INE frena compensación por “trabajos extra”

Analiza suficiencia presupuestal y criterios de entrega, dice; los 76.4 mdp que tiene son insuficientes para cubrir pagos
Los pagos extraordinarios constan de uno o dos meses de sueldo, según el cargo desempeñado, el área de adscripción y la carga laboral que se realiza (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
21/03/2017
02:04
Carina García
-A +A

[email protected]

El Instituto Nacional Electoral (INE) suspendió temporalmente la entrega de compensaciones a su personal por concepto de “labores extraordinarias” a realizar durante este 2017 en procesos electorales locales, federales, extraordinarios y otros, hasta en tanto analiza la suficiencia presupuestal y los criterios de entrega.

Aunque en este año se realizan sólo cuatro elecciones locales en coordinación con los respectivos Organismos Públicos Locales Electorales (OPL), e inicia el proceso federal 2018 en septiembre, el INE presupuestó para pagar por “tareas extraordinarias” realizadas por su personal, 76.4 millones de pesos, monto insuficiente para cubrir los pagos a todos sus trabajadores beneficiarios.

Ese pago, consistente en uno o dos meses de sueldo, según el cargo desempeñado y área de adscripción, se entrega normalmente a personal del INE de base, honorarios y eventuales por la “carga laboral” que se realiza en ese tipo de procesos.

En elecciones anteriores, esos pagos los recibe personal operativo, integrantes del servicio profesional electoral nacional y de la rama administrativa del Instituto Nacional Electoral, y ha incluido desde asesores hasta el titular de la Junta General Ejecutiva del INE, Edmundo Jacobo Molina.

Sin embargo, el instituto concluyó que derivado de las medidas de racionalidad anunciadas el 11 de enero pasado, más las aprobadas en febrero pasado por el Consejo General del INE, y el recorte que eso implicó al gasto del organismo, ahora “no se cuenta con la suficiencia presupuestal total para otorgar la compensación al personal del instituto en los términos en los que se ha hecho en el pasado.

El apoyo tradicionalmente se entrega en dos partes, en marzo y en junio, pero en esta ocasión no se realizó el pago de este mes, puesto que el pasado viernes 17 la Junta General Ejecutiva del INE acordó suspender la aplicación del acuerdo —expedido en 2016— por el que se establecieron las bases para otorgar compensaciones al personal del instituto “con motivo de las labores extraordinarias derivadas de los procesos electorales locales federales y concurrentes, locales, extraordinarios, internas de partido y otras consultas”.

La decisión es sólo temporal, puesto que se ordenó a la Secretaría Ejecutiva del instituto analizar la suficiencia presupuestal con que se cuenta, el alcance del acuerdo de 2016, así como definir “los criterios para otorgar la compensación que deriva de las cargas extraordinarias [de trabajo]”.

Anteriormente, entre los criterios de entrega se establecían los niveles tabulares beneficiarios del bono, mismo que benefició —todavía hasta 2016— a empleados adscritos en la Secretaría Ejecutiva, la Coordinación Nacional de Comunicación Social, y siete direcciones: la del Secretariado Ejecutivo, Jurídica, Ejecutivas del Registro Federal de Electores, Prerrogativas y Partidos Políticos, Organización Electoral, Capacitación Electoral y Educación Cívica, y de Administración.

También eran beneficiarios trabajadores de las unidades Técnica de Fiscalización, de Servicios de Informática, de Vinculación con Organismos Públicos Locales y de lo Contencioso Electoral, así como al adscrito a las juntas Locales Ejecutivas y Distritales Ejecutivas en entidades con elección.

Algunas de estas, en procesos electorales, normalmente realizan tareas continuas, que no tienen días ni horas de descanso; sin embargo, la carga laboral no es para todo el personal adscrito a esas áreas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS