Descartado, pagar el muro de Trump: Videgaray

Afirma que México negociará para ganar, no para perder ante EU
05/03/2017
02:00
Juan Pablo Toro V. El Mercurio
-A +A

[email protected]

Hasta ahora, México es el país que recibe el mayor número de críticas por parte de Donald Trump. Cada vez que puede, el presidente estadounidense insiste en que se construirá el muro fronterizo para frenar la migración ilegal y no para alegar por los supuestos perjuicios causados a su economía por el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Al mismo tiempo, tres de sus secretarios de Estado han visitado la Ciudad de México para intentar calmar a su maltratado socio con mensajes que apuestan por trabajar una relación bilateral, que tiene tantos aspectos como permiten 3 mil kilómetros de frontera y un historial de intercambios que se escribe todos los días.

Para calibrar esta situación, el subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, Carlos Sada, accedió a una entrevista telefónica con El Mercurio.

 

En su discurso del martes ante el Congreso, Trump dijo que el muro va y que los mexicanos lo “reembolsarán 100%”. ¿Se puede realmente negociar sobre este aspecto?

—El gobierno de México ha sido muy claro y contundente al decir que no estamos de acuerdo con el muro. Es una actitud hostil hacia un país amigo y socio de gran calado, y el tema del pago del muro fronterizo está descartado. Para México eso está eliminado de cualquier forma de negociación y no pagará por el muro.

También volvió a cuestionar el TLCAN, al cual responsabiliza de destruir puestos de trabajo en Estados Unidos. ¿Qué acción podría tomar México si Trump impulsa un alza unilateral de aranceles?

—Primero, México tiene los mecanismos para realizar una negociación integral, donde se pongan sobre la mesa todos los diferentes aspectos de la relación bilateral. Y segundo, México va con el afán de que esta negociación sea para que ambos ganemos. Que no se trate de una negociación de suma cero, donde para que uno gane el otro deba perder.

Estuvimos hace una semana en Canadá, donde se habló de ganar-ganar-ganar. Es decir, de una relación que tiene que volver a ser trilateral. Los tres tenemos que lograr beneficios para nuestras sociedades.

¿Cuáles son esos mecanismos que puede aplicar México: dar por acabado el TLCAN o acudir a la Organización Mundial de Comercio?

—El secretario [de Economía, Ildefonso] Guajardo mencionó que los aranceles y cuotas son un tema que México no está llevando a la mesa de negociaciones. Se ha dicho mucho sobre diferentes impuestos, estrategias y mecanismos, pero no hay nada hoy sobre la mesa.

México está preparado para reaccionar ante los diferentes escenarios, siempre y cuando sea una negociación donde México, EU y Canadá tengamos algo favorable para las economías de nuestros países. Se dio un margen de tres meses para precisar los planteamientos.

Por México han desfilado los secretarios de Estado, Seguridad Interior y Tesoro, Rex Tillerson, John Kelly y Steven Mnuchin, respectivamente. Es evidente que el tono conciliador de ellos contrasta con el de su jefe. ¿Qué garantías les han dado sobre preservar la relación bilateral?

—Como ha dicho el canciller Luis Videgaray, una cosa es lo que dice y otra es lo que se está haciendo. El hecho de que hayan venido Tillerson y Kelly es muestra de que hay un interés de seguir fortaleciendo esta relación en todos sus aspectos. Nosotros siempre hemos mencionado que no hay una relación estratégica más importante para EU que la de México y viceversa. Todos los días se avanza en esta relación y consolida este andamiaje institucional que se ha creado a través de los años.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS