Disputan México y EU extradición de Yarrington

Ambas naciones lo buscan por delitos de tráfico de drogas; la balanza se inclina hacia Estados Unidos, admite PGR
Alberto Elías Beltrán, subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales de la PGR, explicó en conferencia de prensa que el gobierno de Italia deberá considerar la gravedad de los delitos que se le imputan a Tomás Yarrington (GERMÁN ESPINOSA. ELUNIVER)
11/04/2017
02:41
Astrid Sánchez
-A +A

 

Video

Disputan México y EU extradición de Yarrington

Ambas naciones lo buscan por delitos de tráfico de drogas; la balanza se inclina hacia Estados Unidos, admite PGR

 

[email protected]

México y Estados Unidos se disputan el destino del ex gobernador de Tamaulipas, Tomás Jesús Yarrington Ruvalcaba, porque ambas naciones lo quieren condenar por delitos cometidos en sus territorios y han solicitado a Italia la detención provisional con fines de extradición.

La balanza se inclina hacia Estados Unidos, que cumple cuatro de los seis factores determinantes para la decisión de extradición, solicitud en la que se tienen 60 días hábiles para realizarla.

Las dos naciones solicitaron a la Policía Internacional Criminal (Interpol) la notificación roja de búsqueda y localización para que los 190 países que conforman la organización detuvieran al ex mandatario acusado de delitos contra la salud, importación y distribución de drogas, lavado de dinero, fraude bancario y estructuración de operaciones de dinero.

El gobierno italiano, al capturarlo en Florencia el domingo pasado, tiene en sus manos la decisión de entrega. Una vez que ambos países realicen la solicitud formal del proceso de extradición, las autoridades deberán analizar seis factores para emitir su decisión.

Alberto Elías Beltrán, subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales de la Procuraduría General de la República (PGR), explicó que el gobierno de Italia deberá considerar la gravedad de los delitos que se le imputan.

“Es importante mencionar que la solicitud de México es de 20 años de prisión y la de Estados Unidos es de dos cadenas perpetuas más 90 años de prisión”, detalló el subprocurador.

México reclama al ex mandatario por delitos contra la salud, probablemente cometidos entre 1998 y 2005 en Tamaulipas. Estados Unidos le imputa importación y distribución de drogas, lavado de dinero, fraude bancario y estructuración de operaciones de dinero, presuntamente realizados entre 1998 y 2013 en Texas y Tamaulipas.

A favor, México tiene el hecho de que Yarrington Ruvalcaba tenga nacionalidad mexicana y su lugar de residencia habitual es México, y que la notificación roja la solicitó antes. El 17 de diciembre de 2012, en tanto, Estados Unidos la pidió el 1 de marzo de 2016.

Los otros factores que deberá tomar en cuenta el gobierno italiano para decidir la entrega son los tratados internacionales de extradición que mantiene con ambos países.

Elías Beltrán dijo que el mayor interés del gobierno mexicano es que se castiguen los delitos: “El interés de México es que se sancione, se juzgue cualquier acto que vaya en contra de México y contra la delincuencia organizada y cualquier acto de corrupción pública. En México o en cualquier parte del mundo”.

El funcionario no descartó que la entrega se realice a Estados Unidos por la gravedad de los ilícitos y la probable condena: “Tienen el mismo peso cualquiera de los seis elementos; sin embargo, es probable que pudiera ser dirigido a la parte de la sanción”.

Tanto Estados Unidos como México podrán solicitar una segunda extradición después de la entrega que decidan las autoridades de Italia.

El subprocurador destacó la colaboración en labores de inteligencia de elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la PGR.

Sin embargo, un comunicado de prensa de la Jefatura de Policía, de Cosenza, Italia, informa que fueron autoridades estadounidenses quienes notificaron a la policía italiana sobre los indicios para dar con el paradero de Tomás Yarrington Ruvalcaba.

La información italiana destaca que el ex gobernador priísta había logrado eludir dos controles de las autoridades italianas al presentar documentos falsos que lo identificaban como un empresario de apellidos Morales Pérez.

Detalla que existía la posibilidad de que el ex mandatario se hubiera realizado una cirugía plástica para ocultar su identidad, pero labores de inteligencia establecieron la ubicación de Yarrington Ruvalcaba en la ciudad de Paola, donde llevaba meses.

La información difundida por autoridades italianas destaca la detección emitida por Estados Unidos, sin mencionar a México: “El gobierno de México, a través de la Agencia de Investigación Criminal, Interpol-México y como lo señalé, ha tenido labores de inteligencia que ha compartido con las autoridades italianas que lograron identificar a esta persona en Italia. También tenemos conocimiento que por parte del gobierno estadounidense también dentro de sus labores de inteligencia, comunicó información valiosa para la obtención de esta persona en Italia”, dijo Elías Beltrán.

El comunicado italiano destaca que fue la notificación estadounidense la que movilizó a los equipos de Cosenza y el Servicio Central Operativo a realizar los servicios de observación y espionaje. Los agentes italianos dieron con Yarrington Ruvalcaba después de varios días de acecho y estudio.

Al ser detenido por los agentes italianos, Yarrington Ruvalcaba negó su identidad y se corroboró hasta después de analizar sus huellas dactilares.

El boletín señala que en la operación de detención participaron funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional de Interpol.

Yarrington Ruvalcaba fue gobernador de Tamaulipas de 1999 a 2005 y se encontraba fugitivo desde 2012.

Las investigaciones de Estados Unidos señalan que recibió sobornos del Cártel del Golfo para favorecer el trasiego de cocaína y marihuana a territorio estadounidense, con lo que ganó millones de pesos.

Las pesquisas indican que entre 2007 y 2009 el ex gobernador se involucró en el contrabando de grandes cantidades de cocaína que salía del Puerto de Veracruz, misma entidad en donde le fue decomisada una isla.

Se trata de la isla El Frontón, localizada en Ozuluama de Mascareñas, Veracruz, y que le fue decomisada a uno de sus prestanombres identificado como Antonio Peláez Pier.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS