... Y en Senado Melgar va por más penalidades

Propone una bonificación de no menos de 20% del costo de un boleto
La iniciativa de Luis Armando Melgar expone que en caso de que el retraso del vuelo sea mayor a una hora, el consumidor podrá cancelar su viaje. (GERMÁN ESPINOSA. EL UNIVERSAL)
22/03/2017
02:05
Alberto Morales
-A +A

[email protected]

El senador Luis Armando Melgar presentó una iniciativa para adicionar un párrafo al artículo 92 de la Ley Federal de Protección al Consumidor, con el que se prevé que las aerolíneas paguen el costo del boleto de avión a los pasajeros por el retraso en los vuelos.

“Se considerará una bonificación que no podrá ser menor de 20% del costo del boleto de avión cuando el retraso en la hora de la salida del vuelo sea mayor a 30 minutos y por causas imputables al concesionario o permisionario”, señala la iniciativa presentada el pasado 16 de marzo.

La iniciativa expone que en el caso de que el retraso sea mayor a una hora, el consumidor tendrá el derecho de cancelar su viaje, y el concesionario o permisionario tendrá la obligación de reintegrarle el costo del boleto a solicitud expresa, en un plazo no mayor a cinco días hábiles.

El senador por Chiapas dijo que su propuesta busca dar alternativas para cancelar o no el viaje en caso de demora de los vuelos a causa de las aerolíneas.

“Es decir, si hoy el vuelo se retrasa y pierdes tus compromisos, la aerolínea no se responsabiliza en nada, lo que pedimos es que tengamos la posibilidad de decidir si cancelas o no el boleto y la aerolínea tenga la obligación de reembolsarte, según sea el caso”. De acuerdo con la exposición de motivos, la propuesta busca dotar de certeza jurídica a los consumidores de servicios de transporte aéreo civil que en el incumplimiento por causas imputables al concesionario o permisionario del servicio aéreo.

El senador expresó que, de acuerdo con datos de la Dirección General de Aeronáutica Civil, 20% de los retrasos en los vuelos son imputables a los concesionarios y permisionarios del servicio de transporte aéreo.

“En consecuencia, cada demora le cuesta potencialmente a cada pasajero no sólo dinero, sino la alteración de sus itinerarios originales, lo que a su vez puede derivar en la pérdida de citas, compromisos o reuniones importantes que, en su caso, pueden hacer que incluso el viaje que planeaba realizar, ya no tuviese razón de ser”, expuso.

El documento señala que la saturación que padece el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México propicia que en muchas ocasiones los vuelos tengan que salir demorados por causas ajenas a las aerolíneas comerciales.

Sin embargo, este problema quedará resuelto cuando en algunos años el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México la se encuentre en operación.

La propuesta del senador Melgar Bravo es similar a la iniciativa sobre vuelos demorados, presentada el pasado 14 de diciembre por los diputados Miguel Ángel Salim Alle (PAN) y Jorge Enrique Dávila Flores (PRI), y aprobada ayer en comisiones de la Cámara Baja.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS