Chocan cancilleres de México y Venezuela

OEA pide al país sudamericano respetar instituciones; diplomática venezolana critica postura de Videgaray
El secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, declaró que a México le interesa que se restablezcan de manera clara las instituciones de los venezolanos (YADÍN XOLAPA. EL UNIVERSAL)
24/03/2017
03:30
Ariadna García
-A +A

El apoyo de México a un pronunciamiento de la OEA para restituir los derechos y libertades en Venezuela provocó un enfrentamiento entre México y ese país.

Ayer, al menos 14 estados miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) hicieron un llamado al gobierno de Venezuela para que garantice la separación de poderes, así como el respeto al Estado de derecho y a las instituciones.

Ante el apoyo de México, la ministra de Relaciones Exteriores de Venezuela, Delcy Rodríguez, acusó al secretario de Relaciones Exrteriores, Luis Videgaray, de ser servil a Estados Unidos y construir muros con América Latina.

A través de Twitter escribió: “La República Bolivariana de Venezuela rechaza las insólitas y serviles declaraciones del Canciller de México @LVidegaray”, y sostuvo que Videgaray agrede a Venezuela para congraciarse con “sus dueños imperiales”.

Los integrantes de la OEA consideraron urgente que se atienda de manera prioritaria la libertad de presos políticos y se reconozca la legitimidad de las decisiones de la Asamblea Nacional, según la Constitución.

Los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay emitieron ayer por la tarde un posicionamiento justificado en la preocupación que les ocasiona la situación por la que atraviesa ese país.

“Reiteramos nuestro compromiso con la promoción y defensa de la democracia y los derechos humanos en el marco de la Carta de la Organización de los Estados Americanos y la Carta Democrática Interamericana”, expresaron.

Las naciones firmantes expusieron que recibieron el informe del secretario general de la OEA, Luis Almagro, sobre Venezuela, el cual está siendo evaluado.

Almagro sugirió el 14 de marzo pasado que si en un periodo de 30 días el gobierno de Nicolás Maduro no convoca a elecciones democráticas, es necesario suspender al país sus derechos dentro de la OEA.

Postura de la Cancillería. El secretario Luis Videgaray Caso declaró que si bien no coincide con la propuesta del secretario general de la OEA sobre Venezuela, es un hecho que la región no puede permanecer indiferente ante lo que ocurre en esa nación.

“Sin perjuicio de ello, consideramos que la suspensión de un país miembro, como se desprende de la propia Carta Democrática Interamericana, es el último recurso y que antes de esa decisión deben agotarse los esfuerzos diplomáticos en un plazo razonable”, expusieron las 14 naciones.

Hicieron un llamado a Venezuela para que se cumplan a cabalidad los acuerdos alcanzados en el marco de las mesas establecidas durante el proceso de acompañamiento impulsado por algunos ex presidentes y la Santa Sede y avancen en la pronta identificación de soluciones concretas, con apego a las disposiciones de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, para garantizar la efectiva separación de poderes y el respeto al Estado de Derecho y a las instituciones democráticas.

Subrayaron que el diálogo y la negociación son la vía idónea para soluciones duraderas a los problemas que afronta Venezuela.

“Los gobiernos que suscribimos esta declaración reiteramos nuestra disposición a colaborar con el pueblo y el gobierno de Venezuela en todo aquello que pueda contribuir a una solución de los desafíos políticos, económicos y sociales en ese país y nos mantendremos atentos a los esfuerzos para abordar estos desafíos durante las próximas semanas a fin de considerar los próximos pasos necesarios”, subrayaron.

“Lo que nos interesa es que se restablezca de manera clara, con un calendario que decidan los propios venezolanos, se restablezcan a plenitud las instituciones de los venezolanos”, declaró Videgaray en entrevista que dio al concluir su participación en la Convención Bancaria.

Tras la petición de Almagro, el gobierno de México mandó llamar a consultas a su embajadora en Venezuela, Eréndira Paz, y a su representante ante la Organización de Estados Americanos, Luis Alfonso de Alba, para hacer un análisis de la situación en el país sudamericano.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS