Avalan uso medicinal de la marihuana

Pasa ley al Ejecutivo para su publicación en DOF y posterior entrada en vigor; destacan beneficios para enfermos de cáncer, Sida, esclerosis y epilepsia
El pleno de la Cámara de Diputados aprobó ayer con 374 votos a favor, siete en contra y 11 abstenciones el documento con las modificaciones a la Ley General de Salud para permitir el uso medicinal de la marihuana. (JUAN CARLOS REYES. EL UNIVERSAL)
29/04/2017
03:30
Horacio Jiménez
-A +A

[email protected]

En el último día de sesión del periodo ordinario, el pleno de la Cámara de Diputados avaló en lo general con 374 votos a favor, siete en contra y 11 abstenciones la minuta que contiene modificaciones a la Ley General de Salud y el Código Penal Federal para permitir el uso de la marihuana con fines medicinales, terapéutico y de investigación.

El documento, que fue enviado al Poder Ejecutivo para su publicación en el Diario Oficial de la Federación, permitirá que la Secretaría de Salud diseñe y ejecute políticas públicas que regulen el uso medicinal de los derivados farmacológicos de la marihuana, normar la investigación y producción nacional de los mismos y autorizar la importación de los derivados farmacológicos de la cannabis.

“Los productos que contengan derivados de la cannabis en concentraciones de 1% o menores de THC y que tengan amplios usos industriales podrán comercializarse, exportarse e importarse, cumpliendo los requisitos establecidos en la regulación sanitaria”, establece el dictamen avalado.

El documento que surge de la iniciativa que envió el presidente Enrique Peña Nieto en abril de 2016 también despenaliza la siembra, el cultivo o la cosecha de plantas de marihuana con fines médicos y científicos, conforme a las reglas y las normas que se establezcan y se le reconoce como sustancia con valor terapéutico.

“La siembra, cultivo o cosecha de plantas de marihuana no será punible cuando estas actividades se lleven a cabo con fines médicos y científicos, en los términos y condiciones de la autorización que para tal efecto emita el Ejecutivo”, describe la minuta en las modificaciones al Código Penal.

Asimismo, este dictamen, con el objetivo de que esta reforma no se aprecie de forma equivocada, se instruye en el régimen transitorio a la Secretaría de Salud a reforzar los programas y acciones sobre el control, tratamiento, rehabilitación y, sobre todo, prevención en el consumo de cannabis.

“La Secretaría de Salud otorgará autorización para importar estupefacientes, substancias psicotrópicas, productos o preparados que los contengan, incluyendo los derivados farmacológicos de la cannabis sativa, indica y americana o marihuana, entre los que se encuentra el tetrahidrocannabinol, sus isómeros y variantes estereoquímicas, exclusivamente a droguerías para venderlos a farmacias o para las preparaciones oficinales que el propio establecimiento elabore, y los establecimientos destinados a producción de medicamentos autorizados por la propia secretaría”, describe el dictamen.

Incluye que el Consejo de Salubridad General, a partir de los resultados de la investigación nacional, deberá conocer el valor medicinal que lleve a la producción de los fármacos que se deriven de el cannabis sativa, indica y americana o marihuana y sus derivados, para garantizar la salud de los pacientes.

En tribuna, distintos diputados recordaron que el Consejo Nacional Contra las Adicciones emitió una publicación en la que explica el potencial terapéutico de este tipo de fármacos, que pueden ayudar a tratar el cáncer, Sida, glaucoma, esclerosis y algunas formas de epilepsia. Se posibilita que aquellos enfermos cuyo tratamiento requiera el uso de medicamentos hechos con THC y cannabidiol para sobrellevar su padecimiento con una mejor calidad de vida, dejen de sufrir verdaderos calvarios para obtenerlos, como fueron los casos de las niñas Grace Elizalde y Alina Maldonado, quienes tuvieron que recurrir a un amparo que les permitiera la importación de medicamentos hechos con esas sustancias.

 

Robo de hidrocarburos. En otro dictamen, la Cámara de Diputados reformó la Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos Cometidos en Materia de Hidrocarburos, para incrementar las sanciones por robo de combustible, así como a quien suministre una cantidad menor de la que registren sus instrumentos de medición.

Las penas oscilan entre 30 años de prisión o multa de hasta 25 mil veces el valor de la Unidad de Medida y Actualización vigente a los chupa ductos.

El vicecoordinador de los diputados del PRI, Jorge Carlos Ramírez Marín, aseguró que se abrirá un periodo extraordinario en junio próximo, después de las elecciones del día 4 de junio, para aprobar la ley de seguridad interior y el Mando Mixto de las policías.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS