de las Fuerzas Armadas para mantener el orden al interior del país. En este sentido, el reporte buscar dar un tratamiento similar a naciones con fenómenos completamente diferentes”, señaló el gobierno mexicano.

Defendió que la violencia relacionada con el crimen organizado es un fenómeno regional, que va más allá de las fronteras que México comparte con Estados Unidos, Guatemala y Belice, entre otras naciones.

El problema “no puede aislarse de fenómenos relacionados en otras jurisdicciones, como el tráfico de armas y la demanda de drogas. El combate al crimen organizado transnacional debe analizarse de manera integral”, añadió el gobierno mexicano.

Desconoció las cifras que el informe exhibe sobre homicidios dolosos, toda vez que el Inegi aún no publica la estimación de este delito a nivel nacional en 2016.

También es inverosímil, destacó, suponer que todos los homicidios que tuvieron lugar en México están “relacionados con el combate a las organizaciones criminales”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS