Arrestan en Italia a Tomás Yarrington

El ex priísta es acusado por lavado de dinero y delincuencia organizada; enfrenta procesos en cortes de San Antonio y Corpus Christi, Texas
Según las investigaciones de la PGR, las actividades delictivas del ex jefe del Ejecutivo estatal comenzaron desde su gestión como alcalde, en los 90. (CORTESÍA PGR)
10/04/2017
02:40
-A +A

[email protected]

El ex gobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington, acusado de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita, fue detenido ayer en Florencia, Italia.

La Procuraduría General de la República (PGR) señaló que se logró la detención del ex mandatario en colaboración de la Subprocuraduría Jurídica y de Asuntos Internacionales, la Agencia de Investigación Criminal (AIC) y autoridades del gobierno de Italia.

El ex mandatario tiene además acusaciones en las cortes de San Antonio y Corpus Christi, Texas, por narcotráfico, extorsión, lavado de dinero y colaboración con cárteles de la droga.

Luego de que la PGR informó sobre la detención, el procurador Raúl Cervantes Andrade dijo en su cuenta de Twitter que la captura fue producto de la estrecha cooperación con la Interpol y que tras la emisión de la ficha roja, la detención se realizó en Florencia.

La ficha daba la instrucción de localización y detención, misma que se cumplió con la orden de aprehensión librada por el Juzgado Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales en Tamaulipas.

Al conocer la detención de Yarrington, el actual gobernador de Tamaulipas, el panista Francisco García Cabeza de Vaca, aplaudió el hecho.

La Procuraduría General de la República (PGR) dijo que “se espera que en los próximos días sea repatriado por esta procuraduría, en coordinación las autoridades del gobierno de Italia”.

Los vínculos con el narcotráfico. Yarrington Ruvalcaba, como miembro del Partido Revolucionario Institucional (PRI), fue alcalde de Matamoros de 1993 a 1995 y gobernador de Tamaulipas de 1999 a 2004. Las investigaciones indican que sus probables actividades delictivas comenzaron desde su gestión como alcalde a principios de los años 90.

Las primeras investigaciones en su contra fueron a partir del acuerdo emitido en el Diario Oficial de la Federación, el 13 de julio de 2012, a la que dio seguimiento la Unidad Especializada en Investigación de Delitos contra la Salud (UEIDCS), dependiente de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) de la procuraduría, cuando se realizaron acusaciones en su contra.

En agosto de 2012, el juez Segundo de Distrito en Materia de Procesos Penales Federales en el estado de Tamaulipas liberó dos órdenes de aprehensión en contra del ex gobernador tamaulipeco: una por delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita, y otra por delitos contra la salud en la modalidad de colaboración al fomento de narcotráfico.

La entonces procuradora, Marisela Morales, informó de la obtención de una orden de aprehensión en contra de Yarrington Ruvalcaba.

Informó que debido a que el último registro del paradero del ex gobernador era en Europa, la Interpol emitió una ficha roja con el objetivo de que se buscara en los 190 países afiliados a esa organización, por lo que desde entonces se le consideró como prófugo.

El ex gobernador de Tamaulipas es señalado por los testigos protegidos Pitufo, Yeraldín, Pedro, Óscar y Ángeles, de haber brindado protección al Cártel del Golfo y Los Zetas.

Según la investigación que tiene abierta Estados Unidos, y que se dio a conocer a mediados de 2013, Yarring- ton Ruvalcaba habría sido sobornado con grandes cantidades de dinero en 1998 para que dejara operar al Cártel del Golfo, entonces bajo el liderazgo de Osiel Cárdenas Guillén.

Entre 2007 y 2009, el ex gobernador tamaulipeco se habría involucrado en el contrabando de grandes cantidades de cocaína que salía del Puerto de Veracruz.

Según la averiguación previa PGR/SIEDO/UEIDCS/012/2009, a los ex gobernadores de Tamaulipas, Yarrington Ruvalcaba y Eugenio Hernández Flores, así como Ricardo Gamundi Rosas, ex líder estatal del PRI, y ocho presuntos prestanombres, les fueron decomisadas tres empresas, más de 30 cuentas bancarias, así como 11 inmuebles y lo que había en su interior.

Como parte de las investigaciones, la PGR realizó 30 cateos en propiedades de los ex gobernadores en diversos estados del país, principalmente en Quintana Roo, la Ciudad de México y Tamaulipas, además de que solicitó a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) el congelamiento de las cuentas bancarias a nombre de ellos.

A Yarrington Ruvalcaba le fueron incautadas dos propiedades, una en Tamaulipas y la otra en la capital del país. En las dos casas, una en el fraccionamiento Río en Matamoros, Tamaulipas, y la otra en Bosques de Chapultepec, en la Ciudad de México, le decomisaron alhajas, aparatos eléctricos, televisores y monedas de platas, entre otras cosas.

m.xico_narcotrfico_43039300.jpg

En mayo de 2013, un juzgado federal con sede en Brownsville, Texas, señaló de forma directa al tamaulipeco de haber recibido sobornos del narcotráfico desde 1998, cuando era candidato tricolor al gobierno del estado, todo quedo inscrito en la causa B-12-435-S1.

El pasado 22 de noviembre de 2016, la PGR publicó el ofrecimiento de recompensa de 15 millones de pesos para quienes pudieran brindar información para localizar y detener al ex gobernador. En el documento publicado en el Diario Oficial de la Federación se informó que “el ofrecimiento de recompensa a quien o quienes aporten información veraz, eficaz, eficiente y útil para la localización, detención o aprehensión de Tomás Jesús Yarring- ton Ruvalcaba, por su probable responsabilidad en la comisión de delitos contra la salud”.

Luego, en el mes de diciembre, a un día de que iniciara la selección del candidatos del PRI a los gobierno del Estado de México, Coahuila y Nayarit, así como de las presidencias municipales en Veracruz, el dirigente nacional, Enrique Ochoa Reza, encabezó la sesión de la Comisión Nacional de Justicia Partidaria, en la que se determinó la expulsión de Yarrington Ruvalcaba “por vulnerar sistemáticamente los estatutos del partido, el código de ética y cometer actos de falta de probidad durante su gestión como gobernador, al ser señalado como autor de diversos actos de corrupción y, en consecuencia, haber afectado la imagen del PRI”. Con información de Roberto Aguilar

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS