Pelea de tribus achica al PRD, ven expertos

Salida de liderazgos y apoyo de perredistas a AMLO es por fractura interna, afirman; dicen que decadencia se remonta a renuncia de López Obrador de sus filas
Foto: Archivo
02/03/2017
04:30
Misael Zavala
-A +A

[email protected]

El futuro del PRD no es muy promisorio, según analistas políticos, quienes ven en los diversos escenarios electorales un sol azteca disminuido, minoritario y que sólo peleará un cuarto lugar con los partidos políticos nacionales en las elecciones de 2018.

Para especialistas consultados por EL UNIVERSAL, la salida de liderazgos políticos del PRD y, en otros casos, la postura de perredistas que apoyan a Andrés Manuel López Obrador (Morena) son el resultado de una situación crítica por la presión y pelea de espacios ocasionada por las corrientes que integran al partido.

El profesor del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) Alberto Aziz Nassif calificó esta situación como una crisis que se ha agudizado al interior del sol azteca.

“Creo que hay una crisis en el PRD y que se acabó de decantar a partir de la fractura que representó la creación de Morena y las disputas en los procesos electorales de 2015 y 2016.

“Morena poco a poco ha ido vaciando al PRD, que tiene una crisis que se ha agudizado. Morena ha crecido y no tiene el problema de las tribus que el PRD tiene desde su creación”, dijo.

El analista político afirmó que existen tres escenarios para el sol azteca rumbo al proceso de 2018: unirse al PAN, llegar con un abanderado propio o apoyar la candidatura de Andrés Manuel López Obrador.

Ante los tres panoramas, Aziz Nassif no habló de una salvación para el PRD, pues dijo que conservará su registro, aunque, pronosticó, se convertirá en un partido pequeño y cambiará de lugar como figura participativa en la política dependiendo de cómo actúe en 2018: “No se ve un panorama muy positivo para el PRD”, expresó.

Consultado al respecto, el doctor en ciencia política por el Tecnológico de Monterrey, Gustavo López Montiel, coincidió en que el PRD pierde capacidad electoral frente a Morena, con quien, adelantó, disputará el cuarto lugar en las elecciones presidenciales.

“La perspectiva que veo para el PRD es que llegue a ser la cuarta fuerza política nacional del país. Podría llegar a ser un partido pequeño con deudas enormes y eso mermaría su capacidad para hacer campañas. Por lo que hemos visto, se prevé que reduzca su capacidad electoral y dispute con Morena el cuarto lugar en preferencias ”, agregó López Montiel.

Describió que lo que está viviendo el sol azteca es una especie de condición provocada por la captura de espacios por las corrientes de opinión.

“Como el PRD se reduce, ve mermada su votación, pierde estados en los que ha estado por debajo de 3% de la votación. Ha estado perdiendo capacidad de triunfo electoral, eso hace que las posibilidades sean para aquellos que ocupan las dirigencias. Ante ello, muchos grupos que no se ven con tantas capacidades tienen que buscar en otros partidos.

“No se mueven [de partido] porque sí, sino porque ven y calculan las posibilidades que tienen de conseguir espacios de poder o candidaturas en la siguiente elección. Con base en eso buscan más expectativas y, por lo tanto, alianzas con otros partidos”, añadió.

El especialista explicó que desde la salida de Andrés Manuel López Obrador del perredismo inició un proceso de descomposición en el partido, lo que probablemente ocasione un desempeño pobre en 2018, en comparación con otras elecciones.

En cuanto a una posible salvación, López Montiel pronostica que el PRD no perderá su registro, pero sí fuerza.

En este sentido, Víctor Manuel Alarcón Olguín, investigador de procesos políticos de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), afirmó que lo que el partido vive es una serie de definiciones de sus militantes, “y no es en especial de un solo partido político, sino de otros institutos en los que se buscan espacios para competir en las próximas elecciones”.

Adelantó que en 2018 el PRD podría obtener entre 5% y 7% de la votación y pelear el cuarto lugar nacional.

“No es una crisis, sino procesos de ajustes naturales que todos los partidos tienen. Crisis sería si el partido pierde el registro u otros temas con los que no haya forma de rescatarlo.

“A pesar de que se habla mucho de una muerte lenta del PRD, también podría ser un actor importante y fundamental en 2018 y por eso genera muchas expectativas”, declaró.

En su oportunidad, Jorge Buendía Laredo, investigador de la División de Estudios Políticos del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) y director de la encuestadora Buendía y Laredo, había declarado a este diario que es exagerado hablar de una salvación o crisis del PRD.

De acuerdo con un recuento reciente de EL UNIVERSAL, desde la última elección presidencial (2012) al menos 50 importantes cuadros políticos renunciaron al sol azteca.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS