Ven ‘hueco’ en procuración de justicia hacia mujeres

02/04/2017
03:06
Redacción
-A +A

La presidenta de la Comisión Especial de Delitos Cometidos por Razones de Género, Maricela Contreras Julián (PRD), afirmó que México presenta un enorme “hueco” en la procuración de justicia hacia mujeres violentadas o asesinadas. “Hace falta cambiar la mentalidad de quienes son responsables de su protección, seguridad y justicia”, dijo.

En la presentación del libro Feminicidios en México, Contreras Julián precisó que la instancia a su cargo trabajará sobre un protocolo nacional de actuación ministerial, policial y pericial para la atención de delitos por razones de género; la intención, dijo, es “eliminar la visión de juzgadores y ministerios públicos que se reducen a frases como: ‘¡Es muy difícil comprobar ese delito!’”.

Minimizar lo que sucede con las mujeres es una irresponsabilidad del Estado mexicano; por ello, Patricia Olamendi, autora del libro, destaca que la impunidad de los delitos cometidos hacia las mujeres envía un mensaje de que la violencia en México es tolerada, favoreciendo su perpetuación y la aceptación social del fenómeno.

La legisladora calificó de inaceptable la muerte de mujeres por el sólo hecho de ser mujeres. “Eso se llama feminicidio”.

“No podemos tolerar acciones de un sistema de justicia que deja libres a abusadores sexuales como el caso del juez de Veracruz que concedió un amparo a uno de los cuatro jóvenes conocidos como Los Porkys. Este tipo de acciones constituyen verdaderas licencias para matar a mujeres y violar sus derechos”, expuso.

En algunos códigos penales existen “aberraciones” que justifican el homicidio por cuestiones de honor, donde se rebaja la sanción a las personas que asesinan si sorprenden a su cónyuge en un acto sexual o próximo a su consumación, el cual sólo se aplica a varones.

En 21 estados de la República, continuó, tipifican el delito de rapto como aquel que sustraiga, retenga o se apodere de una mujer, “como si fuéramos cosas u objetos”; en 14 entidades extinguen la acción penal si el delincuente se casa con la víctima y en tres más no tipifican como delito la violación entre cónyuges o concubinos.

En 19 entidades, sus legislaciones establecen la obligación del delito conyugal, es decir, que las mujeres tienen que cumplir con sus esposos ignorando el derecho a ejercer su sexualidad de manera libre. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS