López Obrador: no soy anti EU; habrá respeto, pero no sumisión

Declaraciones de John Kelly son de preocupación, afirma; Tabasqueño dice estar en contra de gobiernos hegemónicos
De gira por Veracruz, donde se reunió con el sector empresarial, el presidente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que continuará defendiendo los derechos humanos de los connacionales en EU (PATRICIA MORALES. EL UNIVERSAL)
07/04/2017
02:19
Misael Zavala, Phenélope Aldaz y Alberto Morales
-A +A

[email protected]

El presidente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, respondió al secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, que no es antiestadounidense, pero sí está en contra de gobiernos hegemónicos del cualquier país del mundo.

“No somos antiestadounidenses, ese pueblo merece nuestro respeto y ha tenido gobernantes ejemplares, como el presidente [Franklin] Roosevelt, muy diferente a quienes quieren resolver los problemas sociales con muros, persecución y el uso de la fuerza.

“Nuestra relación con Estados Unidos será de amistad y cooperación, pero no de sometimiento. Somos un país libre y soberano”, dijo.

De gira por Veracruz, donde se reunió con el sector empresarial, el líder partidista aseguró que las declaraciones de John Kelly sobre que un presidente de izquierda en México no sería bueno para el país ni para EU, es “porque están preocupados”.

El miércoles pasado, durante una audiencia en el Senado de Estados Unidos, el funcionario de la administración de Donald Trump externó que no sería bueno para su país ni para México que un antiestadounidense del ala izquierda llegue a la presidencia mexicana, refiriéndose a las elecciones de 2018.

Ante esto, López Obrador contestó que el próximo presidente de México va a mantener una relación respetuosa con el gobierno de Estados Unidos, “pero no va a ser una relación de subordinación, México es un país independiente y soberano, y vamos a definir bien esa relación”.

Aseveró que el presidente Enrique Peña Nieto no tiene autoridad moral para enfrentar la política antimexicana que se está aplicando con el gobierno de Trump.

“Nada más le habló por teléfono, le alzó la voz y lo calló. No ha vuelto a hablar Peña, pero nosotros no estamos acostumbrados a ponernos de rodillas, vamos a defender a nuestros paisanos migrantes”, indicó.

Trato respetuoso. Por su cuenta, Yeidckol Polevnsky, secretaria general de Morena, consideró que fueron absurdas las declaraciones del secretario de Seguridad Nacional, John Kelly.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Polevnsky pidió respeto a Kelly en el próximo proceso de elección del Presidente de México, rumbo a 2018, toda vez que, sostuvo, López Obrador fue respetuoso de la elección presidencial de EU, donde salió ganador Trump.

“Es absurda la declaración cuando hay una postura de franca agresión a los propios mexicanos y al país. Nosotros no somos enemigos de Estados Unidos, ni de ningún otro país.

Reacciones. Por otra parte, el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, dijo que no tiene razón de ser esa declaración de Kelly.

El presidente del Senado, Pablo Escudero (PVEM), consideró como una intromisión, “no grave”, a los asuntos internos del país, las opiniones de los estadounidenses.

Dijo que ese comentario está fuera de lugar porque al senador John McCain no le corresponde decidir ni opinar qué conviene a México.

“Los únicos que deben opinar y los únicos que deben pensar cuál es el rumbo que debe tener [el país] son los propios mexicanos”.

Fustiga a Carstens. López Obrador afirmó que el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, manejó 100 mil millones de dólares de excedentes petroleros cuando fue secretario de Hacienda, “y todo ese dinero se derrochó”.

Sostuvo que de los 100 mil millones de pesos se utilizaron para hacer más grande el aparato burocrático con Vicente Fox y Felipe Calderón, y para contratistas panistas. El tabasqueño expresó que el banquero central “no tiene autoridad moral”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS