“Sería genial que la primera en pisar Marte fuera mujer”

Carmen Victoria Félix es la única científica mexicana en participar en misiones análogas; hizo internado en el Departamento de Pequeños Satélites de la NASA y le ofrecieron trabajo
CORTESÍA CARMEN FÉLIX
08/03/2017
03:20
Teresa Moreno
-A +A

[email protected]

Carmen Victoria Félix Chaidez tiene 32 años, fue la primera científica mexicana en participar en las misiones análogas que simulan las condiciones que enfrentarán los astronautas cuando lleguen a Marte. Lo hizo antes de los jóvenes Yair Piña y Danton Bazaldúa, quienes la consideran su mentora.

El amor por el espacio surgió en ella por observar las estrellas y encontrar constelaciones en el cielo nocturno.

A los 12 años, Carmen sabía que existía un astronauta mexicano y que Estados Unidos enviaba hombres al espacio. Buscó en internet, trazó un plan y determinó cuáles debían ser los pasos para cumplir su más grande sueño hasta entonces: trabajar en la Agencia Espacial estadounidense (NASA).

“Mi amor por el espacio viene desde que era niña, explorar el cielo explotó mi deseo de conocer y saber más: ver las estrellas, la luna, las constelaciones, en especial la de Orión.

“Mi único referente de pequeña era que existía un lugar que se llamaba NASA y que había un astronauta mexicano”, contó en entrevista telefónica desde Holanda.

Carmen cursó Ingeniería en Electrónica y Comunicaciones en el Tec de Monterrey. Gracias a su esfuerzo y estudio consiguió las becas necesarias para estudiar en el campo de sus sueños: la investigación aeroespacial.

Entró a la Universidad Internacional del Espacio (ISU, por sus siglas en inglés) y realizó un internado en el Departamento de Pequeños Satélites de la NASA, donde le ofrecieron una plaza para continuar trabajando.

Fue representante de México ante el Space Generation Advisory Council (SGAC), participó en reuniones del Comité de Usos Pacíficos del Espacio Exterior de la ONU, organizó el Space Generation Congress en México y actualmente trabaja en la Asociación Internacional para el Avance de la Seguridad Espacial en Holanda.

Pese a todos estos logros y ser reconocida como una de las primeras mujeres mexicanas en trabajar como investigadora en importantes agencias espaciales de todo el mundo, la sinaloense Carmen Félix ha escuchado a lo largo de su carrera que la ingeniería no es lugar para mujeres “bonitas”.

“Desde la escuela los hombres tratan como menos a sus compañeras. Tenemos las mismas capacidades aunque seamos diferentes físicamente. Escuché muchos comentarios de estudiantes que decían: ‘Está muy bonita para ser ingeniera’. Siempre lo he escuchado para ingeniería, tanto para otras personas como para mí”.

Desde 2011, Carmen Victoria ha participado en dos misiones análogas con The Mars Society en las que ha trabajado en equipos que simulan las condiciones que enfrentarán los astronautas cuando viajen a Marte en el año 2030.

Primero será para “probar” un traje espacial, y después para estudiar el comportamiento de los astronautas durante una misión. Fue la primera mexicana en realizar este tipo de investigación científica y en participar en una misión análoga.

Le emocionan los descubrimientos que ha realizado la humanidad en torno al espacio, como los planetas que encontró la NASA y que podrían tener condiciones de habitabilidad para los seres humanos similares a la Tierra. Espera que en 2030, cuando lleguemos a Marte, sea una mujer la que pise ese planeta por primera vez.

“Me encantaría que así fuera, creo que definitivamente la primera misión a Marte será una tripulación compuesta por hombres y mujeres, no podría ser solamente de hombres. Sería genial que la primera en pisar Marte fuera una mujer, es difícil pero podría ser: los hombres fueron los primeros en llegar a la Luna, y las mujeres a Marte”, asegura la científica mexicana.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS