Revisaré todas las reformas, no sólo la educativa: AMLO

De ganar la Presidencia en 2018 revertirá modificaciones a la Constitución, asegura; irresponsable, privatizar la enseñanza en el país y cerrar puertas a jóvenes, afirma
En Veracruz, López Obrador adelantó que si Morena gana la elección presidencial serán revisadas las reformas estructurales —laboral, educativa, fiscal y energética— porque con ellas “engañaron al pueblo de México”. (TOMADA DE FACEBOOK)
25/03/2017
03:30
Misael Zavala
-A +A

[email protected]

El presidente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, respondió con risas al secretario de Educación, Aurelio Nuño Mayer, sobre que la reforma educativa estaría en riesgo si el tabasqueño gana la Presidencia en 2018: “Como si fuera una cosa muy buena la reforma educativa, hasta me da risa”, expresó.

De gira por Veracruz, López Obrador agradeció al titular de la SEP por haberlo mencionado en una entrevista publicada ayer por EL UNIVERSAL, en la que advirtió que AMLO podría revertir los logros de la reforma educativa.

“Gracias a Nuño, porque ‘si gana Andrés Manuel la Presidencia se va a terminar la reforma educativa’. Nuño, así es, es como si lo estuviese diciendo yo. O sea, él lo hace para meter miedo, como si fuera una cosa muy buena la reforma educativa [risas]. Hasta risa me da”, dijo.

Afirmó que cuando gane Morena en 2018 serán revisadas las reformas estructurales —laboral, educativa, fiscal y energética— porque con ellas “engañaron al pueblo de México” que iban a bajar los precios de las gasolinas.

“¿No es así, Peña Nieto? Los engañaste. Decías que con la reforma energética iba a bajar el precio de la luz, iba a bajar el precio de las gasolinas. Miren lo que sucedió”, cuestionó. Afirmó que resultó lo opuesto, porque aumentaron las tarifas de las gasolinas, la energía eléctrica, y del gas.

“Es una gran irresponsabilidad aplicar la política privatizadora en la educación y luego cerrarle la puerta a los jóvenes, después de manera hipócrita. Los corruptos se rasgan las vestiduras diciendo: ‘Qué barbaridad, cuánto inseguridad hay, cuanta violencia”, criticó el presidente de Morena.

Ante esto, López Obrador adelantó que si Morena gana las elecciones presidenciales resolverán ese problema, pues se garantizará el derecho a la educación pública, gratuita y de calidad en todos los niveles escolares y se crearán fuentes de trabajo, a partir de darle empleo a 2 millones 600 mil jóvenes que hoy no estudian ni trabajan.

Ayer, en entrevista con EL UNIVERSAL, Nuño dijo que “si hay algún candidato que llegara a ganar en 2018 no comparte la visión de la reforma educativa y no comparte la visión del modelo educativo, [sus logros] sin duda estarán en riesgo”.

—Candidatos no hay aún, pero sí un aspirante presidencial, Andrés Manuel López Obrador, quien ha dicho que no está de acuerdo con la reforma educativa. ¿Es un riesgo?

—Efectivamente, López Obrador ha dicho que él no está de acuerdo con la reforma educativa y habría una regresión terrible [si llegara a la Presidencia] —respondió el funcionario federal.

 

También se ríe de Cartens. El presidente de Morena también se mofó de Agustín Carstens, gobernador del Banco de México, por las declaraciones en torno a que la administración de Donald Trump, presidente de Estados Unidos, no han sido una historia de terror ni una pesadilla para México.

“Da risa Carstens”, indicó López Obrador, toda vez que recordó el gobernador del Banco de México había anunciado que si Donald Trump ganaba la presidencia de Estados Unidos iba a haber un huracán fase cinco y “ahora dice que no ha pasado nada, es realmente muy superficial Carstens, son más inteligentes los financieros. Si un día antes de la elección en Estados Unidos Agustín Cartens declaró de manera irresponsable que iba a haber un huracán de fase cinco si ganaba Trump. Cómo el responsable del Banco de México, de la política financiera, se atreve a decir eso, pues ahora qué atención se le puede prestar. Es una persona muy irresponsable”, criticó.

Calificó a Agustín Carstens como un tecnócrata que no tiene ningún valor. Por el contrario, expuso, el Banco de México es una institución que merece seguir siendo independiente y autónoma, ya que debe encargarse no sólo del control de la inflación, sino también procurar que haya crecimiento económico para el país.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS