Frente en mi contra, "Conspiración de la Corregidora": Graco

En entrevista radiofónica, el gobernador de Morelos dijo que el obispo Ramón Castro ahora conspira porque se siente perseguido al ser exhibido en el caso de Tepalcingo donde disputa 8 millones de pesos de limosnas a los mayordomos
Grupo en mi contra, "Conspiración de la Corregidora": Graco
(Foto: Archivo - EL UNIVERSAL)
16/03/2017
18:13
Redacción
-A +A

El gobernador de Morelos, Graco Ramírez, se refirió como “Conspiración de la Corregidora” a la conformación de un frente político en su contra encabezado por el obispo de Cuernavaca, Ramón Castro, y al que se han sumado el alcalde y ex futbolista Cuauhtémoc Blanco, diputados y senadores de diferentes partidos.

Sobre las diferencias con el obispo Ramón Castro, dijo que es una historia vieja, pues se trata de un personaje muy militante, muy conservador, que ahora conspira porque se siente perseguido al ser exhibido y señalado en conflictos surgidos en la entidad como el de los mayordomos de Tepalcingo.

Es historia vieja. El señor obispo es muy militante, muy conservador; en Morelos aprobamos los matrimonios igualitarios, y él encubre el tema dizque en los temas de seguridad”, afirmó Graco Ramírez al ser entrevistado en el espacio de Radio Fórmula de Joaquín López Dóriga.

En su columna, Bajo Reserva de este 16 de marzo, EL UNIVERSAL dio a conocer detalles de una reunión, encabezada por el propio obispo Castro, de opositores al gobierno de Graco Ramírez en Morelos, quien los ha atacado desde distintos frentes.

Ahora, agregó el gobernador a Joaquín López Dóriga, el obispo Castro conspira porque fue puesto en evidencia ante un conflicto que él mismo generó ante los mayordomos de Tepalcingo que es la feria más importante en esta semana de pascua.

Detalló que al incumplir el obispo el acuerdo alcanzado con los mayordomos de Tepalcingo, le solicitó que no cometiera el acto de provocación de no dar misa en el templo ahora que esté la feria.

A pregunta expresa de por qué Castro no quiere oficiar en el templo, Graco Ramírez afirmó que porque quiere quedarse con el dinero de las limosnas, y no sean los mayordomos, una suma de 8 millones de pesos.

“Lo exhibo en esa situación, le hago ver que está en un error, hablo con él porque me ha generado un tema de ingobernabilidad y de violencia que no voy a permitir que se dé y entonces está molesto porque se siente perseguido ahora y lo hemos exhibido”.

Insistió que el obispo está molesto también porque se ha corrido la voz en redes sociales de que mandó construir una cancha de tenis profesional en el seminario, pues a él le gusta el tenis; así como voces que qué ha hecho con los 75 millones que le dieron los diputados del PRI hace dos años para arreglar la Catedral y no ha hecho nada.

En esas contradicciones, añadió, el obispo llama a todos para que lo ayuden y sean solidarios con él; con un rector cuestionado por actos de corrupción; un Cuauhtémoc Blanco que aspira a ser candidato; con Matías Nazario, jefe de prensa del ex gobernador Jorge Carrillo Olea.

“Se junta el hambre con la necesidad, se llama la Conspiración de la Corregidora”, afirmó el mandatario.

Rechazó también que le “quiera romper la madre” a Cuauhtémoc Blanco como afirma el edil de Cuernavaca, pues se definió como un político formado en la tolerancia y que no usa ese tipo de expresiones.

Negó también que esté trabajando para imponer a su hijo, Rodrigo Gayosso, presidente del PRD en Morelos, como candidato a gobernador, pues aseguró que no es un monarca sino un demócrata.

Por su parte, el alcalde Cuauhtémoc Blanco afirmó que impugnará la reforma electoral aprobada por la mayoría del Congreso de Morelos, cuyos legisladores votaron a favor de aumentar de 10 a 12 los años la residencia efectiva para los candidatos a gobernador no nacidos en el estado, como es el caso del edil.

“Es increíble que los diputados se dejen llevar por el gobernador y por una lana. Todo el Congreso está comprado por el gobernador de Morelos y por (Rodrigo) Gayosso", expresó el presidente municipal, quien afirmó que la única persona que “tiene los pantalones” es el diputado Jesús Escamilla, del Partido Humanista, debido a que fue el único que votó en contra de la reforma. Otros 27 diputados votaron a favor.

 

Comentarios