“Para Texas, México es un socio y amigo”: Rolando B. Pablos

En el estado no hay hostilidad ni discriminación, asegura el secretario de Estado de Texas; resalta importancia de relación comercial del país con esa entidad
Rolando B. Pablos, secretario de Estado de Texas (LUCÍA GODÍNEZ. EL UNIVERSAL)
02/03/2017
04:20
Ariadna García
-A +A

[email protected]

Texas ve a México como un socio, amigo y vecino. No existe hostilidad hacia México. La relación que esta entidad estadounidense tiene con México es de gran importancia porque es su principal socio comercial, afirma el secretario de Estado de Texas, Rolando B. Pablos.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Pablos asegura que en Texas, estado gobernado por el republicano Greg Abbott, se le quiere a México y no existe ningún tipo de discriminación para nadie.

Texas, dice, nunca le va a dar la espalda a México.

Rolando B. Pablos está de visita en el país para llamar a buscar la inversión, dejar claro que en aquella entidad se quiere mantener la relación dinámica y que vayan los mexicanos a invertir sin preocupación alguna.

El intercambio comercial anual entre Texas y México, expone, es de poco más de 200 mil millones de dólares a lo largo de los 28 puntos fronterizos que se tienen entre ambos. Además, añade, Texas ha invertido 5 mil millones de dólares en infraestructura fronteriza para hacer más dinámico el intercambio.

Pablos manifiesta que lo que Texas quiere es hacer negocios dentro y fuera de su territorio, y su principal socio es México, por lo que todo lo proveniente de tierra azteca es bienvenido.

Una muralla existe entre Texas y México, comenta, pero ésta no impide que el comercio transite, que la vida en esa frontera se mantenga dinámica.

El mexicano-americano, segundo en importancia en el gobierno de Texas, afirma que el gobernador Greg Abbott quiere que se vea a su entidad como un atractivo para la inversión, en donde existe un sistema jurídico que se respeta y ello da certeza al comercio.

Menciona que el sector energético es importante y lo que se prevé es que en breve un importante grupo de inversionistas texanos visite México para conocer a sus contrapartes.

¿Qué transformación han visto en esta nueva dinámica de la relación entre Estados Unidos y México?

—La dinámica entre Texas y México siempre ha sido fuerte, la relación que tenemos en Texas con México ni se diga, somos socios, somos vecinos, somos amigos y por eso estoy en la Ciudad de México, porque vine a transmitir el mensaje del gobernador Abbot, de que el socio número uno nuestro es México, queremos seguir forjando relaciones a pesar de todo lo que se escucha.

Para Texas es muy importante la relación de amistad con México, la relación comercial que es increíble, es enorme, en Texas tenemos 28 cruces fronterizos a lo largo de la frontera de El Paso hasta Brownsville, las comunidades fronterizas son una sola.

Tenemos una frontera dinámica. El propósito de mi visita es transmitir el mensaje de que Texas quiere a México.

¿Cómo está el intercambio comercial de Texas con México? ¿Se ha visto afectado por la actual coyuntura?

—Sigue incrementándose el comercio con Chihuahua, con Coahuila, con Nuevo León. Las relaciones comerciales siguen, las maquiladoras en el lado mexicano siguen creciendo, los negocios texanos dependen de todo ese comercio. La cadena de desarrollo que existe para el ámbito manufacturero es muy importante, los negocios de Texas con los estados de México siguen fuertes.

Obviamente la incertidumbre que existe ha causado también a muchas empresas posponer sus planes y eso a nosotros nos preocupa, pero sabemos que a final de cuentas vamos a salir adelante.

La relación va a salir fuerte, el gobernador Abbot quiere enfocarse en esa relación comercial.

¿Qué ofrece hoy Texas a los empresarios mexicanos?

—El mensaje para el empresario mexicano es que Texas quiere hacer negocio con México, es muy importante transmitir ese mensaje. El empresario mexicano que hace negocios en Texas, que tiene inversiones en Texas, debe saber que es bienvenido en nuestro estado y también los texanos que tienen negocios en México deben saber que el gobernador, un servidor, los apoya en todo.

Lo que se lee y escucha es que hay hostilidad de Estados Unidos a México, ¿ello ha afectado a la relación particularmente con Texas?

—Respuestas negativas no las he visto, yo tuve el placer de reunirme con los cónsules mexicanos en Texas, son 11. Me reuní con uno de ellos personalmente y el mensaje y lo que se está viendo es que sí, hay ciertas situaciones difíciles, pero también se está viendo una gran esperanza de comercio entre Texas y México, que siga adelante. Para nosotros las relaciones con la iniciativa privada son muy importantes, el poder tener esa comunicación con la iniciativa privada con México es importantísima, también con el gobierno, ya tenemos la relación con el gobierno de México, es una relación profunda, fuerte, de amistad y también lo que se ve ahí es que estamos de acuerdo en ambos lados de que debemos seguir adelante, reforzar esa relación.

La posible renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte puede afectar la relación comercial entre México y Texas, ¿lo han analizado?

—El gobernador lo que quiere hacer es tener un estado atractivo para la inversión. Eso quiere decir, tener un gobierno estable, tener un sistema jurídico al que se respeta y eso es en realidad su enfoque, porque cuando un inversionista busca invertir, esa persona va a empezar a hacer su análisis y determinar si en efecto hay gobierno estable, si se respeta la ley y eso es lo que quiere transmitir el gobernador Abbot.

Tenemos en Texas una de las mejores oportunidades para hacer negocios, y nuestro socio número uno es México. Para nosotros es el tema de la relación y transmitir ese mensaje a los inversionistas mexicanos es muy importante.

En materia migratoria, ¿qué ocurre en Texas?

—Lo que yo estoy viendo en Texas es que la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), por medio de sus cónsules, está haciendo un trabajo excelente en comunicarle a los mexicanos en Texas información importante que necesitan en este momento.

Nosotros vemos un gobierno de México atento al mexicano en el extranjero. De la parte comercial también se está viendo un nivel en el que el comerciante, el empresario mexicano presta más atención al estado de Texas, busca oportunidades y los texanos están abiertos a eso, se está viendo todo muy positivo y en lo personal, como el encargado de Desarrollo Económico de Texas, el encargado de la relación con México, yo quiero transmitir ese mensaje, porque eso está dentro de nuestro control, el poder forjar esa relación.

El estado de Texas ha invertido más de 5 mil millones de dólares en infraestructura fronteriza para facilitar el comercio, para facilitar el movimiento de personas, carreteras. En Texas ya tenemos dos facultades de Medicina a lo largo de la franja fronteriza, eso no se veía antes. Hemos invertido muchísimo dinero en proyectos de infraestructura a lo largo de la franja fronteriza.

¿Ahora hay que invertir del lado mexicano en la franja fronteriza?

—Bueno, el modernizar la infraestructura siempre es algo que se debe considerar. Aquí lo importante es en espera de una gran prosperidad que viene entre ambos países, el poder estar listos para recibir ese comercio transfronterizo, ambos lados de la frontera deben prepararse para las cosas buenas que vienen.

Acusan a Texas de ser hostil hacia los migrantes, hacia lo mexicano.

—Para nada.

¿Se mantiene la actividad fronteriza, los cruces?

—Lo que sí quiero que quede claro es que desde el gobernador [George] Bush, [Rick] Perry y ahora [Greg] Abbott, todos republicanos, la calidad de vida que se ha visto a lo largo de la franja fronteriza texana es algo que nunca se había visto en la historia del estado, las inversiones que se han hecho en comunidades hispanas es algo que no se había hecho.

Lo que se escucha de los republicanos en Texas, mejor hay que ver los hechos y los hechos ahí están, es mucha la inversión que se ha hecho a través de los últimos 15 o 20 años en comunidades como El Paso, McCallen, todo eso beneficia al lado mexicano.

¿Qué tipo de inversión es la que les interesa?

—Estamos viendo inversión de todos los niveles: alimentos, de infraestructura, de tecnología, de transporte, se están viendo emprendedores. Las Pymes de México que van a Texas a abrir nuevos mercados y yo lo he visto, son muchos los emprendedores que buscan llegar a Texas a abrir su mercado y nosotros los recibimos con los brazos abiertos.

¿Qué tal la parte energética?

—En Texas la energía es algo increíble, Houston es la capital energética mundial y lo que estamos viendo es un gran interés del texano en venir a explorar en México las oportunidades que existen, lo que nos hace falta es educarlos, que entiendan cómo hacer negocios en México, que entiendan cómo es el sistema en México. Las ganas las tienen. Lo que pensamos hacer es traer a México a esos ejecutivos para que conozcan el país, que se relacionen con los mexicanos en ese ámbito, porque primeramente antes de hacer negocios nos tenemos que conocer, y eso es lo que nos hace falta.

Tenemos que formar amistades para después hacer negocios. En Texas tenemos la tecnología, los conocimientos, las inversiones y el capital para poder venir a apoyar las iniciativas en México.

Los gobernadores fronterizos de México han manifestado su preocupación por lo que ocurre en Estados Unidos.

—Para nosotros las relaciones con los gobernadores fronterizos es muy importante, también con los alcaldes a nivel local, los municipios: Juárez [Chihuahua], Nuevo Laredo [Tamaulipas] todo es muy importante para nosotros, y desde el nivel local se debe manejar el mensaje, se debe manejar el desarrollo binacional, porque si las comunidades en ambos lados de la frontera se unen, se dan a entender, conocen lo que uno tiene para ofrecer, ahí es en realidad donde comienza todo el desarrollo económico transfronterizo y eso empieza a beneficiar al interior del país o al interior del estado de Texas, pero una de las cosas más importantes para nosotros es poder desarrollar la economía binacional a lo largo nuestra frontera.

¿Cuál es la apuesta?

—Incrementar la relación comercial. Para nosotros el poder incrementar ese comercio, el poder incrementar el nivel de vida a lo largo de la frontera es muy importante, y la frontera para nosotros es importantísima, porque en realidad es nuestra puerta a México, a nuestros socios número uno, entonces la tenemos que proteger. Lo hemos hecho con las inversiones, esas son multimillonarias [más de 200 mil millones de dólares].

¿De dónde hay que partir para incrementar el desarrollo?

—El gobernador Greg Abbott quiere empezar con las relaciones, quiere empezar a forjar amistades a conocer al emprendedor mexicano, al comerciante mexicano, entender qué buscan para poder apoyarlos allá.

A la vez, el comerciante texano se tiene que relacionar con sus contrapartes en el lado mexicano.

Para nosotros, el forjar una muy buena relación, que ya la tenemos, pero seguir adelante con la relación Texas-México es número uno.

¿Puerta abierta sin hostilidades?

—Texas nunca le va a dar la espalda a México.

Hay muro entre Texas y México.

—Sí, una muralla metálica como de 10 metros pero eso no ha sido impedimento para que haya una buena relación comercial y en todos los aspectos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS